Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > “Eva”: polémica conmemoración del Holocausto

“Eva”: polémica conmemoración del Holocausto

 

Una historia publicada en Instagram que narra la vida de una niña judía asesinada en Auschwitz ha sido aplaudida al tornarse viral; pero la idea de conmemorar el Holocausto por esa vía también ha sido blanco de críticas.

Una serie de videos publicados en la red social Instagram para que coincidieran con el Día de la Shoá este año (1 y 2 de mayo) se convirtió en un fenómeno global en cuestión de horas. Eva, una historia basada en hechos reales, es presentada en la cuenta eva.stories como un tributo a los seis millones de judíos asesinados en el marco del Holocausto. Las grabaciones, hechas con un teléfono móvil, narran la vida de Eva Heymann, una niña judía de Hungría a la que le gustaba bailar, que soñaba con convertirse en una fotoreportera y que terminó siendo asesinada en el campo de concentración de Auschwitz en octubre de 1944 tras pasar tres meses allí.

Los setenta episodios breves de Eva fueron inspirados por el contenido del diario que Heymann llevó desde el 13 de febrero de 1944, cuando cumplía trece años de edad, hasta su deportación; por eso se le conoce como la Ana Frank de Hungría. El concepto de la obra es tan sencillo como controvertido: “¿…y si una niña hubiera tenido Instagram durante el Holocausto?” Esa es la frase que aparecía en las vallas que promocionaron la serie Eva en Israel, dándole sentido a una ilustración que mostraba una mano infantil sosteniendo un smartphone, con alambre de púas al fondo y el emblema de Instagram en un lugar prominente. La provocación saltaba a la vista.

Y la polémica no tardó en estallar. Muchos celebraron el innovador formato de la historia, diciendo entender a los creadores de Eva cuando explicaban que el objetivo de esta serie de Instagram era conseguir que una nueva generación se familiarizara con la experiencia de los judíos perseguidos y asesinados por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Pero otros criticaron que una tragedia como la del Holocausto –cuyos últimos sobrevivientes están por morir y cuya importancia ya está siendo trivializada por partidos de extrema derecha– estuviera circulando en una plataforma digital percibida como una fuente de entretenimiento superficial.

Ungarn Eva Heyman 1944 (picture-alliance/AP Photo/Yad Vashem)

Eva Heyman.

Resonancia y resistencia

En una declaración por escrito enviada a DW, la directiva de Yad Vashem –la institución israelí oficialmente constituida en memoria de las víctimas del Holocausto– se ha limitado a hacer el siguiente comentario: “La única información que tenemos sobre el proyecto eva.stories es la que ha sido publicada por los responsables de la campaña. Yad Vashem cree que el uso de plataformas de redes sociales para conmemorar el Holocausto es legítimo y efectivo. Yad Vashem está activo y busca el contacto con el público mediante múltiples canales, incluido Instagram, pero de una manera diferente. En las publicaciones de Yad Vashem no sólo hay material auténtico e histórico basado en hechos, sino que nos aseguramos que sus contenidos sean relevantes para el público y respetuosos de cara al tópico tratado”.

El proyecto videográfico fue concebido por Maya Kochavi y su padre, el empresario Mati Kochavi, creador de la serie de televisión estadounidense Dark Net, donde se abordan aspectos del consumo mediático y tecnológico que van desde la Internet como campo de guerra informática y el secuestro de datos personales hasta temas escabrosos como los cultos pseudo-religiosos online, la alteración de la anatomía humana mediante implantes cibernéticos y la adicción a la pornografía. Mati Kochavi es también el fundador de la compañía Vocativ, de cuyas exploraciones de la Internet profunda proviene la materia prima de los guiones de la serie Dark Net.

Polen, Oswiecim: Konzentrationslager Auschwitz (picture-alliance/dpa/J. Woitas)

Campo de concentración de Auschwitz.

Los Kochavi

El lema de Vocativ, especializado en generar contenido viral para las redes sociales, es “ve el mundo a través de ojos nuevos”. Los Kochavi sabían lo que estaban haciendo. “En la era digital, cuando la capacidad de atención es tan baja y la sed de estímulos es tan grande, y debido precisamente a que quedan muy pocos sobrevivientes del Holocausto, es imprescindible encontrar nuevas formas de comunicar sus testimonios y conservar sus memorias”, declaró Mati Kochavi en un comunicado. Su propósito, agregó, es “acercar a los espectadores a la vida de Eva y a la profundidad de su alma”. Cuatrocientos técnicos y actores participaron en las grabaciones.

Los videos costaron varios millones de dólares. Eva fue vista por cien millones de personas en un lapso de catorce horas; tres millones de israelíes fueron un paso más allá y entraron a la cuenta eva.stories para saber más sobre Heymann. Dirigido a un público de entre trece y treinta años, el alcance de este proyecto trascendió a esa audiencia rápidamente. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, lo promocionó en Twitter antes de su estreno y la cuenta de Instagram de la Casa Blanca compartió el enlace de eva.stories con sus 4,7 millones de seguidores. el 1 de mayo, tenía 318.000 seguidores y, al día siguiente, 900.000.

DW

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »