Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Héctor Alcántara: 1 mayo día emblemático del trabajador

Héctor Alcántara: 1 mayo día emblemático del trabajador

 

Primero de mayo día emblemático del trabajador que en las dos últimas décadas ha sido vejado, atropellado, maltratado, enmasillado, etc. Todo esto, producto de las decisiones unilateral que ha asumido la élite gubernamental sin que funcione la comisión tripartita que está reglamentado en la Ley o la Iglesia Católica como mediadora a cualquier conflicto social. Con una falsa argumentación ideológica, hicieron del trabajador en los últimos tiempos, un individuo dependiente de una retórica utópica, que ni siquiera quienes la dirigen y la pregonan ¡creen en ella! Retórica que solo ha creado  una masa trabajadora (pueblo) discriminada más dependiente del capital económico. A través de la historia se han conjugados los primeros de mayo como un día de recordatorio y celebración a lo que dio origen la avalancha de la lucha reivindicativa de 8 horas de la jornada de trabajo en Chicago 1886.Obviamente en estos momentos que vivimos, no podemos dejar de diferenciar este primero de Mayo del año 2019, como un año trágico para el trabajador del Movimiento Obrero venezolano, ya que, su poder adquisitivo producto de su trabajo diario no le alcanza ni para él, ni mucho menos para su familia diariamente. El trabajador venezolano sostén de su cuadro familiar tiene un destino muy oscuro en la revolución del siglo XXI. Trabajador que ha sido pilar fundamental en las luchas sociales y que en su caso no ha logrado amalgamar la lucha para sus intereses sociales y económicos, que es lo que le hace posible salir de la miseria en que se encuentra con una utopía de que todos somos iguales. El trabajo es el que produce riquezas en los pueblos, para poder brindarles un nivel de vida digno y decoroso a sus trabajadores, a través de un salario real sin mezquindades ideológicas, raciales y religiosas. En Venezuela el gobierno toma la figura del trabajador para vejarlo y maltratarlo, alienándolo para poderlos manipular a su antojo; dándole la posibilidad de una participación social en el Discurso Demagógico que pregonan los actores del Gobierno de la Revolución Bonita. Las Convenciones Colectivas están pasando a ser letras muertas en pleno siglo XXI, ya que las violaciones de ellas han sido permanentes y ahora con la justificación de colocar un ente Público como la ONAPRE a administrarle el salario de hambre al trabajador, acabando totalmente con los ingredientes que conforman el salario integral, donde el avance y arropage de la tecnología demuestra el nivel del subdesarrollo de nuestra amada Venezuela. Pero ni siquiera por eso, el Gobierno escatima esfuerzos en su último intento por impulsar un desarrollo real sin retórica y ver al pueblo con nuevas esperanzas. Los trabajadores deben comenzar a marcar pautas para enrumbar al pueblo venezolano de manera que  entiendan la necesidad de cambiar la nefasta política nacional  impuesta por el gobierno causante  de los deterioros económicos y sociales que vivimos. Sin trabajadores no hay progreso y mucho menos  capital para generar riqueza que generen la producción de bienes y servicios de un país.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »