Inicio > El pizarrón Opinión > Eligio Damas: ¿Cómo entender este golpe de Guaidó y Leopoldo López?

Eligio Damas: ¿Cómo entender este golpe de Guaidó y Leopoldo López?

 

Este golpe parece un galimatías. Entendiéndolo simplemente como un enredo. Y lo es por sus resultados que para uno, quien no tiene sofisticados métodos ni mecanismos de interpretación, sino la intuición pura, parecieran avisados; pero sus promotores, que si deben tener muy buena información, tiraron lo que se llamaba en el lenguaje coloquial venezolano una parada de ahogado. Debían saber cómo sabe uno qué poco sabe y mal informado está, inexorablemente estaban destinados al fracaso. Actuaron con aquella lógica adeca de los tiempos de clandestinidad contra Pérez Jiménez que consistía en cranearse que un cuartel se iba alzar porque dentro tenían unos pocos contactos, eso les habían dicho, y por eso mandaban a todos los suyos dispuestos a restearse a esperar a las puertas el alzamiento para plegarse, recibir armas y arrancar de allí con una acción mayor. Lo del restearse parece tener la fuerza necesaria si tomamos en cuenta que entre quienes allí acudieron a esperar la señal de los alzados estuvieron Leopoldo López, quien abandonó su casa, la que tiene por cárcel y Juan Guaidó, ahora líder aparente de la oposición radical y auto proclamado presidente. Por esto sólo, uno puede concluir que se trató de un tirar el resto. Pero lo tiraron estando fuera, no adentro, de una base militar sin tener seguridad ninguna como lo muestran los hechos. Lo que nos permite ratificar lo que al principio dijimos, “este golpe parece un galimatías” y una parada a lo loco.

Pero al mismo tiempo hay señales que pudieran hacer pensar que la cosa no a tan a lo loco fue “planificada”. Pues veamos como el presidente Colombia, Iván Duque, se prestó para la trama y llamó al pueblo venezolano sumarse al alzamiento y lo hicieron desde Estados Unidos y, hasta del parlamento europeo, voces se unieron al mismo llamado. Si esto se produjo uno no tiene otra opción sino admitir que si hubo planificación. Pero eso no niega que haya sido una loquera “planificada” sobre la base de supuestos falsos y con fines inconfesables y más allá de la apariencia.

La línea insurreccional está trazada desde fuera, particularmente de EEUU y las voces que antes hemos mencionado la comparten. Es la mejor y preferida “de las opciones sobre la mesa”, porque permitiría el desarrollo de los planes de conformidad lo quieren el gran capital externo y sus socios internos. Aunque tengamos que repetir hasta el cansancio, seguiremos diciendo, a ellos no les conviene una salida democrática y constitucional donde las fuerzas nacionales y progresistas, que están en todos los espacios, tengan representación e influencia; eso les impediría hacer y deshacer a su conveniencia e interés.

Otros son, como López y Guaidó, quienes deben poner en práctica esa línea a lo interno y como tales, evaluar el tiempo, las posibilidades, los recursos, el momento y hasta el instante de decidir. Supone han informado a su manera a los factores externos, sus aliados, sobre todo los detalles, los que ellos se imaginan y hasta, como solíamos decir cuando muchachos, se “pajean” y el instante. En base a esto desde Colombia, Europa y EEUU se acompaña el “alzamiento” con una enorme propaganda para ayudar adentro y crear condiciones favorables en el mundo.

Por eso el golpe de ahora parece un galimatías. Una cosa confusa. Y lo es porque es incomprensible como eso que hemos llamado factores externos se han dejado embarcar en una irracional y hasta como infantil aventura montada por Leopoldo López y Guaidó.

¿Cómo entender eso? ¿Cómo entender que EEUU y sus aliados con los mecanismos de información que poseen se hayan embarcado con esos dos sujetos en esa triste aventura?

Uno podría, desde la perspectiva de Guaidó y López entender ese proceder. Si alguien como los EEUU mismos no está interesado en diálogo y salida democrática son ellos. Todo acuerdo democrático, pacífico, comportamiento ciudadano les sacaría del juego y EEUU, llegado ese momento les daría la espalda. Además a López y Guaidó, en todo caso, les queda poco tiempo y los hechos muestran que, más allá de un pequeño universo radicalizado, no cuentan con apoyo. Según las encuestas, hasta las de Luis Vicente León, señalan que más del 65 por ciento de los venezolanos está por la salida pacífica y electoral, que no es estar de acuerdo con Maduro. Por eso los dirigentes de VP seguirán apostando al mismo juego que hasta ahora solo les ha reportado derrotas y cada día divide más al universo opositor. Un informe producido en Miami, que citamos en artículo anterior, anunciaba que las persistentes equivocaciones de la oposición pudiera estar causando “divisiones no solo entre la oposición venezolana, sino entre las naciones, organismos y mecanismos que apoyan a Gauidó.”  Y ahora, sin duda se han vuelto a equivocar, mientras durante días estuvieron ofreciendo otra vez que para el 1° de mayo darían la última y definitiva batalla.

Quizás, el tanto ofrecer sin resultados satisfactorios para quienes corren con los gastos y hasta un enorme costo político, como que se les divida “la coalición internacional”, pues como ellos mismos dicen “se empieza a tener distintas perspectivas sobre el camino a seguir, lo que puede traer un debilitamiento en la solidez de esa alianza”.

De donde uno pudiera concluir, sin que el asunto deje de seguir siendo complicado, que a López y Guaidó se les acabó su cuarto de hora. Quizás sabiendo esto, dijeron aquello de “ahora o nunca”. Se referían a la última oportunidad que ellos tenían de “salir de Maduro”, porque ya parece habérseles acabado su cuarto de hora. Lo burdo de este alzamiento pareciera ser el chance último que le dieron los gringos a los dos y a quienes con ellos forman la vanguardia insurreccional. Y uno cree que como si los llevaron al matadero. Sólo así se explica que EEUU se haya prestado para ese gesto tan poco serio y que tiene mucho de película. Sobre todo después de haber vivido la experiencia de Cúcuta. Por supuesto, piensan los gringos, generar cualquier caos o la imagen de eso en Venezuela, les favorece y entonces con la misma puya ensartarían dos presas. Generan más confusión, como lo dicho por Bolton que Padrino López estaba en la jugada y se llevan a López y Guaidó por delante.

Se puede presumir, es lo único por pensar sensatamente que, de ahora en adelante, habrá un nuevo agrupamiento, liderazgo y hasta un distinto proceder. Esperemos como se desarrollan los acontecimientos. Lo sensato pues, sabiendo de la capacidad de maniobra e informativa de los políticos norteamericanos, que a uno se le ocurre pensar, es que Guaidó y López ya estorbaban y les llevaron al matadero. Eso sí, dejaron que fueran ellos quienes escogieran el camino.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »