Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Venezuela: Quiebre de la banca pública, hiperinflación, escases y  éxodo

Venezuela: Quiebre de la banca pública, hiperinflación, escases y  éxodo

 

Cinco años de socialismo de Maduro destruyeron una economía con las reservas petroleras más grandes del mundo, el dinero liquidado. Quiebre de la banca pública, incremento de la hiperinflación, escases de productos y el éxodo masivo de los venezolanos

El Consejero de Seguridad del Gobierno de los Estados Unidos EE.UU, John Bolton, informó como vocero de la Casa Blanca, la aplicación de nuevas sanciones económicas, que prohíbe que el gobierno venezolano, presidido por Nicolás Maduro, realice  transacciones económicas que permitan el acceso a los dólares de origen norteamericano a través del  Banco Central de Venezuela (BCV), ahora este ente financiero tiene prohíbo el uso del dólar, esto ocurre después que paradójicamente el propio gobierno norteamericano, ofrecer al gobierno venezolano, un fondo de ayuda de  10 mil millones de dólares.

John Bolton asesor nacional de seguridad del presidente Donald Tromp, en medio de la aplicación de estas nuevas sanciones afirmó en las redes sociales “cinco años de socialismo de Maduro destruyeron una economía con las reservas petroleras más grandes del mundo, el dinero liquidado”.

En medio de la crisis más aguda, que experimenta la economía venezolana en su historia republicana. El dólar paralelo superó la barrera de los 5000 bolívares soberanos, se prevé que a corto plazo habrá una nueva reconversión monetaria.

En términos inmediatos, el impacto real de esta nuevas sanciones, pasan por reconsiderar la ayudad financiera de los países aliados al gobierno nacional como es el caso de Rusia, China y Turquí, o solicitar un financiamiento externo originario del Fondo Monetario Internacional (FMI), o del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), todo esto a través de un acuerdo de unidad política entre el gobierno y la oposición, como mecanismo político para salir de la crisis económica que tanto agobia el pueblo venezolano.

En medio de esta realidad, este reportaje pretende recoger algunas opiniones sobre la  maltrecha economía del país, interpretada desde el ojo analítico de algunos de los voceros más visible sobre el tema financiero y la repercusión inmediata de las últimas sanciones económicas del gobierno norteamericano sobre las futuras operaciones del Banco Central de Venezuela (BCV).

El presidente, Nicolás Maduro, catalogó como “totalmente ilegales” las nuevas sanciones por parte de EE.UU. al Banco Central de Venezuela (BCV).

El presidente respondió en las redes de la siguiente forma “El Banco Central de Venezuela enfrentará y superará las sanciones de Estados Unidos contra nuestra institución monetaria (…) “nadie se mete con un Banco Central de ningún país” ” sostuvo Maduro.  Añadió que ante “cada agresión” por parte de Donald Trump, la respuesta será con trabajo.

En importante destacar en medio de esta realidad país, el tema del desempleo y la inseguridad a jugando un segundo plano, todo esto en medio de la hiperinflación más descollante que ha experimentado la historia republicana de Venezuela.

José Guerra: La solución pasa por el no intervencionismo y la llegada del rescate financiero

El economista, José Guerra, diputado ante la Asamblea Nacional (AN) realiza un análisis sobre los síntomas de nuestra micro y macro economía, enfatizado la “no intervención del país y la llegada del rescate financiero de los organismo multilaterales” y puntualizó “ahora con esta nuevas sanciones al Banco Central (BCV), el gobierno venezolano tiene prohibido hacer uso de cualquier tipo de transacción sobre la base del dólar, generando de esta forma la posible profundización de la hiperinflación, la escases de productos básicos y el éxodos de venezolanos”.

Sobre esta misma realidad el economista Guerra, deduce la “posible salida a corto plazo de las tarjetas Visa y MasterCard del país”, todo esto producto de las últimas sanciones al BCV, produciendo de esta forma, una “contracción en la economía, que obliga al gobierno en negociar futuras transacciones en Euros, otro tipo de divisas extranjera que no refleje elevados índices de devaluación, como es el caso de la Lira Turca”.

Las sanciones internacionales dan un pretexto al gobierno para justificar la crisis. Así lo demuestra medio siglo de bloqueo económico a Cuba, reiteradas sanciones a Irán, prolongado aislamiento de Corea del Norte y bombardeos a Siria. Lejos de provocar el cambio político deseado.

En medio de este estado de incertidumbres económica, surge  el rumor de la supuesta venta del oro venezolano, como  commodity o tipo genérico de bien o materia prima de apreciado valor en el mercado internacional,  el economista Guerra hace uso de la memoria al recordar que “en el gobierno de Chávez, se repatriaron 856 toneladas de oro al BCV, de las cuales se tiene estimas que al presente solo quedan en el país, 86 toneladas, un promedio de menos del 10% de total repatriado en el año 2012” (…) “Se estima que oro vendido a los gobiernos aliados del madurísmo, son la causa de la poca o escasa liquidez que pueda tener el presente gobierno venezolano” (…)  “es evidente que estas nuevas sanciones económicas no afectan a la banca privada, debido a que esta plataforma tiene prohibido negociar transacciones económicas con los corresponsables de la banca norteamericana que operaba en el país, ahora al gobierno venezolano se le hace más complicado importar bienes de consumo necesario para sostener el flujo del mercado nacional”.

Cuando arribaron a Venezuela, el primer cargamento de ayuda humanitaria al Aeropuerto Internacional de Maiquetía, originaria de la República Popular de China, la agencia de noticias Bloomberg reportó la exportación de 400 millones de dólares en oro venezolano, presumiblemente de las reservas internacionales.

Manuel Sutherland: Estamos en presencia de delitos de lesa humanidad económica en Venezuela

El analista económico y miembro de Centro de Investigación Obrera, Manuel Sutherland, señaló que las últimas sanciones aplicadas por parte del gobierno de los  EE.UU al Banco Central de Venezuela (BCV), se pueden definir como “son arbitrarias, coercitivas, unilaterales y abusivas”.

 

El analista económico, interpreta estas nuevas sanciones como “una forma de evitar las transacciones con entidades filiales al BCV, recordando que tienen un plazo de gracia de 50 días para cancelar cualquier compromiso pendiente, después de la definición de estas nuevas sanciones”

“Quedan fuera esta sanciones tres puntos, fundamentales, el tema de las tarjetas de crédito, las remesas y la posible ayuda humanitaria” destacó.

“Ahora se dificulta, la compra de aditivos necesarios para nuestra industria petrolera y además de petróleo liviano que necesita la economía nacional, también afecta la transacción del pago en los envíos de fletes que requiere nuestra propia economía” enfatizó.

“El objetivo central de estas nuevas sanciones es que la gente sea a corto plazo, más pobre y miserable, que la asfixia económica repercuta directamente en los bolsillos venezolanos” subrayó.

Según Sutherlan, las repercusiones inmediatas de estas nuevas medidas contra el BCV,  se reflejan en la “dificultad para cancelar en los calendarios establecidos los bonos, liquidar compras de petróleo, y adquirir aditivos para gasolina, y pagar transacciones de seguros de flete” (…) “estas nuevas medidas buscan, evitar que el ente financiero, ejecute operaciones mercantiles con cualquier institución y persona natural estadounidense, así como con cualquier subsidiaria del BCV o personas que tengan negociaciones con Estados Unidos”.

El gobierno de Donald Trump, buscan con esta nuevas medidas “destruir el proceso de acumulación de capitales, generar mayor pobreza y estimular las protestas contra el régimen para promover un cambio político”.

Sutherlan estema que las medidas “van a ir empeorando la economía de la nación” (…)  “impidiendo que dé esta forma  el oro salga de las bóvedas del BCV, y que lo que se extrae del arco minero pueda ser intercambiado y mercantilizado” (…) “hay sospechas que fueron vendidos casi 400 millones de dólares en oro de las 9 toneladas de oro vendidas”.

El BCV tiene líneas de crédito con otros bancos centrales y otras entidades como la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en esta sentido, queda   abierta la posibilidad de obtener nuevos financiamientos y créditos, que pretenden ser cortados a corto plazo, como vía de auxilio financiero para la “maltratada economía del país”.

“Se estima que ingresaron 500 millones de dólares producto de una línea de crédito con el BID, y todas esta líneas de crédito el gobierno de los EE.UU lo quiere cortar profundizando esta nuevas sanciones” resaltó.

“Es posible que esta sanciones se profundice mes a mes, que el gobierno venezolano se vea en la obligación de triangular operaciones financiera con empresas privadas mediamente fantasma, que puedan hacer compra y ventas en EE.UU. pasando primero por Hong Kong o Turquía, esto estimula la corrupción y la falta de transparencia financiera” argumentó.

“Desde mi puntos de vista, estamos en presencia de delitos de lesa humanidad económica en el país”, enfatizó.

“Nuestra crisis es anterior a las sanciones y no son producto de las últimas medidas económicas aplicadas contra el gobierno nacional” reiteró.

Desde su juicio, Sutherlan prevé “mayor empobrecimiento para los empresarios,  la población y el pequeño comerciante. Así mismo, el encarecimiento de las importaciones de alimentos y medicinas” (…)  “no tienen perspectivas reales de cambio político en el país, sino que servirán solo para empobrecer y hacen más dependiente a las poblaciones de los gobiernos tiránicos”

Vícto Álvarez: recomienda la conformación de gobierno de coalición para llegar a acuerdos económicos

El economista venezolano y ex ministro, Víctor Álvarez, en medio del bate que ha generado la aplicación de estas nuevas sanciones al BCV, deduce que “es importante destacar que la mayoría de estas sanciones, son aplicadas a personas vinculadas al gobierno y no a instituciones en particular, caso distinto el de ahora, cuando esta nuevas sanciones recaen en el Banco Central de Venezuela (BCV)”.

“Al cerrar del ingreso en dividas, sea por la vía de las transacciones o por la vía del comercio petrolero, cambia radicalmente el libre desarrollo de la economía del país” (…) “esta nueva medida deja al gobierno sin mecanismo financieros para adquirir insumos necesario para la posible reactivación del aparato productivo de la nación”, afirmó Álvarez.

“Se tiene estimado que se han marchado del país, más de 3 millones 500 mil venezolanos en edades productivas, este éxodo masivo se agudizara para este años en un promedio de 800 mil nuevos venezolanos que se marchan debido al profundización de las medidas económicas impuestas al país”. Señaló el economista Álvarez de forma destacada.

Entre otras palabras se pueden recoger las siguientes ideas “una gran tarea es la de la mediación internacional para impedir la obstrucción de medidas extremistas que bloquean los acuerdos políticos y solo apuestan a la rendición incondicional  del otro. En lugar de apostar a endurecer las sanciones económicas, la mediación internacional está llamada a ofrecer incentivos al oficialismo y la oposición para conformar una transición que saque al país de la crisis”.

El economista Álvarez apuesta como salida a la crisis económica, a la urgente y negociada conformación de un gobierno de coalición, Víctor Álvarez subrayó “la misión de un gobierno de coalición, será aplicar las medidas de ajuste para reactivar la producción, abatir la hiperinflación y reinstitucionalizar al país para convocar elecciones  limpias y transparentes”  (…) “Mientras el Gobierno de Coalición continua con las reformas económicas, se realizan primero las elecciones parlamentarias y luego las presidenciales. Así, el candidato que resulte electo Presidente contará con mayoría en la Asamblea Nacional, y recibirá del Gobierno de Transición una economía saneada y un país desarmado y pacificado que se pueda gobernar”.

La deuda financiera externa de Pdvsa creció de 3 mil millones de dólares en 2005, a 44 mil millones de dólares en 2015. La empresa está en default con sus bonos. A finales de febrero, el atraso en el pago de la deuda era de 2.333 millones de dólares. La deuda con socios y proveedores se disparó a más de 17 mil millones de dólares. Estos retrasos vienen del año 2012, cuando se registraron reclamos de contratistas y proveedores, entre ellos Schlumberger, Halliburton, Baker Hughes, Weatherford y decenas de proveedores nacionales. La reestructuración de la deuda financiera y comercial de Pdvsa es un proceso imprescindible para la reinserción de la compañía en los mercados financieros internacionales.

Para finalizar el análisis de la aplicabilidad de estas nuevas sanciones, el economista Álvarez afirma que “en medio de esta nueva realidad, el país requiere con urgencia de una economía saneada y de un estado que pueda gobernar” (…) “la preservación de un tipo de cambio libre y flotante que exprese la verdadera productividad del aparato productivo nacional, y no solo el de la actividad petrolera, es una condición básica para corregir y erradicar las graves distorsiones que han perjudicado a la producción petrolera de la nación y la industria petrolera en general”.

Rodrigo Cabezas: la solución de la crisis económica paso a la esfera de lo político

Para el economista, docente en investigador activo de la Universidad del Zulia y ex ministro, Rodrigo Cabezas, ante las nuevas medidas adoptadas por el gobierno de los EE.UU, la solución de la crisis económica del país paso del plano económico a la esfera de lo político.

El profesor Cabezas, tiene una amplia experiencia sobre el tema del análisis económico del país, más de 22 años de vida parlamentaria y después de haber sido ex ministro del gobierno del  presidente Hugo Chávez, le otorga amplias credenciales para poder interpretar la vida económica del país.

Desde su modesto punto de vista Cabeza afirmó que “en Venezuela registramos un incremento de la oferta monetaria desbordante, en niveles insólitos, a tal punto que saltó de 4 billones de bolívares en enero de 2016  a 422 billones en marzo de 2018, luego, antes de la reconversión a billardos, todo estos cambios generaron la realidad de estamos experimentando en los actuales momentos”.

Cabezas advirtió “estamos frente a desequilibrios económicos y sociales devastadores, la evaluación del riesgo país es preocupantes, no vividos en la economía capitalista rentística de la Venezuela petrolera, tenemos la recesión más prolongada, profunda y generalizada de la historia”.

En términos de micro y macro economía hace unos de los índices y las cifras recordando que “termina el 5 año de desplome de la economía real, con 35% del PIB amputado, una caída del 40% del ingreso per cápita y 80% de las importaciones, mis fuentes de consulta son 2 universidades norteamericanas dedicadas al estudio del fenómeno venezolana, y los organismos multilaterales que se encargan de monitorear la economía nacional”.

“Ahora llegamos a la anomalía de la hiperinflación, debemos detener esta escalada hiperinflacionaria rescatando nuestras reservas internacional y recuperando nuestra principal industria petrolera en el país. Están paraliza el mecanismo de los precios relativos, impactando negativamente en la inversión pública y privada, el salario real y la recaudación tributaria, todo esto sumado al marcado deterioro de las operaciones financieras de PDVSA dentro y fuera del país” afirmó Cabezas.

Todo este deteriorado escenario de la economía nacional, “originó una salida no ordena del mercado de deuda externa que nos coloca en cesación de pagos, también conocido con default, nuestra industria petrolera está actualmente en default  financiero”.

NP / T/Yahvé Álvarez / Yahvealvare1@gmail.com

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »