Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Nelson Morán: Conversación con mi hermana

Nelson Morán: Conversación con mi hermana

 

Hola hermana. ¿Cómo estás? Espero que bien. Ante todo recibe mis mejores y cordiales saludos, con el sincero deseo del bienestar de toda la familia.

Hermana, con tú permiso, me atrevo a hablar un poco en relación a los dos últimos envíos  de tú parte; a saber: “la hora más difícil”, de Enrique Ortega y otro sin título,  que inicia así: “En la historia…” de Jorge López. Y eso lo hago en la creencia que tengo, y estoy seguro que no me equivoco, que tienes interés en conversar sobre estas cosas, y eso es bueno.

Pero antes deseo expresarte, y creo que lo sabes, que me ubico entre quienes creemos en la necesidad de la existencia de una Tercera Vía, o como se le quiera denominar, puesto que hace falta una manera diferente de apreciar la realidad objetiva; andamos en eso, pero como siempre, hoy por hoy, las circunstancias presentes indican la necesidad imperiosa de una alianza estratégica entre quienes queremos que el  país cambie, para bien de todos, aún con las diferencias existentes, ya que lo fundamental es salir de esté impopular, falso e ilegítimo (por su origen) “gobierno”, o como dice una amiga: Desgobierno. Y en eso También andamos, junto a otros, con quienes coincidimos. Lo primero es lo primero, y después veremos cómo se resuelven las contradicciones.

Por lo visto la cosa no es fácil, desde ningún punto de vista.

Bien, pero vamos a entrar al asunto que nos ocupa la atención; en cuanto al primer escrito: Puedo decir que Yo también sé de muchas cosas, de cómo los gobiernos del pasado hacían y deshacían a su antojo, experiencias tengo y no me las han contado; y este que se autoproclama “gobierno socialista” y tiene una campaña abusiva diciéndose que fulanito es presidente, y nadie le cree, y que además se dice humanista, entre otras cosas, también hace y deshace a su real gana. Existen diferentes y múltiples maneras de matar al pueblo, y lo dice un sobreviviente de gobiernos pasados y del presente; en los 70’s estando en Cerro Colorado, preparándonos para bajar al portón de la UDO-Sucre (Cumaná), el ejército asesinó al encargado del comedor de un disparo de arma larga (posiblemente un fusil), al Sr Dragutin, quién se encontraba a mi lado, a unas pocas personas de distancia; posteriormente fui recluido (preso) en el TO-4, campamento antiguerrillero de Cocoyar, sobreviví en ambos casos, bien té mataban, asesinaban, desaparecían; ejemplos hay, y muchos.

Hoy te mueres por no conseguir medicinas de uso permanente, esa carencia la vivo, la sufro y me afecta, a eso también he sobrevivido, gracias a la solidaridad familiar, en sentido amplio. Sé de gente que come y defiende la basura a toda costa. Sé de la exclusión laboral y social; También educativa y militar, por razones políticas. Igualmente sé que en las Universidades acabamos con el “cupo”, para que todos pudieran entrar, y que hoy hay muchas universidades, pero no todos se gradúan, y sé que en cambote se van del país, eso nadie lo niega; en caso contrario no tendrían que inventar el “vuelta a la patria”.

Y así sé de cosas y cosas, que de seguro tú también sabes.

En cuanto al segundo escrito: Referido a la Ayuda Humanitaria, recuerdo que luego de cierta polémica, la Cruz Roja Internacional (CRI) y local dijo que la única manera de participar era que los dos “sectores” lo solicitarán; hoy están participando y la ayuda esta entrando. Entiendo, entonces, que ambos lo solicitaron. Ahora bien, si observas podrás precisar que quienes se autollaman gobierno aparecen como marginados, haciendo vanos intentos por aparentar estar en un papel protagónico, cuando no es así; él y que ministro de salud, habla tímidamente, como con miedo, diciendo que han acordado tal o cual cosa; y Nicolas Maduro, insistiendo en que lo llamen presidente, sin mucho éxito por cierto, y hablando abusivamente, diciendo que autorizaron la Ayuda Humanitaria (AH), siendo esto lo que llaman un falso positivo, la misma llega por solicitud de las dos partes ante la CRI y Nacional.

Ahora, todo esto deja muy mal al régimen impuesto, ya que acepto la existencia de la crisis que no se cansó de negar, y hoy pretende ufanarse de su logro.

La verdad que la A. H. llega por la intervención de terceros de buena fe, respetando a las partes involucradas, así como estás deben respetar a quienes se encargan de hacerla llegar.

Ah, otra cosa, los militares y el gobierno, y también la oposición, están fuera de la administración de la ayuda, está corresponde a organizaciones sociales reconocidas; otras organizaciones esperan por su participación; aquí el único vencedor es el glorioso pueblo venezolano y las organizaciones participantes, de aquí y del exterior. Hay un aspecto que subyace en todo esto y tiene que ver con la forma para lograr el cambio; respecto a esto té quiero decir que no creo en el cuento de la invasión, pero si considero importante la solidaridad internacional; considero que debemos sacar a los que no se quieren ir de manera pacífica, por la vía electoral, pero la contienda debe ser en igualdad de condiciones, sin abusos de poder, con normas claras y con un árbitro imparcial, y aquí la solidaridad internacional es garante obligado. Pero de que deben irse, deben hacerlo, y dejar que otros resuelvan, y bien.

Bueno hermana, sé que entiendes lo planteado, aún en las circunstancias y la existencia de algunas diferencias, a mi entender, normales en una familia tan grande como la nuestra, es más, jamás he sido partidario del pensamiento único, recordemos nuestra vida, nosotros convivimos con nuestras diferencias.

Estoy plenamente seguro que tanto tú como yo, queremos un país vivible, donde todos podamos estar en paz, tanto los autóctonos como quienes vienen de otros lares, todos somos bienvenidos a esta morada-Venezuela.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »