Inicio > Economía > ¿Quién dará la cara este viernes por el bono PDVSA 2020?

¿Quién dará la cara este viernes por el bono PDVSA 2020?

 

Esta semana será decisiva para la deuda externa venezolana y los activos de la nación en el extranjero. Este viernes 26 de abril deberían pagarse 71,6 millones de dólares por concepto del bono PDVSA 2020, el más importante de la deuda en circulación, por estar respaldado por el 50,1% de las acciones de Citgo.

Antulio Moya / KonZapata

A principios de los años 90, Citgo –recién adquirida por el Estado venezolano- se consolidaba como una de las refinerías más importantes de Estados Unidos.Hoy, luego de años de sufrir la pésima gestión de Petróleos de Venezuela –su propietaria, en teoría-, la empresa pende de un hilo y su operatividad se encuentra cada vez más mermada.

El último dolor de cabeza de Citgo es el bono PDVSA 2020, del cual deberá cancelar 71,6 millones de dólares por concepto de intereses este viernes 26 de abril. Por ahora, se trata del único bono venezolano cuyos pagos han sido honrados en su totalidad y en los tiempos establecidos.

Tras las nuevas sanciones, el esquema de incentivos del gobierno de Maduro dio un giro de 180 grados. El manejo de Citgo había sido la única motivación para PDVSA a la hora de cumplir con los compromisosdel papel. Pero las sanciones y la confrontación política sacaron del juego de la PDVSA que depende de Maduro, a Citgo, ya que esta se encuentra bajo administración de una junta que responde al espectro político que encabeza el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. Esto lleva a concluir, casi con seguridad, que el gobierno de Maduro no cargará con la responsabilidad del desembolso pautado para este viernes.

Con respecto al desembolso, surgen muchas interrogantes. ¿Hay capacidad de pago? O más aún: ¿Hay voluntad de pago? ¿De ser así, quién lo hará?

Al momento de evaluar el panorama del PDVSA 2020 en el corto plazo es crucial considerar uno de los determinantes más importantes en el estudio de la economía política de un país: los incentivos.

A mediados de enero, Estados Unidos intensificó las sanciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, lo que trajo como consecuencia el bloqueo de la propiedad de Citgo, que era administrada directamente por PDVSA.

Tras las nuevas sanciones, el esquema de incentivos del gobierno de Maduro dio un giro de 180 grados. El manejo de Citgo había sido la única motivación para PDVSA a la hora de cumplir con los compromisosdel papel. Pero las sanciones y la confrontación política sacaron del juego de la PDVSA que depende de Maduro, a Citgo, ya que esta se encuentra bajo administración de una junta que responde al espectro político que encabeza el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. Esto lleva a concluir, casi con seguridad, que el gobierno de Maduro no cargará con la responsabilidad del desembolso pautado para este viernes.

Como se sabe, hace algunas semanas, la Asamblea Nacional nombró a Luisa Palacios como la nueva directora ejecutiva de la refinería venezolana, por lo que todo parece indicar que será la encargada de coordinar –que contra viento y marea- se haga efectivo el pago de los intereses del PDVSA 2020.

Según Bloomberg, Citgo cuenta con un fideicomiso en Estados Unidos que posee más de 500 millones de dólares por lo que, en teoría, el pago pautado para viernes 26 no debería representar un contratiempo.

Debido a que el PDVSA 2020 había sido cancelado religiosamente por el gobierno de Maduro, aún tiene la posibilidad de un periodo de gracia de 30 días en caso de producirse algún atraso en el pago.

La situación global de la deuda venezolana es extremadamente compleja. El defaultacumulado de 14 bonos soberanos, 8 bonos PDVSA y el Elecar, asciende a 10.342 millones de dólares -alrededor de 12,5% del PIB-. Asimismo, se estima que el total de la deuda externa del país supera los 150.000 millones de dólares.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »