Inicio > Cultura > El Día de la Tierra, el día de todos

El Día de la Tierra, el día de todos

El Día de la Tierra o de la Madre Tierra se celebra cada año el 22 de abril y fue celebrado por primera vez por las Naciones Unidas en 1970, siguiendo las intenciones del movimiento ambientalista de Estados Unidos.

BBC ONE

Entre enero y febrero de 1969, en Santa Bárbara, California, se produjo uno de los desastres ambientales más graves en Estados Unidos, causado por el derrame de petróleo de un pozo de la Unión Petrolera, este hecho sirvió para llamar la atención de la opinión pública sobre la situación de nuestro planeta.

En más de 45 años, el Día de la Tierra ha contribuido significativamente a las iniciativas ambientales en todo el mundo que, en 1992, condujeron a la organización en Río de Janeiro de la llamada Cumbre de la Tierra, la primera conferencia mundial de Jefes de Estado sobre el medio ambiente.

El Día de la Tierra, el día de todos (+Fotos, Video y Twits)En ese momento el líder de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz, pronunció un histórico discurso donde señala algunas de las amenazas fundamentales a las cuales se exponía y expone el planeta sino se hace un uso sostenible y adecuado de los recursos.

En sus palabras dijo:

“Es necesario señalar que las sociedades de consumo son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente. Ellas nacieron de las antiguas metrópolis coloniales y de políticas imperiales que, a su vez, engendraron el atraso y la pobreza que hoy azotan a la inmensa mayoría de la humanidad.

“Con solo el 20 por ciento de la población mundial, ellas consumen las dos terceras partes de los metales y las tres cuartas partes de la energía que se produce en el mundo. Han envenenado los mares y ríos, han contaminado el aire, han debilitado y perforado la capa de ozono, han saturado la atmósfera de gases que alteran las condiciones climáticas con efectos catastróficos que ya empezamos a padecer”.

Desde entonces, el Día de la Tierra también se ha convertido en una oportunidad para difundir información científica y concienciar a la gente sobre los riesgos que plantea el calentamiento global y las soluciones que se pueden adoptar para combatirlo.

El Día de la Tierra, el día de todos (+Fotos, Video y Twits)
En la gran Casa Verde: educación y cambio climático

El cambio climático es una de las mayores amenazas para el desarrollo sostenible en todo el mundo y es consecuencia de las acciones insostenibles de la humanidad, que tienen implicaciones directas en la vida de las generaciones futuras.

La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Acuerdo de París fomentan la cooperación internacional entre las partes sobre educación, formación, concienciación pública, participación pública y acceso público a la información sobre el cambio climático.

La ONU anuncia que el 23 de septiembre de 2019 se celebrará la Cumbre del Clima, organizada por el Secretario General António Guterres, para hacer frente al cambio climático y acelerar la implementación del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático.

El Día de la Tierra, el día de todos (+Fotos, Video y Twits)

El planeta Tierra tiene una velocidad de renovación de sus recursos infinitamente más lenta que la propia vida humana y hasta del ser humano como especie en la mayoría de los casos. Así, podemos pensar que al petróleo o al gas que demoraron millones de años en generarse, los consumimos en unos pocos días generando electricidad, motorizando los medios de transporte, fabricando plásticos, etc. Algo similar ocurre con los minerales.

A los depósitos de metales y sales que la Tierra demoró de miles a millones de años en formar tal como nosotros los conocemos, los explotamos, industrializamos y utilizamos en inmensos volúmenes en pocos días y no siempre conscientemente.

En video la celebración del primer Día Mundial de la Tierra en Filadelfia, Estados Unidos:

El uso de los recursos naturales es indispensable para nuestro progreso, pero debe hacerse de una manera responsable y siendo conscientes de las consecuencias de nuestras acciones. No se trata de detener toda obra u actividad económica para conservar la Tierra intacta y ser como éramos hace unos 40.000 años en los inicios de nuestra especie, sino más bien de optimizar al máximo los volúmenes que se extraen.

¿Cómo hacer un uso más eficiente de los recursos naturales?

La gestión integral de los recursos involucra el conocimiento técnico sobre los recursos naturales, los diferentes actores públicos y privados de la sociedad, el espacio en el que se desarrollan nuestras actividades y sus impactos y el tiempo de variación de la oferta y demanda de recursos.

La misma es compleja, pero asegura no solo su acceso equitativo a toda la población para su bienestar y desarrollo sino también la salud de nuestra Tierra y todos los otros habitantes con los que la compartimos.

El Día de la Tierra es una jornada festiva celebrada por más de mil millones de personas en 190 países. Manifestaciones con el color verde como protagonista, plantación de árboles, limpieza de bosques y playas y actividades en defensa del medio ambiente y de concienciación política protagonizarán esta jornada.

Sin embargo, esas acciones distan mucho de la realidad que hoy vive nuestro planeta, producto de la mano del hombre , quien se ha convertido en el enemigo número uno del también hogar de cientos de especies de flora y fauna.

La destrucción global y sin precedentes a la que asistimos a nuestro alrededor, junto a la reducción de las poblaciones de plantas y de vida silvestre están directamente relacionadas con la actividad humana: el cambio climático, la contaminación, la deforestación, la agricultura insostenible y los pesticidas, el tráfico y la caza furtiva de animales, la pérdida de hábitat… son, entre otros, impactos decisivos en lo que nos rodea.

Al referirnos a la biodiversidad, que es la variedad de seres vivos que existe en el planeta, la cantidad de especies de flora y fauna que desaparece en la Tierra se estima que ronda entre las 150-200 cada 24 horas. Este ritmo merma a pasos agigantados la biodiversidad del planeta y, por desgracia, los humanos tenemos tanto que ver en el problema que el ritmo actual es mil veces mayor que si fuera una extinción natural de especies.

Donald Falk, catedrático de Ecología de la Universidad de Arizona, lo explica de esta manera tan ilustrativa: “Las especies son como ladrillos en la construcción de un edificio. Podemos perder una o dos docenas de ladrillos sin que la casa se tambalee, pero si desaparece el 20% de las especies, la estructura entera se desestabiliza y se derrumba. Así funciona un ecosistema”.

El planeta está al borde del colapso casi sin darnos cuenta, ya que producimos 150 millones de toneladas de plástico de un solo uso cada año y, de ellas, ocho millones de toneladas acaban en el mar; en los últimos 25 años el nivel del agua del mar ha subido el doble de lo previsto; el 40% de la población mundial tiene ya problemas por la escasez de agua… y si el planeta consumiera al ritmo que lo hace España, el 11 de junio se nos agotarían los recursos de la Tierra para un año.

Por si esto fuera poco, la contaminación, como alerta Naciones Unidas, es responsable de una de cada seis muertes a nivel mundial, matando a más personas incluso que la guerra, el hambre o los desastres naturales.

Esta jornada, designada por Naciones Unidas, nos brinda la oportunidad de concienciar a todos los habitantes del planeta sobre los problemas que afectan a la Tierra y a las diferentes formas de vida que en él se desarrollan, porque la Tierra y sus ecosistemas son nuestro hogar, así que para alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras, es necesario promover la armonía entre ambos.

 

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »