Inicio > Opinión > Enrique Meléndez: La cantata del Pollo

Enrique Meléndez: La cantata del Pollo

 

Por ahí andan videos de gente, que afirma que Juan Guaidó viene en picada, y que ya lo ven en la celda cálida, que dice Iris Varela que le tiene preparada en una de las cárceles, y la verdad es que el común, a pesar de la angustia y el desespero, ha sabido tener calma, a propósito de estos aguafiestas; ha sabido entender que frente a veinte años de gobierno; con un campo minado por todas partes, es muy difícil llegarle al epicentro del régimen; tratándose de mafias enquistadas en el poder, y con un servicio policial de los mejores del mundo, para saber amedrentar a los enemigos, que es el que le presta el G-2 cubano al gobierno. El propio Raúl Castro acaba de admitir que 20 mil funcionarios de su país sostienen al régimen de Maduro. Lo cierto del caso es que los que vemos caer es a la gente del propio gobierno; llevándose, en ese sentido, todo el centimetraje noticioso de las redes sociales este viernes 12 de abril, la información relativa a la captura en Madrid del famoso Hugo (Pollo) Carvajal, y cuyo impacto, de inmediato, de acuerdo a lo que interpretó la opinión pública, repercutía en la figura de Diosdado Cabello; habiendo sido una ficha importante suya.

Aparte de que se veía a leguas, que ya esta captura estaba convenida con las autoridades estadounidenses; constituyendo una segunda vez, pues la primera vez que intentó entregarse a la DEA en Aruba, el gobierno lo retuvo, a propósito de un forcejeo diplomático, que se suscitó a partir de allí entre Holanda y Venezuela; en ese sentido, el régimen lo asimiló, para tenerlo vigilado muy de cerca; sólo que el sujeto vino a aparecer en Madrid con un nombre falso; también en su momento reventó las redes sociales su huida hacia España; como no dejó de destaparse el hecho de que la intención del gobierno era secuestrarlo en España, y colocarlo de nuevo en suelo patrio. El problema es que era demasiada utópica esta situación. Estamos ante un gobierno que no cuenta con ningún apoyo a nivel internacional; que dé lugar a que un Estado permita que salga por los caminos verdes un secuestrado en estas condiciones; que sería la forma de traerlo; en complicidad entre policías secretas; que fue uno de los logros de Hugo Chávez, según especulan, con el caso de Gustavo Arraiz, uno de los compinches de Eligio Cedeño, a raíz del escándalo financiero, que estos señores propiciaron en el antiguo Cadivi, y que fue un favor personal que Chávez le pidió al entonces presidente Omar Torrijos; una vez que se supo que Arraiz había volado hacia Panamá, luego de trascender lo de la supuesta estafa, que estos señores habían cometido contra el Estado; tomando en cuenta que se trataba de una venganza personal de Chávez, ya que estaba de por medio de una de sus hijas en el tremedal, es decir, tráfico de influencias, y así que la policía secreta de Chávez secuestra al sujeto, y se lo traen en un vuelo privado, si es que se cree la versión periodística del evento. Que también sucedió con Carlos “El Chacal” entre Francia y Sudán, quien apareció en suelo galo, a raíz de un secuestro practicado por la policía secreta francesa en ese país; perdón por la digresión. Tarde o temprano esta situación con Carvajal se iba a consumar, y su huida de inmediato reflejó la enorme fragilidad del régimen.

En estas condiciones el régimen de Maduro en última instancia lo que perseguía, al tenerlo precisado en Madrid, era liquidarlo, y, quizás, eso haya acelerado su entrega disfrazada de captura, al menos para guardar las apariencias protocolares. El senador Marco Rubio de inmediato declaró: Carvajal hará importantes revelaciones, a propósito del caso del Cártel de los Soles; según lo han revelado las autoridades estadounidenses: uno de los cárteles más poderosos, que ha llegado a tener el narcotráfico, partiendo de la circunstancia de que cuenta con la soberanía de un Estado.

¿Quedará desmantelado el cártel de los Soles a partir de esta caída convenida de Carvajal? En estos hechos no deja de asomarse el fantasma de Manuel Noriega; que también convirtió a Panamá en su momento en un narco Estado, sólo que se trataba de un hombre mucho más folklórico y tribinilero que el flemático Maduro: su arma, para defenderse de la invasión gringa, era un machete; sin duda, deliraba ebrio, quizás por efecto de algún alucinógeno: lo que el venezolano expresa con aquello de ¿estás fumado? Uno diría con esta caída del principal Pollo de este corral que se cumple uno de los vaticinios de algunos videntes, que han dicho un par de cosas y que, en verdad, parecen estarse revelando.

Se cumplió lo de que íbamos a ver a un joven, muy incógnito en ese momento, pasar a ocupar un lugar muy importante en el escenario de los acontecimientos patrios, y apareció la figura de Juan Guaidó; que ha venido a reflejar el nuevo liderazgo venezolano; como sucedió con Chávez a finales de la década de 1990; como se cumple el vaticinio de que uno de los funcionarios del más alto rango de este gobierno iba a caer, y lo iba a revelar todo, es decir, el jefe de seguridad de Diosdado Cabello, y esto es  lo que termina de desmoronar el castillo de naipes del régimen; sobre todo, porque aumenta el expediente que la justicia internacional, le ha venido acumulando a lo largo de estos años de delitos de lesa humanidad; corrupción desmedida, nexos con el terrorismo internacional y, en este caso, complicidad con el narcotráfico.

He aquí el por qué no procede una intervención militar por el momento. Porque a esta gente sí la dejaron que se cocinara en su propia salsa, después de este 10 enero; cuando se le venció el plazo a Nicolás Maduro de su gestión presidencial; como el oficialismo sostiene que le pasará a Juan Guaidó, y esto porque el mundo entero de inmediato comprendió que esta gente no tenía capacidad de respuesta, desde un punto de vista racional, para el escenario que se le iba a presentar al día siguiente, aparecida la figura de Guaidó.

melendezo.enrique@gmail.com

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »