Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Venalum sin suministro eléctrico para activar celdas de reducción de aluminio

Venalum sin suministro eléctrico para activar celdas de reducción de aluminio

 

La empresa Venalum depende de garantía de suministro eléctrico para activar celdas de reducción de aluminio

ías después de haber perdido las 59 celdas que quedaban en servicio, luego del apagón que dejó sin luz a la mayor parte de Venezuela en la primera semana de marzo, se estimaba que el arranque de la industria podía iniciar a mediados de junio. Esa fecha fue aplazada a la espera de confiabilidad del suministro eléctrico.

La estatal reductora de aluminio, Venalum, cumplió un mes paralizada totalmente. Con un acceso de personal limitado desde la detención el viernes 8 de marzo como consecuencia del apagón nacional, las labores para un potencial arranque han sido también restringidas. Fuentes de la industria informaron que la directiva ha postergado la puesta en servicio progresiva, en función de la garantía de suministro eléctrico por parte de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec).

Días después de la paralización total, debido al congelamiento del metal líquido en sus 59 celdas -de un parque de 905 celdas en total- tras más de 10 horas sin electricidad, la directiva informó al personal gerencial que el arranque progresivo de la producción de aluminio estaba programado para el 15 de junio, pero la fecha fue aplazada.

Un técnico de la industria, que pidió mantener su nombre en reserva por temor a represalias, informó que existe un plan extraoficial para arrancar V Línea en julio “siempre y cuando haya confiabilidad del sistema eléctrico”, pero reconoce que el plan de racionamiento implementado por el gobierno de Nicolás Maduro muestra los problemas de generación y transmisión y, por lo tanto, reduce las expectativas de pronto arranque productivo.

La planta contaba con 18 celdas listas para su puesta en servicio al momento de la paralización total el 8 de marzo, pero el suministro eléctrico es clave, pues este proceso de producción es netamente eléctrico y su ausencia por más de dos horas significa una pérdida total. Reacondicionar cada celda implica una inversión de $ 240 mil dólares, de acuerdo con un informe técnico de la estatal emitido en septiembre de 2017. Realizar esta inversión con el riesgo de una nueva interrupción eléctrica sería una apuesta irresponsable, han señalado trabajadores.

Correo del Caroní

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »