Inicio > Economía > ¡Precios nada santos ni solidarios! Hiperinflación dolarizó la fe en esta Semana Santa

¡Precios nada santos ni solidarios! Hiperinflación dolarizó la fe en esta Semana Santa

 

La iglesia católica asegura que este año la fe de los venezolanos se pone a prueba debido a que no se debe permitir que las adversidades y el recrudecimiento de la coyuntura que vive la nación hagan mella en la devoción

La semana santa en Venezuela llega este año a precio dolar. Los altos costos amenazan con apagar la promesa de luz que muchos feligreses pagan en la semana mayor. El salario mínimo integral de los venezolanos (Bs 18.000) no alcanza ni para comprar un velón, mientras que una vela cuesta entre 5.000 y 6.000, cuando el año pasado el precio de la unidad era de 10 bolívares.

Por su parte, quienes quieran pagar promesas al Nazareno tendrán en el costo de la vestimenta un impedimento de peso. Para usar una túnica color morada típica de la fecha, este año la feligresía debe invertir más de 20.000 bolívares, costo significativamente elevado en comparación con el año pasado cuando el precio oscilaba entre los 500 y 400 bolívares.

Pero el caso más dramático es el de las palmas para el domingo de ramos, toda vez que los costos han hecho que para muchas parroquias sea totalmente imposible adquirir el habitual cogollo de palma real utilizado durante la celebración con la cual se da inicio a la Semana Santa.

¿Promesa impagable?

La iglesia afirma que los fieles expresan su preocupación porque vestirse de morado, llevar flores u otras ofrendas son tradiciones que la hiperinflación que azota al país alejó de sus posibilidades. Los feligreses se cuestionan la forma en la que podrían pagar las promesas si el dinero no alcanza ni para satisfacer la alimentación.

El sueldo de los trabajadores venezolanos es de 18.000 bolívares. Esta cantidad de dinero se necesita para comprar un velón grande y la mitad para adquirir el más pequeño; es decir, o se compra comida o se compra un velón.

Ante esto, el director del departamento de comunicaciones de la Conferencia Episcopal Venezolana, presbítero Pedro Pablo Aguilar, reconoció aunque la situación política, social y económica del país causará algunos cambios en las celebración de la Semana Santa, “el espíritu  litúrgico no cambia”. Confía en que la situación no hará mermar la asistencia de los fieles a las iglesias.

En este sentido, dijo a TalCual que la fe se debe mostrar en momentos de mayor dificultad, y llamó al pueblo a asistir a la iglesia, en principio porque no se necesitan cosas materiales para conmemorar la semana mayor o agradecer a Dios.

“Creo que uno de los clamores importantes que se expresarán es por la liberación de Venezuela, la paz y la libertad del país”. Para el vocero eclesiástico, Dios ve con más agrado las acciones que trabajen la solidaridad, debido a que estas “representan también una acción de gracia ante las dificultades”.

Por su parte, el secretario de Liturgia de la Diócesis del estado Vargas, padre Alfredo Bustamante, dice a los devotos que en estos momentos es cuando debe cultivarse la fe y que si se cree de corazón no harán faltas tributos materiales para conmemorar la pasión de Jesús en esta Semana Santa.

Dijo, sin achacar culpas a ninguna de las fuerzas políticas de la nación, que la crisis que azota al país no ha quebrantado ningún parámetro litúrgico pero sí ha afectado las costumbres que los venezolanos han mantenido desde hace mucho tiempo.

Fe por dólar

Hasta las palmas reales con las que se conmemora la llegada de Jesús a Jerusalén, el domingo de ramos, son ofrecidas en algunas zonas a precio dolarizado. Hasta 700 dólares deben pagar las iglesias por la dotación de las palmas que se utilizaban cada año. Ante esto, feligreses afirman que esa suma de dinero podría ser utilizada para acciones sociales o recuperar espacios eclesiásticos.

Ante la imposibilidad de poder cancelar el monto pedido, las autoridades eclesiásticas han aprobado el uso de palmas ornamentales para la celebración de este día, inicio de la semana mayor.

En la arquidiócesis de Caracas, el administrador apostólico de Caracas, cardenal Baltazar Porras, informó a través de un comunicado que se podrá utilizar la “palma chaguaramo enana, palma areca mediana y palma areca grande, palma fénix grande y palma cocotero”, las cuales pueden ser conseguidas por los mismos fieles de una manera fácil y sencilla.

Feligreses que se congregan en la capilla del Colegio Belén en Chacao, Caracas, dijeron a TalCual que para la iglesia abastecer a todos sus asistentes con las palmas deben pagar casi mil dólares. Lo mismo ocurre en la iglesia Preciosíma Sangre, en la urbanización Santa Eduvigis, donde las autoridades prefirieron instar a los fieles a llevar su propia palma.
La situación no es diferente en la parroquia Sagrado Corazón de Jesús, en Catia La Mar, estado Vargas, donde desde el año pasado se le recomienda a los asistentes llevar sus propias ramas por los altos precios. El presupuesto presentado por los palmeros de Barlovento este año equivalía a 18.000 bolívares por unidad; es decir, el sueldo de un mes de trabajo.

En honor a Dios

Marcos Gimón, en representación de los palmeros de Chacao, negó que su grupo ofreciera las palmas por algún costo. Dijo a este medio que desde hace muchos años las ofrecen a la parroquia de manera gratuita; esto pese a que algunas iglesias del sector informaron que para conmemorar el domingo de ramos pidieron a los católicos llevar sus propias palmas debido a los altos costos que representa la dotación.

Según Gimón, los palmeros de la Costa (Barlovento) son uno de los grupos que hacen el cobro. “Los palmeros de Chacao estamos en contra del cobro de las palmas. Los hacemos en honor a Dios”, dijo el vocero a TalCual, quien explicó que la ascensión del grupo a la montaña en búsqueda de las palmas se efectúa del 10 al 13 de abril.

La iglesia asegura que este año la fe de los venezolanos se pone a prueba, pues no se debe permitir que la adversidades y el recrudecimiento de la coyuntura que vive la nación hagan mella en las convicciones religiosas de la feligresía.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »