Inicio > Economía > EEUU advierte que préstamos de China generan dependencia en Venezuela

EEUU advierte que préstamos de China generan dependencia en Venezuela

 

Durante la última década, la presencia china se ha incrementado radicalmente en Latinoamérica, principalmente en Venezuela -su principal deudor en la región-, donde ha invertido unos 60.000 millones de dólares con préstamos reembolsables con barriles de petróleo.

Por Fiorella Tagliaferro /Descifrado

Un alto funcionario de Estados Unidos criticó la “diplomacia de la deuda” de China por considerar que genera una “mentalidad de dependencia” de Pekín, al hablar sobre la presencia del país asiático en Latinoamérica y el Caribe.

En una entrevista esta semana conAFPen Miami, el subsecretario del Departamento de Estado para recursos energéticos, Frank Fannon, promovió la mentalidad “de asociación, y no de control”, de las inversiones estadounidenses.

También dijo que el gobierno trabaja con los países del Caribe para ayudarlos a “encontrar nuevos modelos” de desarrollo energético y suplir la ausencia que deja en la región el desplome de la producción de petróleo de Venezuela, que ofrece facilidades de pago través del programa Petrocaribe.

Durante la última década, la presencia china se ha incrementado radicalmente en Latinoamérica, principalmente en Venezuela -su principal deudor en la región-, donde ha invertido unos 60.000 millones de dólares con préstamos reembolsables con barriles de petróleo.

A continuación, un resumen de la entrevista.

Pregunta: China ganó espacio en Latinoamérica y el Caribe. ¿Busca Estados Unidos revertir esa situación?

Ningún gobierno dice ‘queremos más inversión china’. Lo que todos dicen es ‘¿Qué podemos hacer para que nuestro país sea de interés para la inversión estadounidense?’ Porque el mundo se está dando cuenta de que, cuando ocurre una inversión china, siempre hay un compromiso. Es una extensión del Estado. Este modelo de diplomacia de la deuda no es una inversión que busca un retorno. El resultado crea dependencia y ningún país quiere eso.

En contraste, una inversión estadounidense no es una extensión del gobierno. El gobierno no dirige la inversión. (Ésta) es una decisión de una compañía cuyo trabajo es beneficiar a sus accionistas. Es otra mentalidad completamente, una de asociación y no de control.

Tenemos una variedad de programas en la región para cortar esta mentalidad de dependencia. Y no es sólo sobre los chinos. Hablamos de Venezuela: todo el programa de Petrocaribe era un sistema basado en la dependencia. Y hemos trabajado muy duro con los países para encontrar para ellos fuentes alternativas de energía y que se diversifiquen fuera de esta mentalidad.

P. ¿Entonces Estados Unidos busca contrarrestar el avance chino?

No lo vemos exactamente como ‘contrarrestar’ a China. No queremos una relación antagonista con China. Lo que queremos, no obstante, es que todos nosotros, toda la comunidad internacional, opere de acuerdo a ciertos estándares, cierto nivel de igualdad de condiciones.

Las compañías estadounidenses no pueden ser corruptas, ¿cierto? Y creemos que todos los países deben evitar la corrupción, porque vemos los resultados que trae. Quisiéramos ver que las compañías chinas se comporten de la misma manera, de modo que estamos buscando que estas condiciones en el terreno sean tales que los países puedan atraer inversiones estadounidenses.

Estamos buscando las condiciones a través de la transparencia, la apertura, para catalizar la inversión. Y si los chinos quieren invertir y se suscriben al mismo tipo de principios de transparencia, no habrá problema. Pero creo que el mundo ha abierto los ojos respecto a este concepto de diplomacia de deuda y hay crecientes preocupaciones y rechazo en su contra.

P. ¿Estados Unidos ocupará un papel en un nuevo escenario en Latinoamérica sin las facilidades de pago del petróleo venezolano?

Seguro. Diría que en los estados librepensantes y democráticos de Latinoamérica. Todavía hay algunos que no se suscriben a los mismos valores compartidos. Pero quienes lo hacen, sí lo creo. Hemos invertido dinero y hay un nuevo programa, Caribbean Energy Security Initiative (CESI). Anunciamos un programa de garantía de préstamos que alienta a los gobiernos del Caribe a catalizar la inversión privada en sus países. Estamos encontrando nuevos modelos para ayudar a estos países.

Ocurren muchas cosas tras bastidores para ayudarlos a prepararse para la inversión, de modo que puedan aprovechar los recursos y construir algo con relativa rapidez.

P. ¿Las sanciones estadounidenses a la estatal petrolera PDVSA no serán un tiro por la culata para Estados Unidos, acercando más a Venezuela a China?

Las exportaciones de Venezuela a China son lo que llamamos petróleo de devolución (…) de la deuda. El régimen de [Nicolás] Maduro no está recibiendo dinero por eso. Así que no creo que esto los acerque a China.

AFP 

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »