Inicio > El pizarrón Opinión > Pedro R. García: ¿Simulacro por la libertad o batalla decisiva?

Pedro R. García: ¿Simulacro por la libertad o batalla decisiva?

 

¿Por la recuperación de la Republica?

Una acotación necesaria…

“La libertad es la indeterminación del acto humano que consiste en ausencia de coacción o coerción externa para su ejecución; es decir, se refiere a que nada impida u obligue la realización de si misma. Se trata de aquella que actúa cuando el hombre decide empeñarse íntegramente y, con toda su existencia. La libertad se caracteriza porque suele formarse en el mismo desenvolvimiento de la vida: el hombre se prepara para ella; adquiere la facultad de ejercerla mediante un entrenamiento de la propia personalidad y de su carácter y conducta”. La libertad, como puede inferirse, es objetivo principalísimo de la Educación, así como de la formación  personal y de la preparación para todas las manifestaciones importantes de la vida. Es la libertad de autodeterminación en la que el ser se entrega no se enajena sino alcanza su plenitud (dice El Concilio Vaticano II en Gaudium et Spes n 24: el hombre “no puede encontrar su propia plenitud sino en la entrega sincera de si mismo a los demás”).  El ser humano, por su irrenunciable condición social, se encuentra inmerso en un particular complejo de modos de ser y de hacer que resultan de una concreta manera de organizar la vida, la cual, siéndole antecedente, le condiciona, si bien es susceptible de recibir el aporte personal de cada cual.  Tal contribución puede actuar como refuerzo de los mecanismos de funcionamiento vigentes en la sociedad, pero también puede introducir modificaciones y hasta alterar radicalmente esos mecanismos, así como los comportamientos sociales concurrentes, el acto humano es el resultado de actuaciones conjuntas de la inteligencia y voluntad del hombre que se determinan, recíprocamente, en el orden respectivo, como causa objetiva o formal intrínseca y causa eficiente.

Una acotación necesaria…

Ayer en una especie de contradictio in adiecto por el escenario escogido para algunos anuncios por Juan Guaidó, la concurrencia incitada por una especie de profetas nigromantes, oráculos, prestidigitadores, sumos sacerdotes de la verdad y demás, desde los sagrados pulpitos de sus sofisticados móviles disparan imprecaciones e imperativas sugerencias de que hacer, o sea que Juan resuelva la triple interrogación Kantiana, juntos a los cronistas de retaguardia había una especie de consenso para escuchar de Guiadó convertido en una especie Cayo Julio César (100 a.C.  44 a.C.) cuando decidió dar el paso de cruzar el río Rubicón, junto a su ejército hacia Roma significaba la guerra civil contra Pompeyo. Esperaban frotándose las manos con fruición que gritara desde la sede del otrora partido del pueblo una rejuvenecida ¡Alea jacta est! o “Alea iacta est” “la suerte está echada”. Los acontecimientos que se desarrollan en el país están muy lejos de su culminación. Tampoco el futuro se derivara de determinismos ciegos o fatalidades. El caos no crea por si solo, diferentes valores, al menos en el orden social. Concretamente ni el socialismo estatizante, ni la celebre mercado que sin importar los terribles costos humanos y materiales, que relegando permanentemente soluciones a los problemas mas acuciantes en el corto y el mediano plazo propenderían a la consecución alguna vez de un orden justo, toda esta teorización no ha pasado de ser un mito ramplón y cínico. Quizás lo que esta en la raíz mas profunda es la demolición  de los valores morales, como en la crisis de viabilidad democrática, sea el desconocimiento o insensibilidad frente al otro. Democracia en fin de cuentas es el arte de vivir de unos y de otros, de unos con otros, de todos con todos. Los espacios que ha dejado en orfandad el precario ejercicio  de la ciudadanía y de la política en “mayúsculas”  su acelerado declive esta siendo copado facticamente por nuevas expresiones de poder. En ausencia de una verdadera opinión pública acaba por imponerse la opción mejor mercadeada. Sin espacios propiamente sociales, la política se hace minima y preservativa, quedando el esfuerzo por establecer una democracia plena en el mejor de los casos  reducido a  un rutinario e inútil procedimiento. Es cierto que una de las la máximas estratégicas en materia de seguridad de estado es que deben preservarse algunas premisas que concatenan la acción de la misma especialmente en la preservación de la seguridad publica colectiva con la estricta observancia del respeto de los derechos humanos. Esto es esencial, lo contrario seria la desconexión de los eventos en permanente progreso. Fue uno de los errores decisivos  en que incurrió la Corona Española Borbónica del carlismo jansenista liberal al expulsar a los jesuitas en 1667 de sus dominios, y luego la dura respuesta represiva de los levantamientos comuneros en el nuevo mundo en los años 1806-1808, esa brutal contestación revirtió y escaló la consigna inicial de “viva el Rey abajo el gobierno” en “abajo el Rey viva la República” que reforzó esta ultima, y facilito que la vanguardia intelectual jesuítica ayudara en la articulación de el tejido doctrinal a los movimientos autonomistas. Los exégetas del arte de la guerra, que todos conocemos la preceptúan como la continuación de la política solo que por otros medios, en uno de los tantos desarrollos tácticos es el privilegiar el desgaste del antagonista, mas cuando se capta ineficiencia en el empleo de los medios que posee, y el inicio de manifestaciones de fricciones en su seno, (es evidente en quienes gobiernan en este difícil tramo)  (contradictio in adiecto) el episteme aconseja poner atención al tiempo para articularlo con el accionar, y como lo señala el esclasiastes, lo acota Lenin, y lo reitera el empirismo anglosajón con su timing, pero es San Agustín de forma mas adecuado quien traza el asunto cito: “Tampoco se puede decir con exactitud que sean tres tiempos: pasado, presente y futuro. Habría que decir con más propiedad que hay tres tiempos: un presente de las cosas pasadas, un presente de las cosas presentes y un presente de las cosas futuras. La red de precisiones temporales en que hoy nos movemos tienen una malla muy fina, pero para Aristóteles no contaban intelectualmente tal cosa como los minutos o los segundos…!por no mencionar los nanosegundos de la física actual¡ En esta Venezuela malhadada en una época en la que Chávez demostró destreza y presteza y genialidad, para determinar tiempos y  más allá de exquisiteces teóricas, alzarse con la victoria. Sus causahabientes (¿dirección congregada?) ¿Cuentan con condiciones y dones para este cruento cotejo en desarrollo? Si es impecable que jurídicamente el trasgresor debe recibir juzgamiento en libertad, siempre que no concurran incautamientos de medios para la comisión delictual violenta, pero ese burdo expediente de sembrar pruebas como hicieron con el Parlamentario Marrero, es tragicómico, se les agota el arsenal teórico a pesar de los manuales antillanos. Frente al grito confrontacional de “terrorista enemigos de la patria”, sectores de la oposición con propósitos y pensamiento liberal anglosajón la reformular y responden, “usurpador fuera”, lo que ha derivado en ampliar la sedición. En un segundo tiempo de medición con preeminencia de correlación de fuerzas, que la oposición sostiene en la OEA, una cómoda ventaja, por cierto capitulo aparte  el caso María Corina, mas allá de la desmesura de el gobierno, ella forzó su sacrificio en la Asamblea, se supone que por razones estratégicas y un objetivo superior, y mas allá de algunos radicalismo es la única frontal y coherente, después de este hecho se han expandido a los campos nodales, mientras el régimen herido de gravedad ha intensificado la penetración de los elementos de la inteligencia, donde se percibe estrategias encontradas en sus mandos, que los ha inmovilizado en sus réplicas, y se ampliara a los partidos y grupos que se mueven en dos vías, la de no acompañar decididamente a Juan Guaidó que además le tienen (aprehensión), o acordarse en un plan mínimo con el gobierno y buscar un cause que cree las condiciones para un acuerdo potable y de una salida negociada, pero que tendría que franquear la desconfianza de casi la totalidad del país ya que el ultimo intento estuvo en manos de operadores desgastados con visiones anacrónicas y teñidas por el síndrome burocrático, ( tres cargos y medios en CSJ, dos y medio en el CNE, uno y cuarto en la CGR, y unas dos o tres direcciones de línea en la Fiscalía, esto es teatral). La sedición esta plantada mas allá de estas expresiones funcionales y tiene claras articulaciones con la derecha republicana, con el uribisno, la derecha española y sus viejos vínculos con sectores del clericalismo-socialcristiano y por supuesto importantes derivaciones en el estamento eclesial, Así como en los días que los yevó al ridículo descalabro del 11 de abril, pero esta vez vienen por el mes de la casa con renovados brios, tejidos y bien hilados sus correajes, y con una ágil estructura organizativa, entrenada y presta para el choque definitivo, decidida para el abordaje de cualquier escenario, (revueltas, motines callejeros, confabulaciones, conjuras, levantamientos, invasiones, insurrecciones, toda una abultada agenda de opciones, solo que celosamente manejadas, (no confían en el grueso de factores de los partido o la añeja MUD) y además encriptadas en poderosos y minúsculos  Pendrives. Todo un exquisito menú de alto coturno. Indaguen hagan un análisis histórico serio, no se queden en la dermis, los mismos mezquinos intereses seculares, lean a Rómulo tan invocado hoy como ejemplo a seguir por sus enemigos históricos, en su ¿Con quién estamos y contra quien estamos? El trazado sistemático de la violencia como política de Estado ha evidenciado inconsistencias múltiples en el gobierno, pero también en los sectores opositores en liza se han autoinfligido un desgaste significativo, se han flagelado y segmentado en compartimientos estancos en el nivel de su exiguo “liderazgo”, por eso algunos tradicionales factores fueron relegados por una acción táctica heterónima que revelo un outsider Juan Guaidó que fue el rostro buscado para contraponérselo al marchito cuadro opositor y al Presidente Maduro, o en su defecto al General Vladimir Padrino, esto debe preocuparnos ¿Vertebrara Juan a la oposición suficientemente mayoritaria? ¿Es la concatenación de la trinidad liberal que no advertimos? Ya esto ha provocado un refrescamiento en el “liderazgo” opositor, que contendió el (léase de abril 2014) y donde les  dieron un tiro en la línea de flotación, al que asomaron a la pista con la antorcha en mano de la (salida ya) dejado fuera de circulación, Maria que es quien lanza al ristre lanza ataques a diario de caballería podrían igual sacrificarla, el régimen hace todo tipo de ensayos tratando de provocar que al pueblo se le eleve la cota de tensión extrema (lo de la falta de electricidad es inenarrable) a la  que ha sido sometido y obligarlo a inquirir con denuedo un remanso de paz, y buscar la salida de irse detrás del fabricado “salvador”, devenido en figura mítica, pero que reside en nuestro imaginario (detrás del hombre a caballo). En esta trifulca el gobierno ha logrado cohesionar algunas fuerzas dispersas, que ya que tras la partida de su Comandante, han venido espigando descontentos y deserciones internos sordos, se notan algunos salientes que revelan que en su cohesión hay fragmentaciones. No terminan de lograr ni será posible la articulación política que antes exhibían, frente a esta desesperanza aparece un no “conocido” Juan que contrastado con las opciones que hay en el tablero  ha sido eventualmente aceptado como el menos malo, que seria la carta para desalojar del poder al chavismo, burocrático, errático, fracasado cleptómano  y arrogante que da palos a ciegas, esa es la estrategia de los adversarios de vuelo raudo de este régimen, ya no les sirve ya le succionaron tras corrales todos los dólares posibles que no hubiese operado en una democracia con un equilibrio institucional mínimo, esa franja se la dejaremos a los economistas e historiadores serios para el necesario análisis de fondo, que los hay, la mayor estafa de las elites financieras cometidas a una Nación, por eso como en 1830, buscan desesperadamente a un Páez redivivo como nuevo caudillo popular que les permita mantener la conexión con habitantes especialmente de las populosas y conbativas barriadas y darle continuidad al sentimiento de igualdad que Chávez puso en escena y que dejo como legado justiciero, e imponer una real política democrática inclusiva y no de facciones e intereses particulares (léase 11 de abril), que hoy lucen muy distantes de sus tribulaciones y extraños a sus sentimientos, el problema que desvela a muchos de la oposición es el de algunos núcleos del chavismo radical y comprometido hasta el cuello en el desvalijamiento de la Republica que piensan que no seria fácil desmontarlos, les preocupa que el Presidente Maduro y quienes al final le acompañen compliquen aun más espacios y escenarios y sigan actuando a contravia de la lógica y que las escaramuzas actuales se conviertan en frentes parecidos a los que operan en Siria o con sus particularidades a lo que fue el conflicto centroamericano, que en su momento obligarían a la OEA, a cambiar posturas y concertar con la ONU. e intervenir con los cascos azules, o quedaremos huérfanos y en manos del excéntrico Trump lo que pondría al gobierno en conteo de protección. Que hoy luce atrapado en dos frentes y en varias tendencias en las FANB, que insisten en que no pueden o no deben apuntar sus fusiles contra el pueblo, pero que la arremetida violenta de los habitantes de la urbanizaciones contra sus familias, ha logrado que se comente que esta ya buena la dosis de comeflor y que deberían hacer uso adecuado suficiente del apresto operacional para derrotar contundentemente y erradicar estos grupos, ya se han dado pronunciamientos en las FANB abiertamente como donde catalogan este conflicto como una invasión y ataque a la integridad territorial armada; por otro lado no se expresa con claridad el liderazgo del alto mando, lucen confusos, el vacío dejado por Hugo Rafael, nadie a podido asumirlo. He observado en estos días un par de veces al Presidente en “Memento morí”, tascando el freno lo noto en la cumbre de lo proteico, lo he visto trashumante, el que como Lenin que creyó haber asaltado el cielo. Ni la cota de estrepitoso colapso del sector eléctrico ha logrado asordinar sus predicas, y redondear las salientes de su intransigencia, producto de las consejas de teóricos encuadernados, al final más que su sectarismo ideológico ha sido pura quisquillosidad, que le depararon sin percibirlo, el alejamiento de los afectos de la gente, (que son entre otras bondades han sido sus electores). Los tiempos presentes, registran otras realidades, exigen un “aggiornamento teórico”, no la arrogancia dogmática de pensar que se conduce un proceso trazado al cordel, que lo que ha devenido, es en un “Estado de garito”. Entre la masa y la elite, sea revolucionaria o mesiánica se interpone un, abismo. Nada es monolítico en la vida, ni siquiera la piedra de mármol, pareciera estar presentes en su “Ser”, Ariel y Calibán. Esperamos que cuando Dios, le conceda su desprendimiento, no sea como lo hizo al Che en el caño de Nabuancazu de Bolivia, cercado y extenuado en los caminos quijotescos de una revolución siempre frustrada. Las estridentes declaraciones de los que se presumían ungidos en la conducción del país, suenan ahora más bien como sollozos histéricos, una especie de ántropos insólitos, de un mundo incorpóreo en el que ellos mismos están extraviados. Ebrios no obstante con la infusión del poder; cuando intentan sonreír solo muecas. Pareciera que uno de los tantos misteriosos virus que ellos han venido denunciando los aniquiló produciéndoles alegría. Se burlaron y empuñan la esponja con hiel y vinagre, que en la vara del ademán sarcástico, alcanza los resecos labios del paciente que sentado en la emergencia de algún centro asistencial, sin luz espera y sufre…  sufre espera., parado en el borde de alguna bodega, o en el Tarantino de un insensible  bachaquero o frente a un lujoso automercado, que bajo sol y extenuado espera. Y en los labios de ellos los ungidos, sus carcajadas como hipos de burla, desprecios sacrílegos, elocuentes salivazos de lujuria en el ejercicio obsceno del poder, una especie de vino orgiástico, y que hoy lucen solos aislados ya que los apoyos los ha cortado  con su sabiduría el pueblo, que de nuevo fue timados. El gabinete mostrenco integrado por una cáfila de iluminados, cada vez que alguno profiere alguna frase, solo halan agua para el molino de sus contendores, si le quedara algún hilo de sensatez en el Neocórtex, hubiesen renunciado para que su jefe, pudiese e intentar rearmar su gabinete y sortear la crisis, pero como náufragos en altamar, presas de pánico no se atreven a reaccionar y levantarse de sus mullidos sillones de los fastuosos despachos que regentan, trémulos se aferran a sus bolsa CLAP y pacas de efectivo y al respaldo de sus escritorio, se niegan admitir que culmino su ciclo, distanciados de los miles de movimientos sociales con los que se comprometieron y juraron que se inmolarían junto a ellos rodilla en tierra, un proceso mas allá de buenas intenciones y que despilfarraron tantos recursos del país, la ausencia de los que ostentan épicos nombres como el Gran Polo Patriótico, tan avezados y diestros en practicas nepoticas que harían palidecer a cualquier Monarca o Señor Feudal, tan duchos en las denostadas antes operaciones financieras cuyos montos hielan la sangre. En este momento ese innumero de venezolanos que creyeron en ellos, de nuevo sus sueños fallidos, hoy observan con insondable tristeza comprobando que solo eran arrojos fingidos y que frente a este duro trance eso arrestos se les han evaporado.

 “Con nuestras omisiones le hemos cortado una vez más rodajas al tiempo, pero el tiempo sigue igual”

pgpgarcia5@gmail.com

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »