Inicio > Cultura > Paulo Freire, biografía de un educador

Paulo Freire, biografía de un educador

 

Paulo Freire fue un educador a quien le preocupaba principalmente la situación de las personas más pobres, que no tenían acceso a la educación. Desarrolló un sistema de alfabetización muy eficaz y una pedagogía de alcance mundial.

Casi todos los educadores están familiarizados con la obra de Paulo Freire, el pedagogo de la esperanza. Sus ideas rebasaron con creces el campo de la educación y se han convertido en bandera para infinidad de movimientos democráticos en el mundo. Para Freire, la educación era un tema de vida, no de academia.

Su nombre de pila era Paulo Reglus Neves Freire. Nació en Recife, estado de Pernambuco, una de las zonas más pobres de Brasil. Esto ocurrió el 19 de septiembre de 1921. Su padre era un oficial de la policía militar y su madre un ama de casa devota, que educó a sus hijos dentro de principios estrictamente católicos.

Nadie educa a nadie —nadie se educa a sí mismo—, los hombres se educan entre si con la mediación del mundo”.

-Paulo Freire-

La familia era de clase media, pero también hubo etapas en las que pasaron apuros económicos. Durante toda su etapa escolar, Paulo Freire nunca se destacó como estudiante. Luego entró a estudiar derecho, pero tuvo que interrumpir varias veces por falta de dinero, hasta que se licenció en 1944.

Paulo Freire

Una carrera ascendente

En 1944, se casó con Elza María Oliveira, una maestra de primaria que ejerció una gran influencia en su vida. Además, se desempeñó durante un año como maestro de portugués en varias escuelas de secundaria. Allí comenzó a alentar a estudiantes, padres y comunidad para que evaluaran críticamente el modelo de educación.

Más adelante, estudió Letras y se doctoró en Filosofía e Historia de la educación, en 1959. Pronto comenzó a tener figuración en el mundo educativo. En 1963, participó en la Campaña Nacional de Alfabetización y logró iniciar en las letras a 300 trabajadores rurales, en tan solo mes y medio. Muchos comenzaron a verlo como un agitador político.

En 1964, se produjo un golpe militar en Brasil. Paulo Freire era visto como un educador francamente subversivo. Por eso, lo apresaron en dos ocasiones, lo que lo llevó a pedir asilo político en la Embajada de Bolivia. Luego se refugió en Chile, donde colaboró con el gobierno de Eduardo Frei en los temas educativos.

Paulo Freire en Harvard

En 1968, Paulo Freire publicó su primer libroLa educación como práctica de la libertad. Su fama creció y entonces fue invitado por la Universidad de Harvard para impartir clases. En Estados Unidos, logró desarrollar notablemente sus tesis pedagógicas. Su obra Pedagogía del oprimido le dio fama mundial.

En sus obras, Paulo Freire abogaba por una educación que no sirviera solamente para adquirir conocimientos. A su juicio, la formación completa incluía el desarrollo de criterios y herramientas para que las personas y los pueblos trabajaran por su propia liberación, de las condiciones de explotación en las que muchos vivían.

Los dos grandes medio para ello eran la crítica y el diálogo. También abogaba por una educación verdaderamente democrática, en la que se comprendiera que ni la ciencia, ni la educación misma eran realmente neutrales. Así mismo, desarrolló un sistema de alfabetización altamente eficaz.

El legado de Paulo Freire

Paulo Freire volvió a Brasil en 1980 y se convirtió en uno de los fundadores del Partido de los Trabajadores (PT). Comenzó a trabajar en la Universidad Católica de São Paulo y la Universidad del Estado de São Paulo. Desde allí siguió impulsando sus ideas en torno a una pedagogía crítica.

Freire estaba convencido de que el aprendizaje no se transmitía, sino que se construía. Por eso, en el proceso pedagógico lo más importante es la participación del alumno. A su juicio, el mundo no necesitaba personas que repitieran ideas, sino creadores, constructores de nuevas posibilidades.

En su perspectiva, lo más importante en la educación es propiciar creatividad y despejar el camino de la libertad individual y colectiva. El conocimiento no nace en el vacío, sino en medio de unas condiciones específicas y por eso nunca es neutral.

Bombillas representando la creatividad

Un pedagogo que dejó huella

En 1986, la esposa de Paulo Freire, Elza María Oliveira, murió súbitamente. Con ella había tenido cinco hijos y había vivido grandes aventuras por el mundo. Tiempo después, Freire se casó con Ana María, una joven que había sido alumna suya.

En 1989, fue nombrado Secretario de Educación de Sâo Paulo. Este era y es el estado más poblado de todo Brasil, que, a su vez, es uno de los países más poblados del mundo. En ese cargo logró convertir varias de sus ideas en políticas de estado y mejoró notablemente la situación de los maestros.

La obra de Paulo Freire ha sido traducida a 18 idiomas. Alrededor de 20 universidades de todo el planeta le han concedido el título de doctor honoris causa. El 2 de mayo de 1997 falleció en Sâo Paulo, a la edad de 75 años. Su vida y su trabajo han inspirado a miles de educadores en todo el mundo.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »