Inicio > Opinión > Enrique Meléndez: China ante el BID

Enrique Meléndez: China ante el BID

 

La situación derivada del rechazo de China a admitir la presencia de Ricardo Hausmann en la conferencia anual del Banco Interamericano de Desarrollo y la que, por consecuencia, se decidió suspender, demuestra que en estos momentos hay dos Venezuela. Pero, además, que ya comienza a consolidarse un nuevo orden internacional, y al que han dado lugar la democratización de los pueblos, sobre todo, de Occidente. ¿Acaso incluso tarde o temprano la propia China tendrá que entrar por ese mismo carril? Pues, de haber sido un país con un gobierno de democracia con partidos políticos, como ya es una generalidad entre todos los pueblos de nuestro hemisferio, hubiera aceptado a nuestro embajador, recientemente, nombrado por Juan Guaidó. Es decir, se hubiera cuadrado con el orden, con la legalidad, con la constitucionalidad.

El argumento de China, para no darle la visa a uno de los economistas, que conforman la élite de los más sobresalientes de esta profesión en el mundo, de que tampoco iba a admitir al embajador, que hubiera enviado Nicolás Maduro, es muy banal; porque en el fondo lo que demuestra es una neutralidad aparente; pues ser neutral en el caso de Venezuela hoy en día es cuadrarse con el más fuerte, que en este caso es el gobierno de Maduro. Hablo de fuerza bruta; como lo demostró la madrugada del jueves; cuando le allanó la casa al secretario de gobierno de Juan Guaidó, y ahora anda un Jorge Rodríguez endemoniado inventado que Roberto Marrero, lo que se proponía era matar a Nicolás Maduro, a propósito de la implementación de un plan siniestro. El ejemplo más patético en lo que respecta a la neutralidad, lo ha puesto un abogado, a quien entrevistaban el otro día por la radio; que no meterse en una pelea entre hermanos, donde el más grande le está dando una paliza al más chico, es cuadrarse con el más fuerte.

Por lo demás, cuánto no pierde el llamado gigante asiático en estas circunstancias; cuando compite mercados con EEUU y la Unión Europea, a partir de la cancelación de esta conferencia. He allí lo perversa que se torna la lógica de la neutralidad, y lo cual hace suponer que, a partir de este fracaso, rodarán cabezas en ese país, y que es lo que me lleva a decir que tarde o temprano también tendrá que encaminarse por el difícil camino de la democracia; aun cuando sea un país de tradición feudal. Porque, en el fondo, los gobiernos comunistas, no dejaron de reproducir aquel modo de producción que Marx consideraba feudalista; puesto que la estructura de poder se basa en una burocracia excluyente, y donde los cargos están consagrados para los burócratas del partido. De hecho, el comité central de todo partido comunista vendría a ser como una especie de corte, y entonces en el solar de ese país está un pueblo llano; sin ninguna diferencia de clases; donde no se respeta la meritocracia; puesto que los cargos sólo se otorgan a los más leales al partido; que suelen ser los jerarcas del partido, y donde no privan los criterios de producción económica, sino de rentabilidad. Es decir, se vive de una renta; que en nuestro caso vendría a ser el petróleo; pero en el caso de los chinos, vendría a ser la mano esclava. En efecto, se trata de un régimen esclavista; lo que supone que todo burocratismo de este tipo constituye un modo de producción entre esclavista y feudalista; de acuerdo a las denominaciones de Marx: esclavista, feudalista, capitalista y comunista; que eran las etapas, que él consideraba que marcaban la historia, y la que finalizaría una vez consumado el comunismo; tomando en cuenta que a partir de ahí se iniciaba la reproducción del reino de los cielos en nuestra humanidad.

En efecto, también Marx admitía que el capitalismo era el modo de producción más avanzado, que había conocido la humanidad, y que el comunismo sólo podía desarrollarse en aquellas sociedades altamente industrializadas, y que fue uno de sus mayores desaciertos; sobre todo, porque el capitalismo se expandió, gracias a la libertad económica, que dio lugar a lo que se conoce como la iniciativa privada; que se apoyaba en la cultura de la ciencia y de la técnica, gracias a los procesos de la ilustración de los pueblos; a pesar que aquellas resistencias, que había generado la teoría de Rousseau, y quien consideraba que la propiedad privada no era ninguna sacrosanta escrita en alguna tabla divina, y que fue lo que originó la ola de movimientos inspirados en la utopía de Marx, y quien partía de la pregunta de que, ¿en qué momento los medios de producción habían dejado de pertenecer al colectivo, para pasar a manos de una elite exclusiva de señores? Sólo que esta élite de señores se hizo tan poderosa, que se llevó por delante a las testas de ese modo de producción feudalista; comenzando por Inglaterra, donde se instituyó una monarquía constitucional; que fue lo que no admitió Luis XVI en aquella Francia de finales del siglo XVIII; por lo que fue llevado a la guillotina; a partir de lo cual se inicia lo que se conoce como la Revolución Francesa; mientras en EEUU esa monarquía liberal derivaba en una República liberal democrática; es decir, la génesis de los procesos de democratización de los pueblos de Occidente; por lo que la revolución liberal democrática se transformó, como decía Hegel, en una categoría histórica, y así se instauran los regímenes de gobierno con alternabilidad de partidos políticos, elegidos en forma universal a través del voto del pueblo. Que es lo que no pudo llegar a China; pero hacia donde tendrá que encaminarse, llevada de la mano por las democracias occidentales; como llegó de la mano a la producción capitalista, y entonces tendrá que admitir un gobierno de partidos, y con ello la apertura del sector sindical, y que es lo que conducirá a la desaparición de la mano de obra esclava; que no deja de observarle la Organización Mundial del Comercio, a partir de la normativa comercial, que rige el nuevo orden internacional.

melendezo.enrique@gmail.com

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »