Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Un hombre decente

Domingo Alberto Rangel: Un hombre decente

 

Merced a la falta de luz durante una semana no escribí y tampoco dediqué tiempo al trabajo. Como volvimos al siglo XIX leí mucho hasta las madrugadas en las escalinatas de un enorme y moderno edificio de Las Mercedes al cual nunca le faltó la luz por tener planta eléctrica propia… a veces a la luz de la vela.

Tuve en cambio mucho tiempo para movilizarme por Caracas y ver cómo diferentes personas asumieron la tragedia porque de eso se trató.

En el este, donde crecí y vivo, prácticamente cerró el comercio durante muchos días. En las zonas del oeste, más populares si se quiere, siempre hubo artículos para comprar con cualquier tipo de pago.

Fue en Catia donde por primera vez observé que se podía pagar la recarga de la batería del celular por un dólar estadounidense o su equivalente al cambio. Allí nunca faltó nada… si se tenía con qué pagar o con que hacer un trueque.

Pero en un país donde se `piensa que nuestros problemas son políticos en vez de económicos y que se solucionan automáticamente cambiando el mandamás… era lo más lógico esperar que el apagón sería analizado desde la óptica de los dinosaurios que como los polarizados dicen que solo veían las cosas en blanco y negro.

Unos y otros se lanzaron culpas… algunas descabelladas… otras no tanto.

Lo primero en resaltar fue culpar al gobierno por algo que salta a la vista… que en nuestra Venezuela no se siguen las pautas de mantenimiento. La culpa sería entonces de un enorme cable que algunos señalaban “no se ha cambiado desde Pérez Jiménez” y que une al Guri con el resto del país.

Los charlatanes que siguieron esta conseja la aliñaron insistiendo que “los chinos tenían un repuesto pero no compuesto de un solo gran cable… sino de muchos pequeños que lo substituirían”… esa fue la gente que desde  calle comenzó a repetir que se lo habían escuchado a un experto supuestamente botado del trabajo.

Lo que charlatanes y expertos no pensaron cuando comenzaron a propalar su mentira es que El Guri comenzó a funcionar diez años después del derrocamiento de Pérez Jiménez. Pero pedir excusas  a los polarizados es como exigirle al carterista que no hurgue los bolsillos ajenos.

Mientras los medios llenaban los espacios de opinión con expertos que opinaban lo mismo que los charlatanes y alertaban como las sibilas romanas sobre próximos apagones… cuando aún no se reparaba el último y más grande que ha vivido el país… el gobierno explicaba su versión.

Apenas una hora después que el jueves 7 de marzo de mala memoria se fue la luz pasadas las 5 de esa tarde… recibí una llamada de Europa pidiendo que reconfirmara el apagón. Me dijeron recuerdo que ya a esa hora responsabilizaban por esos lares como culpable de saboteo, al senador Marcos Rubio, republicano por Florida, por haber escrito un twitt 3 minutos después del apagón, donde señalaba el también aspirante a Presidente en USA… algo que a esa hora no se sabía… que el daño había alcanzado todo el territorio nacional… cuando aún eso no se sabía.

Bocón que pisó concha de mango o responsable del sabotaje eso no se sabe pero lo cierto es que el senador Rubio nunca negó el fulano twitt. Como tampoco negaron los suyos opositores políticos que se alegraron por los daños.

En medio de todo logré contactar un verdadero experto que me pidió guardar el nombre porque aún viviendo en Venezuela tiene clientes importantes en los Emiratos Árabes, Finlandia y Francia.

Lo que me dijo fue de antología: “Domingo… la verdad es que ni yo ni ninguno de los que opinan en los medios sabemos a ciencia cierta qué sucedió”. “Todos levamos muchos años fuera y cuando a uno lo botan o lo sustituyen por jubilación… nos olvidamos del trabajo que tuvimos para no caer en resentimiento… y para conseguir nuevos clientes fuera del país”.

“De lo que sé es que si fuese por la irresponsable falta de mantenimiento… eso se habría reparado rápido y tampoco podría alcanzar a todo el país… tú sabes que la teoría estadística no permite que el mismo día y a l misma hora se corten tantos cables”. “Para mí fue sabotaje… pero ignoro quién lo hizo”.

“Dicen que fue Marcos Rubio pero otros culpan a los rusos”… “Ojalá y haya sido el senador gringo… porque si fueron los rusos o los chinos y descarta a cubanos o venezolanos… el gobierno se va a fortalecer”.

Terminamos el cafecito con cachito incluido y nos despedimos… al salir pensé que había conversado con un hombre decente.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »