Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Gloria Cuenca: Del apagón a la claridad

Gloria Cuenca: Del apagón a la claridad

 

Los apagones, llamados sofisticadamente black out, adquirieron notoriedad cuando New York quedó a oscuras. No recuerdo cuánto tiempo fue; no alcanzó 72 horas. Sin embargo, pasó de todo en la ciudad, mientras no hubo luz. Me impactaron dos cosas particularmente. Las recuerdo como impresionantes: la primera, no circularon los periódicos, y los newyorkinos tomaron conciencia de que, además de ser imprescindibles, las informaciones noticiosas les hacían una falta inimaginable.

La segunda, se incrementó notablemente la natalidad en la ciudad a los 9 meses del apagón, o, 40 semanas. Por definición, la información es un “dato reductor de incertidumbre”. Al no tener informaciones noticiosas, ni por la prensa, tampoco por la radio o televisión, las personas entraron en un alto grado de incertidumbre.

Otras, al no saber qué hacer, aparentemente, ¿se dedicaron al amor? Eso implica la desinformación. El concepto pertenece al ingeniero y matemático Claude Shannon, norteamericano y padre de la Teoría de la Información. Definición ésta que resulta imprescindible para los periodistas. Clarifica una serie de aspectos, focaliza el tema, da seriedad a la información noticiosa y hace más trascendente el uso de la libertad de expresión.

En estos días oscuros -en todos los sentidos- me han dicho algunos angustiados ciudadanos, “¿Se dan cuenta de lo que significa dejarnos sin informaciones noticiosas?”, “¿Saben que incomunicados y aislados la agresión alcanza niveles inauditos?, “las fake news son un crimen”.

En efecto, se trata de crímenes de lesa humanidad. Al quitar la información, ocurre la desinformación, la incertidumbre. A partir de allí no se sabe si hay riesgos, peligros y demás situaciones fuera de control, el “dato reductor de incertidumbre”, es decir la información, pasa a ser el derecho a la información del que todo ser humano debe disponer para cuidar de sí mismo, de sus seres queridos y de cualquier humano que lo requiera. Las redes sociales han puesto a disposición de los ciudadanos esa maravilla que es la información. Periodistas y comunicadores aportamos la información noticiosa que reduce la incertidumbre, y traduce los sucesos en noticias. El Estado-gobierno debe abstenerse de hacer propaganda. Nada que ver con “reducir la incertidumbre”, la amplía. Después de la oscuridad viene la luz, reaparece la aurora. No hay dudas.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »