Inicio > El pizarrón Opinión > César Malavé: Por hora, sigue el apagón  

César Malavé: Por hora, sigue el apagón  

 

El tartufismo es terreno inexpugnable del ser chavista. Lo que una vez ven rojo al otro día lo ven diametralmente opuesto. A esta característica se une el maniqueísmo y la mitomanía. Mentir o endosar a otro sus culpas es normal para un seguidor del Atila del siglo XXI, nacido en Sabaneta. De ahí que Maduro, su mejor discípulo, encarne a la perfección todas esas peculiaridades. Descuella en él la capacidad de inventivas maliciosas. De esta forma digitalizó en segundos la represa del Gurí, a la que en veinte años no le han colocado un tornillo.   “Golpe electromagnético” desde EE. UU., sentenció, el sobresaliente alumno del intergaláctico, frente al apagón global que sufrió el país nacional el jueves siete de marzo. Tras más de cien horas de apagón, se denunciaba el fallecimiento de 15 pacientes de diálisis por culpa de la falta de electricidad, así como la pérdida de más de 26.000 toneladas de alimentos, lo que los usurpadores niegan rotundamente, como, niegan, con propaganda pagada a actores gringos, la  hambruna generalizada y la imposibilidad para la mayoría de la población de adquirir algún tipo de alimento, pues los pocos supermercados que funcionan exigen el pago en dólares. Todo ha sido negado, no hay verdad en nada. La opacidad satura el discurso de los que de facto ocupan puesto de mando en Venezuela. En consecuencia el apagón continúa. No hay claridad en los saqueos, ausencia de suministro de agua potable y en los ingentes problemas ya existentes, agudizados por un apagón que no cesa.

Maduro habla de un “golpe cibernético en el cerebro del Guri”; para generar un estado de desesperación”, que provoque un llamado a una intervención militar norteamericana y a una ocupación a nuestro país. Por este motivo se abrió una investigación contra el presidente encargado, Juan Guaidó. No obstante, los expertos de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, señala que el Sistema de Control Automatizado que rige el funcionamiento de la Hidroeléctrica Guri,  no es digital sino analógico. Los hechos y las cifras demuestran el deterioro y abandono de dicho sector en ellas plantas termoeléctricas, no sólo son insuficientes, sino que adolecen de los mismos problemas que el resto de la infraestructura. Debido a lo anterior, el sistema de distribución sufrió un incendio en el llamado “corazón del sistema eléctrico nacional”, del que depende hasta el 90 % del suministro. De esta manera continua el viacrucis y el apagón de verdades para los venezolanos. La única verdad que nos alumbra, es que los padecimientos, lejos de disminuir, aumentan día a día, mientras permanezca la usurpación, a la que combatimos con destellos de esperanza, hasta que desaparezca para siempre, y la opacidad de la tiranía se convierta en sol de libertades y progreso.

 @cesarmalave53

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »