Inicio > Opinión > Héctor Silva Michelena: Artículo 187, numeral 11. ¡YA!

Héctor Silva Michelena: Artículo 187, numeral 11. ¡YA!

 

Ante un pueblo que ama, sufre y espera, que emigra porque teme morir de hambre y sed de justicia, Juan Guaidó encendió una alta y fulgurante llama de esperanza. Se iluminaron los cielos, y el pueblo, ávido de un cambio radical de gobierno, lo siguió, lo escuchó e hizo suyas sus palabras y su hoja de ruta. Eso ocurrió el 23 de enero de 2019. El 23 de febrero mostró, sin equívocos, el estropajo del régimen: el ogro estatal fascista, el holocausto nazi y la Segunda Guerra Mundial, el archipiélago Gulag del estalinismo, no son una remiscencia nostálgica del pasado, sus colmillos desgarran a Venezuela. Como perros de presa, solo la sueltan al morir. Hablo de una muerte política. Del derrumbe de la tiranía. Nos gobiernan 15.000 cubanos.

La llama es ahora un símbolo: el de la libertad. Habiendo el Grupo de Lima mostrado su cobardía —salvo la honrosa excepción de Colombia; y de Estados Unidos, que ha comprometido su apoyo a Guaidó y la democracia—, ¿qué se puede esperar ahora? Agotadas hasta el hartazgo, hasta el vómito, las vías pacíficas, solo queda una opción: la fuerza de una misión militar, para detener el genocidio contra los pemones y el exterminio sistemático que sufre la población. Genocidio y exterminio, dos conceptos que explican lo que está ocurriendo en Venezuela. Tómese la molestia de ver estos dos conceptos en el diccionario y verá que explica lo que está ocurriendo.

Genocidio: la muerte de indígenas a manos de la GNB y de las bandas armadas compuestas por los presos de El Dorado disfrazados de GNB. Persecución en las casas obligándolos a refugiarse en El Monte. Exterminio de la población más débil: niños, ancianos, enfermos crónicos que están muriendo por falta de medicinas e insumos en hospitales y centros de salud. Hambre por falta de disponibilidad de alimentos y por la escasa capacidad de compra del venezolano. Llegando a la desnutrición nunca vista en nuestro continente.

El régimen militariza morgues para ocultar el genocidio. La cantidad de cientos de muertos fue notificada luego de tres días sin suministro eléctrico. Sin electricidad, los pacientes más frágiles de los hospitales están muriendo en masa. Son las víctimas del Holodomor, que en ucraniano significa “hambre artificial”. Así se conoce el proceso que mató de hambre a 7.000.000 de ucranianos por orden de Stalin. Su sucesor es el Putin de la guerra contra Chechenia y su ideología del paneslavismo.

El 11 de marzo tuiteó ReporteYa: “@ReporteYa#11Mar ‘Le hago un llamado a los colectivos, llegó la hora de la resistencia activa’, dice Maduro a sus grupos de paramilitares armados que han disparado contra civiles y voluntarios”. No fue el único. Lea: “@Redlaraddhh denuncia represión este #11Mar en la Urb. Gil Fortoul, con saldo de 10 personas heridas con perdigones. Acción de FAES, GNB y PNB disparó lacrimógenas a vivienda periodista Liz Gascón. Responsabilizan a gobernadora Lara de su seguridad”. Entones ¿qué hacer?

Activar esta opción: Art. 187. Corresponde a la Asamblea Nacional: #11. Autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país. Ante el vacío de poder y su subsiguiente usurpación por Maduro, Juan Guaidó, se juramentó como presidente encargado de Venezuela, con la aprobación de la Asamblea Nacional reunida en Cabildo abierto el 23 de enero. Según el artículo 70 de la CRBV, el cabildo abierto es un “medio [entre otros] de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía (…) cuyas decisiones serán de carácter vinculante”. La AN es el único Poder Público legítimo, reconocida por más de 50 países, los más importantes del mundo. China observa, Rusia declara y Turquía no importa.

Como no hay ley que “establezca las condiciones para el efectivo funcionamiento de los medios de participación establecidos en este artículo”, y como no pueden existir “vacíos legales” (plenitud hermética del derecho), rige el principio fundamental estipulado en el Artículo 5: “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución [Art. 70], e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público”. Esta es una de “las materias de especial trascendencia nacional” y, como tal, podrá “ser sometida a referendo consultivo”; la iniciativa corresponde a varios actores, entre otros, la AN con el voto de la mayoría [simple] de sus integrantes”. Esta condición no es necesaria, y la mayoría de votos se cumple.

Autorizar el empleo de una misión militar extranjera en el país, evidentemente, es constitucional.  La materia es de especial trascendencia, y la AN está facultada para solicitar ese empleo. Las modalidades a emplear por la misión deberán ser discutidas con el presidente encargado, Juan Guaidó. Señalo dos requisitos: debe ser expedita y no dañar a civiles, de ninguna condición. Y retirarse una vez cumplida su misión. Los objetivos son claros y están bien delimitados: las armas, único sostén del gobierno. ¿Qué hay una heterogeneidad en la gente armada? Ya es conocida: los profesionales, a la expectativa por intimidación, miedo y desprestigio popular; la GNB, la policía y la FAES, un objetivo precisado. Los colectivos y delincuentes armados: la misión militar debe conocer muy bien el mapa de sus guaridas y movimientos. El ELN y las FARC, viejos conocidos de las FAN colombianas, entrenadas, valientes el institucionales.

Maduro y su camarilla mostraron al mundo la capacidad que tienen de hacer el mal: matar a quien se le atraviese, incluso al presidente encargado. Muchos se convencieron de lo que son capaces. Pero otros siguen pensando en estrategias blandas para darle una salida al pueblo venezolano. Cuando en realidad Venezuela experimenta una guerra civil de bajo impacto por más de 20 años.

El mensaje es claro: Delcy Rodríguez, muy elegante con su bandana de Hamás y con un gesto muy gráfico, anunció que lo pasado el 23F era apenas una pizca de lo que eran capaces de hacer. Iris Varela, en el puente Simón Bolívar en San Antonio del Táchira, muy bien acompañada con individuos disfrazados de GNB (presos de la cárcel de Santa Ana, guerrilleros de las FARC y cubanos) se dedicó a filmar la escena en la que se habían quemado los camiones con la ayuda humanitaria.

Diosdado Cabello, junto con Freddy Bernal el día anterior al 22F, puntualizó que no iban a permitir la entrada de la ayuda humanitaria. Como si fuese el jefe de la FAN. Guapo y apoyado porque no ha sido designado para ningún cargo militar de comandante. Confiado en su fuerte apoyo del G2 cubano, las FARC y los presos disfrazados de GNB.

Mientras todo esto ocurría el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino, y sus comandantes no oyen, no miran, no sienten, no hablan. Mostrando de esta manera que la FAN no tiene control alguno sobre la seguridad del país. Ya no defienden la Constitución ni al pueblo de Venezuela a los que debe proteger. Ciegos, sordos y mudos, porque la cabeza llena de ideología castrocomunista impide ver, oír y opinar; castrados por los cubanos que los mandan y someten. Solo obedecen las órdenes de Raúl Castro. Qué triste historia, ver cómo soldados escapan hacia la frontera para no morir de hambre y no asesinar al pueblo. Con ellos no tenemos esperanza alguna. Son cero a la izquierda.

Y Nicolás Maduro payaseando con Cilia Flores, celebrando que el golpe no tuvo éxito. Ni ellos mismos se lo creen. Tan solo mirando las caras y los gestos se ven muchos mensajes que contradicen la felicidad que bailan. El mensaje es claro: amedrentar, causar miedo, eliminar la esperanza del pueblo de Venezuela. Esto lo deben entender los medios de comunicación y especialistas que opinan sobre Venezuela en este momento histórico sin precedentes.

Y la AN tiene en sus manos la única opción capaz de cortar el nudo gordiano de la usurpación: El Art. 187, #11, de la CRBV. Es el momento o se perpetúa la tiranía.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »