Inicio > El pizarrón Opinión > Nelson Morán: Mega apagón eléctrico; Sabotaje auto inducido?

Nelson Morán: Mega apagón eléctrico; Sabotaje auto inducido?

 

Venezuela vivió momentos difíciles, para la inmensa mayoría de sus ciudadanos fueron de angustia; desde el día jueves 7 de marzo, en horas de la tarde, aproximadamente a las 4, hasta el domingo10 del mismo mes del presente año 2019, también en horas de la tarde, como a las 5, cuando comenzó, de verdad, a reestablecerse el servicio, y no hay seguridad de solución final, hasta hoy lunes 11 la situación persiste en una parte considerable del país. Más de 72 horas en una constante agonía.

La gente andaba, y aún anda, desesperada, pensando en cómo iban a hacer para mantener las incómodas y pauperrimas condiciones de vida actual; el tiempo se le iba entre cosas de la  vida diaria, como que si la nevera se daña o se echa a perder lo que ella contiene, si los aparatos eléctricos se queman y nadie responde por ello, la ausencia de agua total y ya no por sectores, el como trasladar a la familia y los niños a la escuela, la higiene familiar; y un conjunto de cosas más que ocupan la vida cotidiana. Era común, en esos días ver colas para tener agua, surtir gasolina, realizar compras, aunque eso ya no nos es extraño.

Al parecer, según opinión de algunos entendidos en la materia, quienes quieren seguir gobernando, aún cuestionada su legitimidad, andan buscando la manera de distraer la atención ciudadana y ocuparlos, ocuparnos, en resolver asuntos de la vida diaria, ya que así los dejarían tranquilos y no seguirían protestándolos.

Lo anterior tiene mucho que ver con las “teorías” del origen del suceso, a saber:

1- Ausencia de mantenimiento.

2- Sabotaje, Ataque Cibernético.

3-  Sabotaje auto inducido.

Veamos brevemente cada una de ellas:

Ausencia de mantenimiento, la cual tiende a ser la más creíble, puesto que habitantes de la región del Sur, trabajadores y extrabajadores de la empresa en cuestión (EDELCA Y CONEXAS) emiten opinión relacionada con la falta de mantenimiento e irresponsabilidad de las autoridades respectivas.

Así mismo expertos y conocedores de la materia explican las posibles causas, tales como descuido, crecimiento e incendios de la vegetación cercana a las torres y otras instalaciones, ausencia de lineamientos preventivos, carencia de repuestos y la no sustitución de piezas en mal estado, entre otras cuestiones.

Los actuales responsables hacen mutis en este sentido, nada dicen.

En cuanto al Ataque Cibernético, este ha sido negado por los supuestos autores, y no es que se crea en ellos, pero si es muy difícil creerlo, ya que gente conocedora explica que eso es muy difícil hacerlo. Además, extraña ver la línea de opinión de los supuestos oficialistas, como establecen un patrón comunicacional y se aprenden el libreto. Hoy hasta los militares son responsables de los operativos y suministro de energía eléctrica; mientras el Ministro respectivo balbucea y repite opiniones sin sentido. Se pretende imponer la “tesis” del saboteó mediante un ataque cibernético, a lo que muchos opinan que de ser esto cierto, quienes quieren quedarse ya nada tienen que hacer; la supuesta victoria que pregonan es su derrota.

Esto nos lleva al sabotaje preparado y ejecutado por ellos mismos, el sabotaje auto inducido, es decir, buscando distraer la atención actual, donde se les exige que abandonen el gobierno y cese la usurpación, pretenden someter al pueblo a base de carencias y privaciones, buscando ocupar su atención en lograr sobrevivir, en estado de angustia.

Por ello, según dichos, experimentan un primer apagón y el asunto se les va de las manos, las máquinas, turbinas, en mal estado, no funcionaron como se esperaba y terminaron dañadas, con las consecuencias que ya conocemos. El laboratorio siguió funcionando, con un saldo lamentable en lo económico, con grandes pérdidas en comerciantes y empresarios, tanto en lo privado como público; en salud, incluida la lamentable situación de fallecimiento de personas (negada por algunos); en lo social, muchas familias vieron cómo se perdían sus alimentos y no se conoce el daño a los artefactos eléctricos. Y así podríamos seguir enumerando lo conocido por todos nosotros. Lo cierto es que la gente piensa que esto puede ser cierto.

Esta es la situación presente, y los acontecimientos siguen en desarrollo, quienes pretenden quedarse en el gobierno continúan cuestionados y arrinconadas a nivel interno y externo, las fuerzas que los enfrentan continúan buscando salidas democráticas, y el pueblo mantiene la esperanza de cambio y lucha por materializarlo.

Así están las cosas, y se espera que el futuro sea de bienestar para todos, incluidos quienes dejen el poder.

Finalmente, la tarea es trabajar por un país donde se pueda vivir en paz y armonía, y el progreso sea permanente.

Hagámoslo posible con el esfuerzo unitario.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »