Inicio > Economía > Encaje bancario hace estragos en la banca y agrava la escasez de efectivo

Encaje bancario hace estragos en la banca y agrava la escasez de efectivo

 

La escasez de dinero en efectivo ha vuelto a agravarse y a representar una pesadilla para los ciudadanos. Para los ex­pertos materia económica, el motivo viene dado por las últimas medidas tomadas por el Banco Central de Vene­zuela (BCV) para estabili­zar la economía.

Analítica

El BCV  anunció el pasado 29 de enero que el encaje bancario marginal subiría de 60% a 100%, mientras el ordinario pasaría de 31% a 57%, imponiendo más limitaciones a la banca para los préstamos; una medida que entró en vigencia el pasado 11 de febrero y que ya ha empezado a hacer estragos en la banca y en la ciudadanía.

Esta medida, junto al establecimiento de un “ancla cambiaria”, busca, según el BCV, “estabilizar el tipo de cambio y con ello abatir de manera progresiva y definitiva la hiperinflación, con el objeto de proteger el poder adquisitivo de los venezolanos”.

A partir de dicha fecha, los bancos han debido dejar en encaje todas las captaciones que le ingresan semanalmente, una medida que restringe aún más el crédito, y con ello, la principal fuente de ingresos de las instituciones financieras.

En este sentido, el diputado a la AN y economista José Guerra asegura que al limitar la capacidad de prestar el dinero, se limi­ta también la liquidez. “Lo que ahora vemos es insuficiencia de la liqui­dez general de la economía, dada la incapacidad de préstamos por parte de las entidades financieras, siendo esta la principal causa de escasez de efectivo en el país”, dijo el economista.

Contraproducente

“No existen en el planeta encajes de ese tipo, es una forma muy contraproducente de buscar detener la subida del dolar paralelo”, expresó la economista y directora de Síntesis Financiera, Tamara Herrera .

A su juicio, el BCV solo logrará detener temporalmente la subida del dólar, pues a pesar de que ahorca la parte del brazo del crecimiento de la liquidez monetario, que es el sistema bancario, la gran base monetaria sigue creciendo de manera descomunal porque el gobierno no contiene la inflación.

“Si el gobierno no contiene la inflación tiene que estar aumentando los gastos y regalando bonos a cada rato, para mejorar, así sea por tres semanas, el poder adquisitivo de las personas”, expresó Herrera en entrevista a Analítica.com .

De ese gasto cada vez que un torrente de bolívares entra, independientemente de las necesidades que se tenga, una parte forzosamente debe ir a parar a buscar dolares como refugio, ya sea si las personas lo van a invertir o para cualquier tipo de consumo. “En hiperinflación esos bolívares pierden su valor, entonces lo que haces es comprar dólares para preservar los ingresos”, explicó la especialista en economía.

La economista aseguró que no se puede contener indefinidamente el dolar paralelo en esa forma, y estimó que la única forma en la que se rescata y se estabiliza esta moneda es rescatando la credibilidad de la propia moneda, es decir, levantando la demanda de dinero. “Cuando logres orientaciones, expectativas, señales creíbles, entonces esto va por buen camino”, expresó.

 


Sin embargo, Herrera destacó que el gobierno actual ya no goza de ningún beneficio de duda, pues se ha negado por años a hacer “lo que se debe hacer”, dado que va en contra de los principios ideológicos que promueve, por lo que se espera un cambio político urgente para poder tomar el camino hacia la reestructuración de la economía.

Asevera que la clave para salir de la situación actual pasa por “asumir el reto de un plan de ajuste que se sustente, en acuerdos de gobernabilidad, en el establecimiento de una red de seguridad social, la restitución del Estado de Derecho, la reingeniería de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la recapitalización de la banca”.

Creo que hay chance de que podamos salir “ojalá vivos”, de la hiperinflación, la tarea es enorme y no conozco otro país que tenga un reto de esa magnitud por delante.

Herrera apuntó que “lo único bueno de esta tragedia de la hiperinflación”, es que algo de bueno tiene arrancar prácticamente desde cero. Además, estima que de darse un cambio político, este podría ser “nuestro último año en hiperinflación”.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »