Inicio > El pizarrón Opinión > Jesús Alexis González: Proyecto Educativo en pro de la Venezuela que aspiramos refundar

Jesús Alexis González: Proyecto Educativo en pro de la Venezuela que aspiramos refundar

 

La educación es, sin duda alguna, el principal agente de transformación social y promotor del crecimiento y desarrollo económico; siendo al propio tiempo el eje fundamental para la movilidad social (movimiento de las personas de un nivel socioeconómico a otro superior) y para la consolidación de la democracia. En tal contexto, se hace obligante la existencia de un Proyecto Educativo asumido como una secuencia de acciones planificadas a la luz de una intencionalidad práctica y productiva, con el fin de lograr objetivos y metas preestablecidos en un Plan Nacional de Desarrollo entendido como una delimitación de políticas y estrategias para impulsar los programas y actividades requeridos para promover la autosuficiencia de la gente. Resulta pertinente destacar, que el Proyecto Educativo ha de ser considerado como una Política de Estado que hace referencia a los principios fundamentales y asuntos claves que sirven de guía para defender los intereses de la Nación y su población, fundamentado en un plan a largo plazo que perdura en el tiempo independientemente de los cambios de la tendencia política que puedan suscitarse; con la intención de asegurar una educación de calidad con equidad  teniendo como norte el desarrollo económico y social.

Vale acotar, que la formulación de un Plan de Desarrollo ha de incorporar, sin negar cualquier otro aporte nacional, la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible aprobada por la ONU en 2015 como un marco orientador para que los países procuren mejorar la vida de todo, sin dejar a nadie atrás. Dicha Agenda, consagra 17 Objetivos a saber: 1- Fin de la Pobreza; 2- Hambre Cero; 3- Salud y Bienestar; 4- Educación de Calidad; 5- Igualdad de Género; 6- Agua Limpia y Saneamiento; 7- Energía Asequible y No Contaminante; 8- Trabajo Decente y Crecimiento Económico; 9- Industria, Innovación e Infraestructura; 10- Reducción de las Desigualdades; 11- Ciudades y Comunidades Sostenibles; 12- Producción y Consumo Responsables; 13- Acción por el Clima; 14- Vida Submarina; 15- Vida de Ecosistemas Terrestres; 16- Paz, Justicia e Instituciones Sólidas; 17- Alianzas para Lograr los Objetivos. A los fines del presente Artículo, ampliaremos los Objetivos que hemos destacado en negrillas: Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos. Objetivo 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles.

La interrelación entre la educación y la economía, a la luz de un enfoque de una economía política para la educación, va más allá de un escenario circunscrito a ponderar el comportamiento futuro de la oferta-demanda de la fuerza de trabajo insertada en un proceso de acumulación; hasta ubicarse en el campo ideológico como instrumento forjador de la personalidad en el marco de un sistema de valores. En tal sentido, se hace imprescindible la instrumentación de una contextualizada armonía entre la planificación educativa y la planificación económica en torno a uno de los fines del hecho educativo: medio al servicio del crecimiento del talento como condicionante del desarrollo socio-económico; para lo cual es igualmente necesario el diseño y ejecución de una Política Educativa integrada y coherente sustentada en ideas y reflexiones a la luz de convertir dicha política en un instrumento estratégico para que la educación permita cristalizar un Proyecto de País sustentado en un Sistema Educativo de calidad, pertinente, eficiente y competitivo que impulse cambios y transformaciones concretas hacia el interior de la sociedad facilitando hacer posible lo deseable.

Sea propicio destacar, que la Política Económica es la herramienta mediante la cual se aplica a la realidad distintas teorías, leyes y modelos en pro de modificar el desenvolvimiento ciudadano al tiempo de moldear algunos perfiles económicos en función de alcanzar resultados concretos en torno a determinados objetivos planteados, con base a los estudios y análisis del comportamiento del individuo y de la sociedad realizados mediante la Economía Política. El transitar desde el análisis de los hechos hacia el accionar sobre ellos para su transformación, exige de una muy bien sustentada propuesta económica enmarcada en un proyecto educativo que contenga los aspectos necesarios para resolver problemas específicos, teniendo como norte aumentar el capital social en un escenario donde prive un transparente Plan de Crecimiento y Desarrollo en función de un muy claro ¡Proyecto País!

Reflexión final: La reconstrucción de Venezuela, que está próxima a iniciarse al retornar a la democracia luego del cese de la usurpación, habrá de contar obligatoria y necesariamente, con un Sistema Educativo analítico, dialéctico y cooperativo que contribuya intersectorialmente a la reinstitucionalizar las relaciones sociales; muy especialmente en cuanto a la libertad de conciencia (de educación, de información, de expresión), a la libertad política (de asociación y de participación), y a la libertad económica (de economía descentralizada, de propiedad individual en producción y comercio).

En lo especifico del área educativa, son muchos y variados los temas que habrán de enfrentarse en función de refundar la Venezuela deseable y posible que aspiramos; donde destacan con claridad meridiana dos (2) de ellos como prioritarios desde el mismo inicio del Gobierno de Transición: 1: – Devolver al sector universitario nacional su histórica condición de entes descentralizados de la administración pública, restituyéndoles con la inmediatez posible su autonomía académica, administrativa y financiera. 2.- Instrumentar acciones, más allá de diagnósticos, para atender a millones de venezolanos localizados dentro y fuera de nuestras fronteras que se encuentran en situación de abandono escolar temprano (deserción inducida) como consecuencia de la hecatombe nacional impulsada por el régimen militar-cívico a la sombra de la colonización cubana.

Estos y otros temas los abordaremos durante las venideras semanas, con la colaboración deseada de reconocidos talentos cuya autoría resaltaremos.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »