Inicio > El pizarrón Opinión > Rubén Contreras: Quien Quemó los alimentos en el Puerto de La Guayra.

Rubén Contreras: Quien Quemó los alimentos en el Puerto de La Guayra.

 

El miércoles 27 de febrero del presente año las instalaciones de los Almacenes Vargas, en el puerto de la Guayra, amanecieron en llamas. 

 Se quemó un espacio administrado por una empresa colombiana, denominada Salva Foods, encargada de empaquetar los alimentos Claps, depositados en dichos espacios, mediante los cuales este régimen de narco traficantes y delincuentes, subyuga y mancilla al pueblo venezolano.

Dado el estado de desesperación que confrontan los delincuentes que dirigen el gobierno, por el robo de los dineros de la nación y sumado a esto, el ofrecimiento del gobierno de enviar 40 mil cajas Claps para Cúcuta, dejando aún más desasistidos a los venezolanos, inmediatamente la sala situacional de Miraflores, buscó una solución a la quema del arroz importado, almacenado en el puerto.

Los narcos delincuentes de Mota Domínguez ministro de energía eléctrica y García Carneiro, fueron los designados para dar la declaración oficial: los saboteadores de la derecha quemaron los alimentos destinados para el pueblo venezolano.

Lo que no se imaginaban ese par de delincuentes y el gobierno en sí, que los trabajadores de la empresa empaquetadora son en su mayoría de Vargas y tienen amigos, parientes y familia, que conocieron la realidad de lo acontecido.

El caso es que el arroz, aparte de su empaque natural, viene forrado con un material revestido o impregnado de una sustancia química, apropiada para repeler ratas y otros roedores, pero que no debe ni puede ser rociada con agua, porque con este contacto resulta inflamable.

Las instalaciones del puerto de La Guayra, como toda Venezuela, está destruido, no se le aplica ningún mantenimiento preventivo ni correctivo, fíjense que la torva que conducía los cereales para los Silos Trigueros tiene más de 10 años dañada y los silos están de adorno, por tal razón, los techos de los almacenes presentan filtraciones y cuando llueve, parecen una regadera.

El caso es que, con las lluvias acaecidas desde el lunes 25 de febrero, el revestimiento de esos alimentos por los elementos químicos que tiene, con el contacto con el agua, produjo el incendio y los funcionarios designados y encomendados por la hegemonía comunicacional del despota, pronunciaron el guion al cual nos tienen acostumbrados acerca del saboteo por parte de la derecha venezolana.

Ya es reiterativo ese discurso del saboteo por parte de la derecha apátrida venezolana y el pueblo sabio que ha visto el proceder  de estos narco delincuentes se pregunta, es que acaso es tan poderosa  esa derecha venezolana que ha saboteado la producción petrolera al extremo de bajar la producción de 3 millones de barriles diarios a apenas un millón, o que se deje extraer el gas para cocinar, o que las plantas termo eléctricas de Planta Centro y de Arrecife, estén trabajando apenas a un 15% de su capacidad generadora de electricidad al igual que la represa del Guri, así como la construcción del segundo puente en el lago de Maracaibo y la del tercer puente sobre el rio Orinoco, que no se han concluido, o la conclusión del complejo agroindustrial Ezequiel Zamora, en Sabaneta, el cual iba a producir millones de toneladas de azúcar,  así como los Centrales azucareros de Cumanacoa o de Cariaco, de Motatán, del Tocuyo y el de Ureña, que producen ínfimas cantidades, o la tomatera en Caicara del Orinoco que está en ruinas como Lácteos Los Andes, o las haciendas La Marqueseña y Hatos como El Cedral, El Charcote, El Frio, Piñero, La Vergareña, que ya no producen ni leche ni carne, así como las plataneras del sur del lago, o las arroceras que fueron robadas por el felón de Chávez, entre tantos modos de producción que tenía nuestro país, en el año de 1999.

Nuevamente este narco gobierno escurre el bulto y aunque sabe muy bien que el incendio es por su mala gestión por no aplicar mejoras en las instalaciones del puerto, en esta oportunidad no utilizaron el argumento de la iguana ni del rabipelado, y posiblemente utilizan la excusa del incendio para justificar sus desaciertos en la aplicación del fallido programa bandera el felón de Sabaneta, de la soberanía alimentaria, ante la imposibilidad de entregar la bolsa o cajas Claps, al pueblo soberano.

En realidad, ya quienes dirigen este nefasto régimen no tienen argumentos ni excusas para justificar su inoperatividad en el manejo y administración de la cosa pública y en lo único que han demostrado ser eficientes en el robo de los dineros del estado, en el manejo de la droga y en la represión y autoritarismo hacia el pueblo venezolano.

Por ello debemos cambiar de gobernantes.

Ahora, nos preguntamos nosotros, estarían sobrios y sin aditamentos alucigénicos los narcos generales Mota Domínguez y el García Carneiro cuando pronunciaron lo encomendado en la chuleta.

Bueno sabrá Dios de sus condiciones y estado etílico.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »