Inicio > Interés > China, la mente maestra tras la censura del régimen a Internet

China, la mente maestra tras la censura del régimen a Internet

 

La represión en Venezuela no sólo se ve en las calles, en las zonas indígenas y en cualquier rincón en donde se exija libertad. El entorno digital local, al que los medios de comunicación llegaron más por necesidad de abrir espacios para informar ante la censura impuesta que por esfuerzo en evolucionar, también forma parte del acoso gubernamental.

William Peña/ Noticiero Digital

Desde que la empresa china ZTE logró un contrato con el entonces Gobierno de Nicolás Maduro y la estatal Cantv para implementar la plataforma Patria, en la que, según cifras extraoficiales, se invirtieron unos 72 millones de dólares, la represión digital se ha vuelto popular, como la tradicional, un hobby desde el poder que ataca medios digitales, plataformas de redes sociales y, más recientemente, enciclopedias en línea y servicios de redes privadas virtuales de forma oficial.

“Los usuarios que ingresen a plataformas bancarias digitales en Venezuela, deberán hacerlo a través de empresas que presten este servicio o hayan obtenido direcciones Internet Protocol (IP) del Registro Regional de Internet para América Latina y El Caribe (Lacnic) y que hayan recibido de parte de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), la habilitación administrativa, concesión y permiso correspondiente para tal fin”,  rezaba un comunicado de la Superintendencia de Bancos en diciembre pasado, cuando en ese entonces el Gobierno de Nicolás Maduro había tomado la decisión de impedir que los venezolanos usaran sus cuentas bancarias en el país desde el extranjero.

Pero la medida impactó a todas las personas y empresas que utilizan Redes Privadas Virtuales, VPN, en el país, complicando negocios que requieren de la privacidad de estas redes para sus corporaciones y dejando vulnerables a los usuarios de las plataformas que por bastante tiempo fueron las aliadas de los venezolanos para burlar los bloqueos de páginas web que aplicaban desde el Gobierno de forma selectiva y que afectaron, principalmente, a gran parte de los medios digitales que denunciaban corrupción, torturas, entre otros. Incluso Conatel aceptó en una audiencia en la comisión de Derechos Humanos de la ONU el año pasado que en Venezuela había páginas web bloqueadas. La realidad hoy: ya son más de 2.500.

Cantv es el principal operador de la censura a Internet en Venezuela y ZTE su principal proveedor de equipos para ello

“El bloqueo gubernamental ha migrado y se ha especializado en los últimos meses, se ha hecho más sofisticado” destaca un especialista en este tipo de ataques consultado para este trabajo que prefirió el anonimato.

Andrés Azpurua, presidente del capítulo Venezuela de la Internet Society, ISOC y miembro del equipo de Vesinfiltro, una plataforma local que intenta documentar todas las violaciones digitales realizadas por parte del poder que se encuentra en Miraflores, enumera, en ese sentido de la sofisticación de los ataques, dos fundamentales, los recientes ataques a través de SNI y los bloqueos de VPN.

¿Pero en qué se traduce esto? Antes, el Gobierno tumbaba páginas web a través de un ataque de denegación de servicio, DDoS, impactando los medios digitales o hacía bloqueos sencillos vía DNS que se podían superar con la instalación de una Red Privada Virtual, VPN o cambiando los DNS del computador y colocando el conocido 8.8.8.8 y 8.8.4.4 que te permita usar la Internet pública de Google.

Pero en los últimos meses la sofisticación llegó por dos vías. Primero, comenzaron a emplear a través de la tecnología china bloqueos mediante ataques de SNI (Server Name Indication), que no son otra cosa que filtrar la página web de una plataforma donde se almacenan varias y que comparten una misma IP y así paralizar el acceso a esa dejando a las demás sin problemas. “Con esto buscan evitar tumbar todo el acceso a los servidores de Amazon por ejemplo y sólo afectar a una de las páginas que está alojada en el sitio y no a todas” comenta Azpurua.

Y es que esta decisión de sofisticar la censura digital viene de las últimas intenciones por bloquear plataformas sociales como Twitter, YouTube, entre otras, que terminaron, en sus inicios, bloqueando los servidores de Amazon u otros y dejando a todos los venezolanos sin acceso a ninguna página web que estuviese alojada en esa plataforma. “Por eso mejoraron las formas para no tumbar a todas las páginas alojadas en una plataforma”, destacó Azpurua.

De allí la inversión realizada por el Gobierno y la Cantv, pues no quieren bloquear todos los accesos a Internet, por ahora, sino sólo a unas páginas específicas, pero a través de tecnologías que son avanzadas. “Compraron servidores de alta capacidad y administran un software de control digital que les permite bloquear páginas web no sólo vía DNS, sino también aplicando bloqueos vía SNI, que se hacen a través de ataques a los certificados de garantía de acceso seguro que tienen las páginas web” destaca otra fuente que, por supuesto, habla en negro.

Eso fue precisamente lo que pasó con Wikipedia cuando fue bloqueada a principios de febrero. “A nosotros nos bloquearon el acceso a Wikipedia, pero no notabas que la pagina estuviese caída, sólo que cuando ingresabas no veías nada” dijo Oscar Costero, miembro de Wikimedia Venezuela, en una entrevista por Fedecámaras Radio recientemente con el redactor de esta nota.

El otro gran bloqueo viene vía Redes Privadas Virtuales, VPN. Con ello, los que detentan la estructura del poder limitaron a los venezolanos los accesos a redes como TunnelBear, Hotspot Shield, Hola, entre otros, mediante una artimaña que buscaba evitar que desde el extranjero los venezolanos pudiesen acceder a sus cuentas bancarías luego de la prohibición de administrarlas estando fuera del país.

Para ello la Sudeban dispuso de Conatel para obligar a los operadores a bloquear estos accesos vía IP, dejando a miles sin opción para burlar la censura digital. Al principio dijeron que sólo sería las VPN para acceder a los bancos, pero luego tomaron la decisión de bloquearlas cada vez que les provoca y, en algunos casos, de forma permanente “Han acelerado los bloqueos de forma especializada, dejando incluso como en el olvido los que se establecen vía DNS, pues pueden ser burlados” comenta Azpurua.

En esa sofisticación invirtieron fuertemente, pues de lo contrario, no podrían hacerlo. Atacan la matriz de la red y bloquean sin dejar opción a los usuarios.

Cantv, el gran censor digital

Para poder ejecutar el plan censor, el organismo regulador Conatel y la Superintendencia de Bancos, Sudeban, requerían de un aliado mayor y éste se llamaba Cantv, la compañía de telecomunicaciones que fue renacionalizada en el año 2007 y que desde ese momento comenzó a torpedear las iniciativas digitales buscando limitar los derechos ciudadanos a disfrutar de una Internet libre.

En los últimos 11 años, la estatal ha estado perfeccionando su capacidad de censura y, desde hace unos meses, ha consolidado el brazo de represión digital. Así, la mayoría de los bloqueos de páginas web se ejecutan vía Cantv, los ataques de denegación de servicio que impactan a los medios digitales se estructuran en el interno de la empresa y los ataques SNI, los más sofisticados así como el phising desde el aparato del Estado, provienen de la infraestructura de Cantv.

“Todos los que usan como servicio de Internet a Cantv están en el ojo del huracán y son vulnerables a la censura digital” comenta una fuente ligada a la estatal que pide no revelar su identidad.

En esa misma línea, Fran Monroy, periodista especializado en telecomunicaciones, destaca que lo mejor que puede hacer cualquier ciudadano que quiera evitar más bloqueos es contratar un servicio privado de Internet.

“Aunque eso no te garantiza que no pase, pues las empresas privadas son obligadas a cumplir con la censura, pero éstas son más flexibles y muchos bloqueos dejan de serlo después de un tiempo. Pero no es así en la estatal Cantv, que mantiene bloqueadas más páginas web que el resto y que, además, tiene la capacidad de hacer phising, atacar webs vía DNS y filtrar contenidos vía SNI”.

Desde el pasado fin de semana, cuando la oposición intentó pasar por las fronteras del país varios cargamentos de ayuda para paliar la crisis de miles de ciudadanos que sufren de enfermedades crónicas y desnutrición, entre otras, el brazo de represión de los que ocupan el poder, tanto tradicional como digital, comenzó a hacer su trabajo.

En el tema digital, según Vesinfiltro, se han bloqueado cerca de nueve accesos hasta el día de hoy, entre ellos Twitter, YouTube, Instagram y, desde hoy por primera vez, Soundcloud, una plataforma de audio que permite a miles mover sonidos en las redes. La razón del bloqueo a Soundcloud estuvo relacionada con el anuncio en audio que envío vía redes el presidente de la Asamblea Nacional y encargado de la presidencia de la República de Venezuela, Juan Guaidó.

En los últimos meses, la censura digital de Cantv ha migrado de simples bloqueos a cortes en los accesos a Internet especializados, todo bajo la mirada de China como el gran proveedor de censura digital.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »