Inicio > Economía > Luis Enrique Ramírez: Producción de gasolina en Venezuela no cubre la demanda local

Luis Enrique Ramírez: Producción de gasolina en Venezuela no cubre la demanda local

 

El ingeniero Luis Enrique Ramírez, experto en el tema de refinación, asegura que existe una escasez estructural de gasolina en Venezuela porque la producción nacional no cubre la demanda, y porque se ha dificultado la importación del producto.

Ramírez, ingeniero civil, con postgrados en el extranjero en materia de Ingeniería y Gerencia de Construcción y un MBA en Finanzas, trabajó entre otras empresas en Corpoven (Pdvsa), y a su regreso del país, con empresas como Tecnoconsult, relacionada con servicios en la industria petrolera. Actualmente, es gerente de la empresa OCALA, especializada en plantas de procesos: la cual presta servicios a refinerías en países petroleros, en especial, del Medio Oriente.

¿Qué explica el hecho de que muchas bombas de gasolina en Venezuela estén cerradas y haya colas de manera regular?

– Eso ocurre cuando la capacidad de refinación está por debajo de la demanda de consumo local: estamos en una producción de 290 mil barriles de gasolina, y el consumo local está en unos 450 mil. No hay gasolina suficiente, y con las restricciones económicas que tiene la nación, no se puede cubrir toda la demanda; que, además de gasolina, también es por diesel.

-A esto añádale los problemas que hoy en día comporta el transporte de la gasolina. Al no haber mantenimiento, el parque de distribución de camiones cisternas tiene que haberse reducido; de modo que también está esta problemática. Las colas son porque la demanda supera a la oferta. Hay menos gasolina en Venezuela de lo que consume el mercado nacional.

¿Usted dice que son 450 mil barriles de gasolina los que consume ese mercado?

-La cifra exacta no la tengo; porque eso se ha reducido mucho. Hay menos vehículos automotores. Nosotros hicimos un estudio en el 2008, y si mal no recuerdo el consumo estaba en unos 450 mil barriles diarios. Ahora debe ser mucho menos. Primero, hay menos industrias; hay menos vehículos; circulan menos porque hay menos gente. Mucha gente se ha ido. ¿Cuánto será ahora el consumo? Ni idea.

¿Cuánto se va por las fronteras de contrabando?

-En ese estudio que nosotros hicimos en el 2008, llamado Sistema y Control del Combustible, observamos que la mayoría sale con camiones cisternas y barcos. Esta realidad no ha cambiado.

-Si hay un cambio de gobierno, este gobierno no puede aumentar los precios a niveles de mercado internacional, y mientras exista arbitraje va a haber contrabando. El contrabando de gasolina en Venezuela es el mejor negocio que hay hoy en día. Es mucho más rentable, incluso, que el narcotráfico; sobre todo, ahora cuando hay menos control. Antes había, al menos, algo de institucionalidad, cuando trabajaban en conjunto Pdvsa con las fuerzas armadas. ¿Cuánto se va por las fronteras? No sabría decirte. La capacidad de compra, que te permite atender el mercado automotor; el diferencial se lo llevan.

-Pero, en efecto, al aumentar los precios de la gasolina, eso te permite ahorrarle dinero a la empresa; sólo que ese aumento hay que hacerlo de una manera progresiva y con una estructura bien formal; pues hay que tener presente que será necesario ir aumentando el poder de compra del venezolano; de modo que pueda cubrir, dentro de sus gastos mensuales el costo de llenar el tanque de gasolina de su carro, cada vez que lo requiera.

¿De EEUU se está importando gasolina?

-Sí, pero ese es un tema que yo no manejo.

¿Y nafta?

-La nafta que se está importando es la que requieren las empresas que operan en las asociaciones estratégicas. Todos los mejoradores están fuera de servicio. Lo que significa que no se está recuperando la nafta, que era una función de estos mejoradores, y al no hacerlo, nosotros lo que estamos produciendo es crudo diluido. Ese crudo diluido necesita nafta, y como no la estás recuperando, tienes que comprar nafta, como parte que va en proporción al volumen que estés produciendo en ese momento; que también va en caída.

-Las mismas asociaciones estratégicas, como me dijo un amigo, eso está produciendo por obra de Dios. Si alguna bomba u otra pieza se daña, si hay el repuesto, se resuelve el problema; pero si no, tienes que parar. O sea, se está exprimiendo lo que se está produciendo. Lo que se daña, no se recupera. Simplemente, dejas de producir. Por eso es que también hay una caída muy fuerte en las asociaciones estratégicas.

¿Qué otros mejoradores se están usando, para diluir el crudo?

-Se está utilizando crudo liviano; se están usando unos mejoradores geológicos,para bajarle la viscosidad al crudo.

¿Cómo ve usted la nueva directiva de Citgo nombrada por Juan Guaidó?

-Me parece bien. Todo el mundo tiene su opinión. Había mucha gente preparada que podría participar allí. Recomendaría para esa directiva dos personas más de avanzada edad; por supuesto, con un alto conocimiento. Considero que Luisa Palacios tiene alta experiencia en los mercados de capitales de EEUU; lo cual es muy importante en estos momentos. Pero yo ampliaría la junta directiva.

-Nombraría a una persona de unos cincuenta años; con alta experiencia en materia de refinación, y con capacidad gerencial; de manera que pueda ir a las plantas, y atender fácilmente las situaciones que allí se presenten, y nombraría a otra persona también con alta experiencia en materia de refinación, con capacidad ejecutiva y experiencia en los EEUU; preferiblemente, que haya trabajado antes en Citgo, que atienda bien una empresa tan compleja. Esas personas serían clave; porque tienen un entendimiento de cómo están las refinerías de Citgo.

-Hay que tener presente que esa junta directiva ha sido nombrada en una transición; por lo que debería arremangarse la camisa, para poder darle las directrices que se requieren en el manejo de Citgo en el corto plazo.

¿Cómo está la situación de las refinerías?

-En muy mal estado. El Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), de una capacidad de refinación de 1 millón de barriles diarios, sólo produce 300 mil b/d y no todas las plantas están operativas. Por supuesto, hay que recuperar las plantas, y hay diferentes maneras de llevar a cabo un proceso de esta naturaleza. Mi opinión es que yo creo en la libre competencia, y, en ese sentido, siendo un activo del Estado, tú pudieras diseñar proyectos; donde el capital privado ayudara a recuperar plantas.

-Pongamos el caso de una planta de destilación atmosférica caída: yo comienzo por ofrecer la capacidad técnica, el dinero. Exploto la planta por un tiempo. Me beneficio con una parte de los productos, que se generen ahí. La otra parte la tomaría el Estado. Eso sería un proyecto viable. Te traería capital del extranjero; socios internacionales, además de que se produciría una reactivación rápida.

-Reactivar Pdvsa es algo muy complejo; sobre todo, en estos momentos, en que hay que proceder a una refundación de su estructura organizativa. Eso te lleva mucho tiempo. Es por eso que Pdvsa tiene que asociarse con capital privado, para reactivar las plantas, bajo esta modalidad, que te estoy planteando.

-Hay modelos de refinerías modulares. Nosotros tenemos bastante experiencia en eso. Incluso, cuando entramos en Irak, mucha gente; que venía de los complejos refinadores nuestros, veían las refinerías modulares como algo que no era viable. ¿Qué se aprendió de ahí? Que las refinerías modulares tienen su mercado, y tienen su realidad. Nosotros estamos trabajando con refinerías modulares, incluso, en Colombia.

-Yo creo que en Venezuela las refinerías modulares se pudieran desarrollar. Eso tiene su rango de aplicación. Vendrían al ser complementarias al complejo refinador existente; mientras tú recuperas las plantas. A estas refinerías, si le dan la libertad adecuada, pueden servir para la reactivación más rápido. Tienen sus limitaciones, en cuanto a los productos, que se van a generar, y en cuanto a la dieta que tiene que recibir. Pero funcionan y son viables económicamente.

-Eso rompería el monopolio de Pdvsa y se fomentaría la libre competencia; que es algo muy sano; porque tú tienes un refinador pequeño, pero que tiene su mercado, y mientras pueda generar producción y cumpla con todas las leyes y normativas ambientales, se atiende las necesidades del mercado en muy poco tiempo.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »