Inicio > El pizarrón Opinión > Jaime García: Camionetotas Sí. Comida No

Jaime García: Camionetotas Sí. Comida No

 

Humanamente, en este país petrolero, fundador de la OPEP y de inconmensurables riquezas áureas, férricas, pesqueras, agrícolas y pecuarias,  es incompresible, el desabastecimiento de comida, medicinas y otros bienes de servicio esenciales para la vida y que la cúpula cívico militar gobernante justifica con el bloqueo económico o guerra económica internacional.

Mientras al país continúan llegando bienes y servicios importados, tales como vehículos suntuosos, autobuses usados, bombas lacrimógenas, armamento militar, aceite de oliva, etc, productos de disponibilidad de divisas (dólares) que tiene el gobierno para satisfacer su estatus socio económico, para “Juan Bimba” no hay dólares.

Las sanciones económicas internacionales para algunos compatriotas del alto gobierno; La cupulita cívico-militar gobernante las han transformado en metáforas mediáticas haciéndole creer al soberano que los causante de esta insoportable hambruna es el Imperio Capitalista.

Es extraño, ver a nuestros vecinos de los barrios, caseríos, parroquias demacrados y famélicos y en contraposición observamos a la cupulita gobernante “gordos, gruesos y coloraos”, exhibiendo joyas, ropa y perfúmenes importados. O sea No hay dólares para comida y medicinas pero si hay dólares para los gustos y caprichos en el vestir y el comer de estos funcionarios plenamente identificados.

El hambre nos une. El insoportable racionamiento de agua potable, apagones eléctricos, caída de coberturas en las telecomunicaciones, el precario sistema de salud, escases de billetes, corrupción, despilfarro del erario público, éxodo forzado de amigos y familiares y sobre todo el reciente terror sicológico subliminar contra las protestas pacíficas, ha incitado a que se escuche en un gran clamor nacional.

Para importar las Camionetotas si hay dólares, pero para  la comida y medicinas hay guerra económica.

Como decía el fallecido compatriota Joselo: Vayan pa la auyama con ese cuento.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »