Inicio > Opinión > Domingo Alberto Rangel: Guerra de conciertos

Domingo Alberto Rangel: Guerra de conciertos

 

Sabio consejo: ¡Quien madruga coge agua clara!

Y Donald Trump, conocedor de esa verdad, como parte de la campaña dirigida a revertir el “impeachment” que podría terminar su presidencia antes que construya el absurdo muro. Y de paso asegurar la reelección, decidió que bien vale visitar Miami donde una vez fue derrotado.

Así lo vimos casi en directo merced LA VOZ DE AMÉRICA, cuando conversaba con venezolanos, cubanos y nicaragüenses que son las nacionalidades de origen latino que más sufragan en las elecciones estadounidenses del estado de la Florida. También las que entregan donaciones más jugosas a los candidatos.

El discurso estilo Trump fue corto, duro y directo: El enemigo es el socialismo y el Presidente dejó claro este punto al dirigirse en primer lugar y tras hacer esperar por horas a la audiencia, sin mucho mencionarlos, a Bernie Sanders e Hillary Clinton, sus enemigos demócratas a quienes acusó como militantes de esa ideología.

Aclarado el punto, que es asunto de política interna, Trump se dedicó a fustigar, generando aplausos de la concurrencia, el gobierno de Nicolás Maduro y los militares venezolanos que lo apoyan, sin olvidar a Ortega y los cubanos.

Pero Trump acostumbra lanzar amenazas y ukases que no cumple. Uno fue la promesa de “vaporizar” al gordito de Norcorea. Otro contemplaba acabar con Bashar al-Ásad que resultó un hueso imposible de roer.

Para uno que por ser liberal me resulta tóxico el gobierno chavista-madurista y que por la misma razón me niego a darle un cheque en blanco a quién como Guaidó, evidencias por delante ha nombrado conocidos dinosaurios embajadores previo reparto a contrapelo de la Constitución –Calderón Berti viaja desde hace muchos años… con pasaporte español- y recibe financiamiento de la corrupción venezolana que emigró al norte… de todas maneras me es difícil escribir estas líneas.

Pero por encima de razonamientos chucutos es deber moral hacerlo aunque personas afectadas por la estupidez polarizada protesten cual lo haría un simio molesto porque le retiran de la jaula el banano podrido.

Esas personas ven todo a través del facilismo que nos permitió a los venezolanos… dilapidar al menos en dos oportunidades la inmensidad de recursos con los que la naturaleza, siempre injusta, dotó a nuestra patria… para envidia de nuestros hermanitos latinoamericanos.

Esos connacionales piensan que Donald Trump resolverá nuestros problemas… que lo hará gratis… asociado, claro está, del gobierno colombiano que como es sabido está compuesto de hermanas de la caridad etc.

La realidad me lleva a pensar diferente sin dejar de ser republicano, demócrata y opositor. A ver.

Lo que muchos hermanos venezolanos no quieren entender es que Trump nos usa para su campaña electoral. Evento que se complica con toda la información que está saliendo en donde se descubre que no solo tiene el Presidente yanqui nexos directos con los rusos, sino que usa sistemas gansteriles y sin escrúpulos para atacar hasta a quienes fueron sus más cercanos colaboradores, los que ahora, para librarse de algunos años de cárcel están colaborando con la justicia.

Fíjense los lectores antes de maldecir o replicar con sandeces salidas desde las vísceras, como que uno es Bolichico, que recibe dinero del gobierno o del G 2… que ni por casualidad critica Trump a Rusia por apoyar a Venezuela… afinen la mirada.

Eso de la ceguera o locura generalizada no es nada nuevo en una sociedad embolatada y no somos los únicos: En USA confunden a los demócratas con comunismo o socialismo. La sociedad yanqui en realidad es muy ignorante.

¡De Barack Obama por ejemplo dijeron de todo y hasta McCain, héroe de guerra y gallardo jefe del partido republicano tuvo que salir a defenderlo! Y ahora que Sanders de nuevo presenta su candidatura y se declara socialista, para Trump la mesa está servida.

Lo que tampoco nadie dice en Venezuela es que el gobierno de Nicolás Maduro –el de Guaidó es virtual- no es ningún gobierno socialista, sino estatista, corrupto e incompetente. Y lo que ninguno de los políticos, incluyendo al autoproclamado, dice ni por casualidad es que Voluntad Popular y el grupo de Capriles se definen como socialistas en sus páginas web y así consta en los registros de membrecía de esa mafia internacional que es la IS!!!!

Así he escuchado decirlo a L.L y a Capriles y así decían sus páginas web. Por eso, ante las palabras de Trump esos caballeros no dicen ni pio…

Pero como a veces se cansa uno de remar contracorriente… aceptemos como hipótesis que Trump olvidó su muro y se dispone a ganar la candidatura apoyando al presidente Duque con logística e inteligencia… para guerrear ventajosamente contra Venezuela.

Añadamos a la receta que Colombia desecha sus añejas pretensiones territoriales en el Golfo de Venezuela –o Coquivacoa como lo llaman en Bogotá-… que desestabilizada Venezuela no se desestabiliza Colombia como han señalado voceros de la oligarquía del hermano país y que Bolsonaro tampoco se mete en el estado Bolívar… es decir que en nuestro territorio jamás vendrán batallas nunca vistas desde que el general Morillo desembarcó con 10. 000 veteranos españoles.

Bien, de ser así, y creyéndoles pero sin apostar, cabe comprar cotufas y desempolvar los binoculares… para asistir a las nuevas “Batallas de los Conciertos” como el anodino enfrentamiento que vimos en la frontera, salvo por los muertos del día siguiente que corren a cuenta de Trump, Guaidó y algunos políticos europeos, este viernes 22 de febrero.

Y mientras vienen otras ocasiones no olviden anotarse en alguna lista –mejor en ambas- para EL COMBATE DEL SIGLO… ENTRE EL CLAP NACIONAL Y EL CLAP INTERNACIONAL como siguiente acto de la guerra entre Nicolás y Donald.

Nada, parece que el premio Nobel Milton Friedman se equivocó… tal vez no hay “almuerzo gratis”… pero “notas musicales” y bolsas con alimentos, aspirina y pasta dental sí habrán, no muchas.

De todas maneras tendremos que estar alertas… en todos los concierto escenificados para recaudar fondos supuestamente dedicados a frenar las hambrunas africanas… el ayuno siguió haciendo estragos en los países humanitariamente ayudados… y los vivos se robaron casi todo el dinero recaudado.

¡Como que el viejo Friedman no estaba tan errado aunque Maduro, Ramos Allup, Leopoldo, Rosales, Timoteo, Capriles, Julio Borges y el Chuo piensen lo contrario… el primero enfrentado a los otros caballeros y estos entre sí a causa de la conformación del nuevo CNE EN EL EXILIO!

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »