Inicio > Cultura > Tips para una piel radiante

Tips para una piel radiante

 

Dentro de los cuidados de la piel se encuentra la exfoliación, un procedimiento muy sencillo que consiste en frotar suavemente ciertas sustancias sobre la piel, con la finalidad de ayudarla a liberarse de su capa de células muertas y devolverle la tersura y luminosidad.

Ahora, hay algo que no se suele tener en cuenta: no todas las pieles deben exfoliarse con la misma frecuencia y, por norma general, ninguna piel debe exfoliarse más de una vez a la semana (a menos que el dermatólogo indique lo contrario por alguna razón en específico).

Por otra parte, hay que ser sensatos. Si la piel está reseca, enrojecida o presenta cualquier otro tipo de lesión, se debe prescindir de la exfoliación.

4 exfoliantes corporales con aceites esenciales

A continuación te proponemos 4 recetas de exfoliantes corporales preparados con aceites esenciales y otros ingredientes naturales cuyo efecto positivo sobre la piel está comprobado científicamente.

Ojo: no se debe abusar de la cantidad de aceites esenciales bajo ninguna circunstancia. Con tan solo utilizar unas gotas es suficiente.

1. Azúcar y té verde y aceite esencial de menta

Exfoliante natural

Ingredientes

  • Azúcar moreno.
  • 1 taza de té verde (100 ml).
  • Unas gotas de aceite esencial de menta.

Preparación

  • Prepara el té verde como de costumbre. 
  • Aparte, en un bol, mezcla el azúcar y unas gotas de aceite esencial. Agrega el té verde y remueve.
  • Sobre la piel húmeda, aplica el exfoliante y realízate un masaje de forma ascendente y con suavidad.

2. Aceite esencial de árbol de té y café

En lugar de desechar los restos de café molido después de preparar la bebida, te proponemos que lo aproveches como ingrediente para preparar otro de los exfoliantes corporales con aceites esenciales.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de café molido residual de cafetera (30 g).
  • Unas gotas de aceite esencial de árbol de té.
  • 1 cucharada de miel de abejas o aceite de oliva (10 g).

Preparación

  • Mezcla los ingredientes en un recipiente.
  • Reparte por el cuerpo y realiza un masaje con movimientos circulares suaves sobre la piel húmeda.
  • Retira el exfoliante con agua templada y aplica tu crema hidratante de costumbre.

3. Sales de Epsom, aceite de almendra y té verde

sales de epsom

El aceite esencial de almendras es uno de los productos más amigables con la piel. No solo la nutre, también que le devuelve su luminosidad e hidratación. Por otra parte, el té verde y las sales de Epsom ayudan a limpiar la piel y a prevenir la aparición de impurezas.

Ingredientes

  • ½ taza de sales de Epsom (100 g).
  • 2 cucharadas de aceite esencial de almendra (20 g).
  • 1 cucharada de té verde concentrado (10 ml).

Preparación

  • Mezcla todos los ingredientes.
  • Aplica después del baño sobre la piel húmeda y masajea suavemente.
  • Enjuaga y aplica tu crema corporal de costumbre.

4. Aceite de árbol de té, miel y azúcar

La mezcla de estos tres ingredientes no solo ayuda a limpiar la piel a profundidad, sino que al mismo tiempo consigue hidratarla. Es importante que se utilice miel de abejas natural, sin aditivos, para obtener mejores resultados.

Ingredientes

  • 1 taza de azúcar (200 g).
  • Aceite de almendras, oliva o miel de abejas.
  • Unas gotas de aceite esencial de árbol de té (100 g).

Preparación

  • Mezcla los ingredientes en un recipiente.
  • Aplica sobre la piel húmeda y masajea con movimientos circulares ascendentes.
  • Enjuaga con agua tibia.

Recomendaciones

aceites esenciales

Para asegurarte de que tus exfoliantes corporales realmente cumplen con su función debes tener en cuenta los siguientes aspectos.

  • Compra productos de calidad. Hoy en día es muy fácil conseguir los aceites esenciales, pero no siempre son puros. Lo mejor es acudir a una tienda naturista reconocida.
  • Evita excederte con el aceite esencial ya que, en lugar de aprovechar sus beneficios, puedes lesionar la piel. Con unas pocas gotas es suficiente (5 en total aproximadamente).
  • Guarda tus exfoliantes corporales caseros en frascos de cristal llévalos al refrigerados.
  • Después de cada exfoliación, es importante que te apliques la crema hidratante corporal que utilizas regularmente o bien, algún aceite de consistencia ligera y fácil absorción, como el aceite corporal de coco.
  • Recuerda que no debes exfoliar tu piel más de una vez por semana. Es importante que respetes ese tiempo para no promover la resequedad, la descamación, entre otras molestias.
  •  

    Te puede interesar
    Cargando...

    Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »