Inicio > Regional > En Maracaibo un 30% de propietarios desistió de vender

En Maracaibo un 30% de propietarios desistió de vender

 

El asomo de un cambio político que pueda trascender al plano económico, en medio de la actual situación país, ha impactado al sector inmobiliario de estado Zulia en las últimas semanas, paralizando cerca del 30% de las ventas de propiedades.

Martín Velazco consideraba la venta de su modesto apartamento de 90 metros cuadrados, totalmente amoblado, y situado en un conjunto residencial de la zona norte de Maracaibo. Llegaron ofertas, en el orden de los $ 20.000, en  un mercado “dolarizado” de facto.

El sexagenario consideró la oferta y estaba dispuesto a concretar. Pero avanzado el mes de enero, estalló el actual conflicto de poderes en Venezuela, que no solo sacude la política nacional, sino que, además, mantiene la expectativa abierta a materializar cambios positivos en el sector económico.

Dadas las condiciones, Velazco paralizó la venta. A medida que pasaban los días, fue analizando y rechazó la propuesta. Las razones variaron entre análisis personal, pensando que podría obtener mayor ganancias luego de un cambio político, y motivado también por  la acción de otros vendedores, que revalorizaron sus inmuebles en venta.

Caso similar vivió Suseth Lugo, quien consideraba vender su apartamento en una cifra cerca de los $ 6.000. “Estaba pensando en vender a ese costo, pero si un conocido está vendiendo su vivienda en un edificio cercano al mío, totalmente en gris, por el mismo precio, yo entonces podría aumentarle al mio”, señaló Lugo, y dijo estar expectante.

Por su parte, una asesora inmobiliaria independiente, que prefirió mantener bajo anonimato su identidad, aseguró que “las personas están esperanzadas en que el país mejore en el plano económico, pero es importante que no se creen falsas expectativas”.

“En los últimos días he tenido casos de clientes que se han echado para atrás en los procesos de venta, algunos porque se iban del país y decidieron quedarse a ver cuál es el desenlace de la situación política, y otros porque se retractaron de vender al precio acordado, ahora quieren más”, sostuvo.

El presidente de la agencia Inmueble Fácil, Héctor Alcalá, analizó el actual escenario del mercado inmobiliario  según los clientes que acuden a su empresa y dijo que se trata de un “efecto esperanza”. “Aproximadamente entre un 30 o 40% de los propietarios han desistido de vender sus propiedades, bien sea porque están reconsiderando la idea de no irse del país, de regresarse del exterior, o considerando la idea de que su inmueble puede volver a tomar el valor real” , precisó.

En este contexto, el agente dijo que “hasta ahora las propiedades se han estado cotizando a un precio por debajo del 50% real del inmueble, por el efecto mucha oferta y poca demanda, que hay que colocar precios competitivos para que este mercado de compradores pueda optar por comprar una de estas viviendas cotizadas en el mercado”.

Alcalá sostiene que así como hay quienes están esperanzados, hay quienes “tienen conciencia de que cualquier cambio político no va a repercutir inmediatamente en la economía y el rango inmobiliario”, y estimó que “suceda lo que suceda, los inmuebles en un principio van a mantener el costo que tienen actualmente, porque hay una economía en recesión, por una alta oferta y una baja demanda, quizá si se pueda recuperar un poco el valor, mas no el valor real (de inmediato). Es decir,  mejoraría el precio un 20% o 30%”.

En este contexto, Ricardo Azar, presidente de la Cámara Inmobiliaria del estado Zulia (Ciz), apuntó que, “en las últimas tres semanas, el mercado cambió de ser netamente de vendedores a un mercado de compradores”, y que estos  vendedores están tratando de darle más valor a sus propiedades.

Azar expresó que desde hace tres años, se convivía con “el descenso de los precios y en el último año se estaba vendiendo hasta un 30% por debajo del costo de reposición de un inmueble, entonces todo lo que estaba en el mercado realmente iba muy por debajo del valor real de las propiedades”.

Añadió que esto ha mejorado relativamente, pero que  el costo sigue estando muy por debajo, tomando en cuenta que  no  ha habido un cambio económico atribuible al auge de los precios o el aumento de las ventas, “es una mera expectativa”, sentenció.

Es por ello que Azar invitó a  vendedores y compradores a entender que “este efecto  es coyuntural y no sabemos cuál será su duración en el tiempo, no nos convirtamos en subastadores de inmuebles. Debemos ser asesores integrales, que realmente guíemos al cliente hacia la mejor decisión. Recordemos que los ‘boom inmobiliarios’ son provocados por circunstancias externas,  pero vienen seguidos de bajones drásticos que golpean más fuerte al mercado”.

Panorama

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »