Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > José Manuel Rodríguez: Divagaciones sibilinas

José Manuel Rodríguez: Divagaciones sibilinas

 

Algunos que leyeron mi artículo anterior me han preguntado sobre cómo es eso del Gobierno que, agotado políticamente, quiera continuar gobernando. Lo primero que debo decirles es que no deseo parecer uno de esos analista que asumen entender perfectamente las señales políticas que flotan, como volátiles feromonas. Lo que hago es escribir, me gusta hacerlo, sobre las impresiones que me generan los hechos humanos. Es decir, son mis juicios subjetivos de la realidad observada.

Y como sibilino no es ser embrollador hago esfuerzos para enhebrar ese cúmulo de impresiones recibidas. En este caso sigo el rastro de “socialismo” que va dejando el grupo dominante del gobierno y observo una combinación de Estado paternalista y libre mercado. Y veo que tratan de mostrárselo a sus opositores para buscar ententes de gobernabilidad. Ojo, hablo del grupo de mayor poder, supongo que hay otros dispuestos a radicalizarse para cualquier lado.

Este grupo dominante, que se sabe agotado, apuesta a alcanzar una negociación política con la derecha internacional. Sabe que la de aquí ahora no cuenta, sus ambiciones desesperadas dieron paso a las marionetas, y eso no tiene fácil recuperación. Basta con ver el escandaloso silencio de sus partidos tradicionales. Ahora están como caimán en boca de caño.

Pues bien, el grupo gobernante parece dispuesto a la cohabitación aferrándose a la propuesta de México, Uruguay y una cierta parte de Europa. Es su oportunidad de mostrar que lo que buscan es acercarse más a aquel Estado Benefactor europeo, que al control hegemónico del Estado chino o de Cuba. Y en eso Rusia ayuda, como Irán, Turquía o Sudáfrica, que andan en lo mismo. Por cierto, el socialismo sin poder colectivo no es socialismo.

La tarea ahora de ese poder internacional alternativo es tratar de torcerle el brazo al Capitán América que amenaza y hace desplantes en representación de las corporaciones mundiales. Habra que ver si la urgencia que tienen esas corporaciones de ponerle la mano a nuestro territorio es frenada por los que se preguntan pragmáticamente ¿intercambio global o America first?

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »