Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Orlando Ramírez: Juan Guaidó; El Presidente Legítimo

Orlando Ramírez: Juan Guaidó; El Presidente Legítimo

 

La Doctrina Democrática como filosofía política para gobernar Repúblicas se fundamenta en el establecimiento de una de una serie de Poderes Públicos, que  actúan independientemente; sobre ellos descansan las sociedades para lograr  Justicia, progreso, Libertad, Paz, equilibrio, tolerancia…Estos poderes se legitiman periódicamente  a través del voto del ciudadano, de cada país; convirtiéndose como el más poderoso Poder, sencillamente  es la Voz de Dios.  De acuerdo a lo señalado, veamos unos extractos de dos  artículos que emanan de nuestra vigente Constitución99, los cuales reafirman lo señalado: Art.5. La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo,  quien la ejerce directamente… e indirectamente,  mediante el sufragio…Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular   y a ella están sometidos.

Estimados lectores pongan atención al Art. 70: Son medios de participación y protagonismo del pueblo en ejercicio de su soberanía, en lo político:  la elección de cargos públicos, el referendo, la consulta popular, la revocación del mandato, las iniciativas legislativas, constitucional y constituyente, el cabildo abierto  y la asamblea de ciudadanos y ciudadanas cuyas decisiones, serán de carácter vinculante, entre otros…

No obstante, de lo diáfano de los  artículos 5 y 70;  han sido vulnerados  sistemáticamente  por Maduro, quien no permitió que su mandato constitucional fuese revocado, en el año 2016  mediante elecciones libres. Utilizó sofismas que a nadie engañó ni adentro ni afuera del país; de la misma manera en ese mismo año las elecciones de los gobernadores debían efectuarse. Ni una ni otra se hizo. El Sr. Maduro de hecho y derecho, se convirtió a todas luces en un Presidente Ilegítimo. Eso significa que todas sus decisiones carecían de legalidad, desde entonces. Él y sus acólitos se empoderaron  de un pavor  al pueblo, el que lo decide todo. De inmediato se avocó a las fabricación de trapisondas de muy mal gusto, inventó una Asamblea Nacional toda poderosa, para contrarrestar  a La Asamblea Nacional Legítima que el Soberano había elegido, el 6D del 2015, con 112 Diputados, conformando las dos terceras partes; mientras ellos escasamente lograron 55 representantes, apenas un 33% del electorado.  Ante esta evidente paliza de votos, entraron en pánico que los abrumaban porque sabían de antemano que elección que hicieran por vía legal perderían por largo trecho, entonces prepararon todo para que no se evidenciara la fortaleza mayoritaria de la oposición. Sobre todo el mensaje estaba dirigido al mundo exterior más fácil de engañar, según se desprende de sus inoficiosos cálculos.

El 16J del 2017, ante la insistencia del régimen la de crear una Asamblea Nacional fraudulenta, el pueblo se organizó y produjo una gesta histórica espontánea e inolvidable, con una votación popular cerca de los ocho millones, diciéndoles que no crearán  esa Asamblea; sin embargo la llevaron a cabo, importándole un comino la votación del 16J. El pueblo fue desdeñado desde todo punto de vista.

Para el 20 de Mayo del 2018, el tramposo Consejo Nacional Electoral,   apresuró las elecciones presidenciales por instancias de Maduro, transgrediendo  la fecha del mes de diciembre, en la cual  correspondía realizar las elecciones presidenciales, otra picardía más; además no permitieron unas elecciones libres, con la participación de todos los partidos vigentes. Los líderes como Leopoldo López, María Corina Machado, Enrique Capriles, Antonio Ledezma: Los inhabilitaron y  a otros los aventaron al exilio, no tenía con quien competir en buena lid. Llegaron a decir con la cara más limpia que la votación sobre pasó los 9 millones; pero los centros de votación habían estado sin electores. Todo fue revelado con fotografías, a través de las redes y los medios de comunicación.

La Asamblea Nacional Legítima, dictaminó que este concurso electoral era ilegítimo de igual manera se pronunció La Corte Superior en el Exilio y las organizaciones internacionales atentas al fraude en el cual persistía el ya desacreditado régimen;  y desde ese  mismo momento, el Mandato de Nicolás Maduro se daba por terminado  el 10 de Enero del presente año y desde entonces de nuevo,  Maduro no ha respetado las reglas democráticas y a todas luces se autoproclamó Usurpador y para colmo de males se adueñó del Palacio de Miraflores y el Alto Mando Militar, Amén, ¡qué descaro!  Ahora para continuar desgraciando al país, ha adquirido armamento en condicione de chatarra para   enfrentar a los supra poderes de la OEA, Naciones Unidas y Grupo de Lima, a pesar que la República es signataria de los tratados de todas esas organizaciones. Maduro, a las claras se comporta como Jalisco que cuando no gana arrebata. Por el ineficiente de su gobierno, ha perdido una herencia de 7 millones y medio de votos en su primera elección en el 2013 a unos 2 millones, según las preferencias de un 10% de las encuestas actuales.  Con la AN, de la votación del 6D 2015, Juan Guaidó se proclamó Presidente (E) ante el vacío del Poder. Solo resta que los militares se coloquen al lado del pueblo, su familia e hijos para el 23F; cumpliendo con la Constitución Vigente y su juramento ante los signos patrios y no vayan a cometer el abominable error de pegarle o abalear a sus propios hermanos.                              

¡¡¡Si así lo hicieren que Dios y la Patria os lo honren, sino que os lo demanden!!!

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »