Inicio > Política > El “efecto Guaidó” sacude a la política venezolana

El “efecto Guaidó” sacude a la política venezolana

 

Guaidó no es un paracaidista de la política. Nacido el 28 de julio de 1983 en el estado Vargas, formó parte de la generación de jóvenes que en 2007 se levantó contra el gobernante Hugo Chávez por el cierre de Radio Caracas Televisión

 Por PEDRO PABLO PEÑALOZA/DLA

Reconocido por decenas de países como Presidente legítimo de la República Bolivariana y aclamado por millones de venezolanos que luchan por el cambio en su país, Juan Guaidó era prácticamente un desconocido hasta hace unas semanas.
Guaidó no es un paracaidista de la política. Nacido el 28 de julio de 1983 en el estado Vargas, formó parte de la generación de jóvenes que en 2007 se levantó contra el gobernante Hugo Chávez por el cierre de Radio Caracas Televisión (RCTV), y que luego le propinó su mayor derrota electoral en el referendo sobre la reforma de la Constitución que se celebró a finales de ese año.

Sin embargo, este ingeniero industrial egresado de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB) de Caracas no formaba parte del liderazgo juvenil más mediático y estuvo a la sombra de otros como Freddy Guevara, Stalin González, Yon Goicoechea, José Manuel Olivares y Ricardo Sánchez, quien luego saltó pasó a las filas del chavismo.

En Voluntad Popular (VP), partido fundado por Leopoldo López y en el cual milita desde 2009, tampoco ocupó puestos de vanguardia ante la opinión pública. Allí el protagonismo recaía sobre figuras como Carlos Vecchio y David Smolansky, hoy en el exilio, Luis Florido -separado de la organización en 2018- y el propio Guevara, quien permanece desde noviembre de 2017 refugiado en la residencia del embajador de Chile en Caracas.

Guaidó comenzó su ascenso a la cúspide de la Asamblea Nacional en 2017, cuando asumió la dirección de la Comisión de Contraloría. Al año siguiente ejerció la coordinación de la fracción de la Unidad y el 5 de enero de 2019 fue elegido por sus pares como jefe de la Cámara, respetando el acuerdo de gobernabilidad firmado por los partidos que reservaba ese cargo a VP para este periodo.

La historia de su vida y del país cambiaría el 23 de enero. Ese miércoles frente a miles de personas que marcharon por las calles de Caracas para exigir el retorno de la democracia, levantó su mano derecha y se juramentó como presidente encargado de Venezuela. A partir de ese preciso instante, el casi ignoto dirigente se convirtió en el líder más importante de la oposición venezolana tanto dentro como fuera del país.

Nace una estrella

Guaidó expresa dos realidades que atraviesan a la cúpula opositora. Por un lado está un intento complejo de renovación, atendiendo a la dinámica interna de los partidos, y por el otro, el resultado de la persecución desatada por el chavismo, que saca del juego a los actores tradicionales y fuerza la irrupción del relevo.

“El ‘efecto Guaidó’ genera desconcierto generalizado entre la capa más alta del régimen que agobia al país todo. La exageración absurda inunda el discurso oficial por la inesperada aparición de una figura presidencial capaz de unir las voluntades para superar estos 20 años de atraso sectario y empobrecimiento generalizado”, comentó el profesor Luis Bravo Jáuregui, investigador de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Bravo Jáuregui subrayó que “Juan Guaidó trae la reconfortante esperanza de que es posible cambiar sin excesos innecesarios, de modo constitucional. Crea sanas expectativas para las mayorías”. El mandatario interino repite que actúa bajo el marco de la Carta Magna, siguiendo una hoja de ruta clara: cese de la usurpación de Nicolás Maduro, instalación de un Gobierno de transición y convocatoria a elecciones libres.

Basado en los conceptos del filósofo argentino Ernesto Laclau, el sociólogo Luis Gómez Calcaño opinó que el presidente encargado opera como la “‘superficie de inscripción’ de demandas heterogéneas y contradictorias que en un momento dado se concentran en una narrativa y una imagen y las convierte en un mito movilizador”.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »