Inicio > Política > ¿Por qué hay gente que ya vive como si Maduro no existiera?

¿Por qué hay gente que ya vive como si Maduro no existiera?

 

Lo mejor que he escuchado es esto: “Es como si Maduro no existiera”. Porque hay gente que comienza a vivir la vida como si la Presidencia de Guaidó no admitiera discusión alguna. Es gente de pueblo. Es gente llana. Que ya asume el presente mirando el futuro.

Por Juan Carlos Zapata

La pregunta era sencilla. ¿Cómo observas los nombramientos que están haciendo Juan Guaidó y la Asamblea Nacional? Y la respuesta no solo es aprobatoria sino también de confirmación de que Guaidó ya gobierna y que falta poco, tal vez muy poco, para que cese la usurpación por parte de Nicolás Maduro y se convoquen las elecciones libres. El segundo punto de la ruta Guaidó, el gobierno de transición, lo dan como un hecho, la gente lo antepone al primer paso, pues para los encuestados la transición ya comenzó.

¿Cómo entender esta convicción?

-Por la credibilidad en el líder.

-Por el apoyo de la comunidad internacional.

-Por el respaldo de los Estados Unidos que estiman será decisivo.

-Porque la gente se sabe mayoría y parte de un movimiento que empuja el cambio.

-Porque la gente también quiere creer en algo y ve, allí, la luz en el túnel.

Es un espíritu que contagia y se extiende, y ello explica, en consecuencia, que Guaidó y la Asamblea Nacional estén la ofensiva, asumiendo competencias y preparando el terreno para el cambio. Pues no hay que esperar que caiga el régimen para tener avisados y preparados a los profesionales y técnicos, a los equipos que se ocuparán de las relaciones internacionales, y de empresas como PDVSA y Citgo, y de la búsqueda de recursos, y de la ejecución del Plan. Del Plan País.

La gente entiende, sin embargo, que mientras no se dé el quiebre en la Fuerza Armada no ocurrirá el traspaso de poder definitivo. Ahora, esa misma gente está convencida de que el quiebre se producirá pronto. Y esto es quizá lo que motiva a los ciudadanos a manifestarse en cada ocasión que Guaidó convoca. Y ello explica que las concentraciones del 2 de febrero superaran a las del 23 de Enero que ya fueron grandes; y las del Día de la Juventud, 12 de febrero, superaran a las del 2 que fueron inmensas, y con toda seguridad la próxima sobrepasará a las anteriores, pues la gente lo que quiere es mostrar fuerza, fuerza unitaria, y que se vea esa fuerza, y que se entienda que es un mensaje directo a la Fuerza Armada: el mensaje de que Nicolás Maduro se ha quedado solo, sin pueblo, y que si la Fuerza Armada lo sigue respaldando, se quedará también sola con su responsabilidad ante la historia. La gente le está señalando el camino a la Fuerza Armada de reivindicarse, tal cual se reivindicó el 23 de Enero de 1958, dejando solo al dictador Marcos Pérez Jiménez. Juan Guaidó lo ha dicho a los militares. Se los ha dicho. “Maduro no protege a nadie”.

Hay los que respondieron con escepticismo. Son los de mayor nivel educativo. Profesionales y empresarios, tres banqueros. Dijeron que han vivido muchas frustraciones y no quieren pasar por lo mismo aunque reconocen que este es el mejor momento de la causa del cambio. Son los que analizan con cabeza fría y señalan: Esos nombramientos son de papel. ¿Dónde está el poder real? Se lo preguntan y, sin embargo, reconocen que:

-Se ha logrado detener transferencias de recursos que pretendía hacer la usurpación.

-Se ha logrado denunciar y detener operaciones de venta de oro que pretendía ejecutar la usurpación.

-Se ha logrado que países adviertan de cuentas secretas, por ejemplo, de PDVSA.

-Se ha logrado que China analice a fondo la situación de Venezuela.

-Se ha logrado que las empresas se lo piensen a la hora de hacer negocios con el gobierno de la usurpación.

-Se ha logrado conseguir fondos e insumos para la ayuda humanitaria, y todo un movimiento global a favor de esta.

-Se ha logrado que la comunidad internacional escuche, escuche a Guaidó y a su equipo: la decisión del Parlamento de Italia es una señal en tal sentido.

-Se ha logrado que haya más sanciones, y los dirigentes de la usurpación, se sienten más cercados.

Los más optimistas observan que lo alcanzado, aun poco, es grande. Y que Juan Guaidó comienza a cumplir su palabra. Ellos no piensan en la frustración. Guaidó les ha hablado de cada paso y cada fase y de los tiempos de ejecución, y les ha hablado, con realismo, de que nada se podrá conseguir sin la participación del pueblo, y los ciudadanos le han dado un voto de confianza, y se lo dieron, en primer lugar, para que se juramentara como Presidente Encargado, para que diera el paso y, en segundo lugar, para que asumiera competencias, y haga lo que está haciendo. Ellos saben que Guaidó les dijo en los primeros cabildos abiertos que el 23 de Enero no era el día en el que todo iba a cambiar. Sino que era el comienzo de una lucha. Les dijo que sería el comienzo de la esperanza, y ello es lo que con exactitud ha ocurrido. Renació la esperanza, y a mayor esperanza, más ganas y más espíritu de lucha.

Es un espíritu que contagia y se extiende, y ello explica, en consecuencia, que Guaidó y la Asamblea Nacional estén la ofensiva, asumiendo competencias y preparando el terreno para el cambio. Pues no hay que esperar que caiga el régimen para tener avisados y preparados a los profesionales y técnicos, a los equipos que se ocuparán de las relaciones internacionales, y de empresas como PDVSA y Citgo, y de la búsqueda de recursos, y de la ejecución del Plan. Del Plan País. Ya hay un Tribunal Supremo designado y que opera desde el exterior. Ya hay una Asamblea. Falta que Guaidó ocupe el Palacio de Miraflores. Y la gente mira esto. Que se está acercando el día. Y por ellos es que muchos actúan y viven como si Maduro no existiera.

Un considerando mío, para terminar: Guaidó y la Asamblea están obligados actuar en consecuencia con la hoja de ruta para demostrar que la fe sigue intacta, o mejor, que la fe se fortalece con cada decisión, y cada respuesta, y que es posible alcanzar los objetivos. Es la vocación de poder. Sin esta, la causa está perdida.

 

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »