Inicio > Economía > ¿Por qué tanto secreto en las negociaciones entre Guaidó y China?

¿Por qué tanto secreto en las negociaciones entre Guaidó y China?

 

¿Se reunieron o no se reunieron representantes de Juan Guaidó en Washington con diplomáticos chinos? Una portavoz del Ministerio de Exteriores chino lo niega. Pero hace unas semanas otro portavoz dijo que se estaban manteniendo conversaciones con “todas las partes”. Para Maryhen Jiménez Morales, investigadora en el Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oxford, este enredo esconde un “grave problema” por algo obvio: “La diplomacia secreta tiene que ser secreta”. La politóloga explica al diario ALnavío que “sí debe haber encuentros” de China con el equipo de Guaidó, pero “es muy negativo que estos salgan a la luz porque no le da seguridad a China”. La clave ahora para Guaidó es “ganarse a los chinos”, insiste.

María Rodríguez (ALN)

El papel que ejerza China en la pugna Juan Guaidó-Nicolás Maduro se presenta clave. Guaidó lo sabe. Por eso insiste en ganarse el apoyo de China con lo que más le puede interesar al país asiático: que Venezuela levante la producción petrolera y que esta vuelva a ser un “negocio próspero” para China. Pero también para Rusia, EEUU… Eso prometió el presidente encargado de Venezuela en una reciente entrevista a Rusia Today. Y China, ¿qué piensa hacer?

Por lo pronto tiene un enredo que aclarar. Según publicó The Wall Street Journal, diplomáticos chinos se reunieron con representantes de Guaidó (Carlos Vecchio y su equipo) en Washington. China estaría preocupada por el futuro de sus proyectos petroleros en Venezuela y por la deuda que el régimen de Maduro mantiene con el país asiático, cuantificada en casi 20.000 millones de dólares, según precisó el diario estadounidense.

El Ministerio de Exteriores de China negó el encuentro

WSJ reseñó, citando fuentes cercanas a los participantes de la supuesta reunión, que en el encuentro se discutieron “los periodos de gracia sobre los planes de pago (de Venezuela a China), para otorgarle un respiro potencial al Gobierno de transición venezolano”. De ser cierto, la apuesta de China por Guaidó estaría cada vez más cerca.

No obstante, este miércoles la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, negó el encuentro entre el equipo de Guaidó y diplomáticos chinos. “Esa información es falsa. Es una fake news”, dijo a los periodistas que le preguntaron por el artículo del WSJ, tal como recoge Reuters. La portavoz añadió que los “asuntos” de Venezuela deben resolverse a través del diálogo, reiterando la postura inicial manifestada por China.

Esta postura choca con la que se había percibido del Gobierno chino respecto a Venezuela en las últimas semanas. Según WSJ, “el Ministerio de Relaciones Exteriores de China había sugerido que se estaban llevando a cabo discusiones con la oposición venezolana y que Beijing quería que se respetaran sus intereses (los de China)”.

En concreto se manifestó en esta línea Geng Shuang, otro portavoz del Ministerio de Exteriores chino. Según recogió WSJ, Geng dijo que Beijing “ha estado en estrecha comunicación con todas las partes de diversas maneras sobre la situación en Venezuela”. Añadió que “no importa cómo evolucione la situación” en el sentido de que “la cooperación entre China y Venezuela no debe ser socavada”. De ahí que la postura de China parece que se enreda.

Para Maryhen Jiménez Morales, investigadora en el Departamento de Política y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oxford, este enredo esconde un “grave problema” porque “la diplomacia secreta tiene que ser secreta”. Explica en declaraciones al diario ALnavío que “sí debe haber encuentros” de China con los representantes de Guaidó, pero “es muy negativo que estos salgan a la luz porque no le da seguridad a China”.

Con todo, Jiménez Morales insiste en que el papel del equipo de Guaidó debe ser “cumplir con la diplomacia secreta en secreto y estar dispuestos a renegociar con China”. Ahora la clave es “ganarse a los chinos”, dice la investigadora. Advierte que “no es fácil porque la oposición no es homogénea y algunos querrían romper con China”.

Y no sólo es cosa de Venezuela y China. También está la presión de EEUU. “Seguramente esté forzando para que haya una postura más firme hacia China. Está claro que la dependencia absoluta que Maduro tenía con China, después no la va a haber porque entrarán más países inversores”, apunta Jiménez Morales.

Así, la politóloga insiste en que es un “tema muy delicado”, sobre todo para Venezuela porque “China es un actor crucial y puede bloquear los avances”, advierte.

En una entrevista anterior, Jiménez Morales recalcó que es lógico pensar que China esté manteniendo conversaciones con ambos lados (de Guaidó y del régimen). El motivo es claro. “Dado que 90% del pueblo venezolano ya no apoya al gobierno de Maduro y dado que este se quedó aislado internacionalmente, China está en una posición muy complicada si mantiene la postura de sostener este régimen. Porque el comercio, básicamente, se va a ver afectado”, explicó Jiménez Morales al diario ALnavío.

Asimismo, “la inestabilidad institucional y legal, al no ser Maduro presidente legítimo de Venezuela, también le crea a China mucho conflicto dentro del propio Gobierno y dentro de las empresas que han invertido en Venezuela”, declaró la politóloga.

China tiene razones para apoyar a Guaidó

Al margen de este enredo, “China sí tiene razones muy claras para cambiar de aliados y traspasar su apoyo hacia el gobierno transitorio liderado por Juan Guaidó”, explican en un artículo publicado en ALnavío Jiménez Morales y Xiaoyu Lu, también investigador en el Departamento de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad de Oxford.

Según ambos investigadores las razones que justificarían el apoyo de China a Guaidó son estas:

1 Política pragmática

“Las preferencias de China se centran en una política basada en el principio del pragmatismo”, defienden estos investigadores. Es decir, China podría sacrificar la ideología por los intereses económicos a largo plazo.

2 Trabajar con un gobierno eficaz

“El Gobierno chino está interesado en trabajar con un gobierno eficaz y receptivo para continuar su comercio e inversiones”, apuntan. De ahí que el Estado fallido en el que se ha convertido Venezuela pueda alejar a China de Maduro.

3 Relanzar la economía

“Será en beneficio de los propios intereses chinos no sólo aceptar sino facilitar un cambio político en Venezuela que busque relanzar la economía y el bienestar”, afirman ambos investigadores.

En este sentido, recuerdan que Guaidó invitó a China a pensar en sus propios intereses económicos. “China ha sido testigo de primera mano del saqueo del régimen de Maduro”, dijo Guaidó en una entrevista con el South China Morning Post.

4 Oportunidades en la era post-Maduro

Ambos investigadores subrayan que Guaidó alentó al Gobierno y las empresas chinas a ayudar a reconstruir el sector del gas y petróleo, pero también la industria ligera”.

Por otro lado, “la experiencia de China en infraestructura, vivienda y comunicación representa otra posibilidad más para la inversión” en una era post-Maduro, recalcan.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »