Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Marlon Quintero: ¿Se puede o no se puede impulsar una rebelión democrática?

Marlon Quintero: ¿Se puede o no se puede impulsar una rebelión democrática?

 

¿Se puede o no se puede desarrollar la unidad superior, como en efecto se ha venido configurando a partir de la organización del Frente Amplio Venezuela Libre y la Plataforma Nacional de Conflicto, como instrumentos estratégicos de dirección política colectiva para enfrentar y derrocar a la dictadura?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE articular todas las fuerzas democráticas venezolanas en un plan, que ponga en marcha todas las formas y métodos de organización y de lucha para derrocar a la dictadura, a través de la rebelión democrática?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE desarrollar un movimiento asambleístico nacional que vincule orgánica y políticamente a toda la sociedad venezolana con la dirección política nacional, a través del ejercicio de la democracia directa, para organizar a las bases del pueblo y ponerlas en acción permanente contra la dictadura hasta su derrocamiento definitivo e iniciar la reconstrucción nacional?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE, a partir del impulso del movimiento asambleístico, (diseminado en todo el territorio nacional y en todos los espacios comunitarios, sociales, gremiales, sindicales, campesinos y estudiantiles) lograr el surgimiento de miles y miles de liderazgos nacionales, regionales, locales y sectoriales que asuman la dirección orgánica y política de las luchas de las mayorías contra la dictadura y por la reconstrucción nacional?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE atraer y aglutinar a todo ese pueblo chavista, estafado, engañado, desilusionado y descontento ante tanta corrupción, incapacidad, chantaje, manipulación, que el régimen de Maduro ha conjugado para empobrecer y condenar al hambre y la miseria a millones de personas?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE sumar y canalizar todo el descontento de las fuerzas militares y policiales, articularlas a las luchas ciudadanas en un solo plan cívico-militar que amparados en los artículos 333 y 350 de nuestra Carta Magna marchen juntos en dirección de la rebelión democrática?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE, basado en el inmenso descontento social, en la gran capacidad de convocatoria y movilización, en la aspiración de cambio que anida en las mayorías, en la disposición de lucha mostrada por el pueblo venezolanos en los últimos años, organizar, convocar y dirigir una poderosa huelga nacional indefinida con movilizaciones de protestas y estallidos de rebelión en todo el país hasta que la dictadura caiga hecha añicos?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE desarrollar un movimiento de rebelión democrática de carácter, nacional, nacionalista, soberano, independiente, autónomo y sin tutelajes foráneos, que deponga la usurpación, asuma la transición y cree las condiciones para celebrar elecciones libres y transparentes?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE concitar y conciliar todo el apoyo internacional, toda la presión política y económica del mundo y sus naciones para rescatar nuestra democracia sin intervencionismo militar, ni transgresión a nuestra soberanía territorial e independencia política?

¿SE PUEDE O NO SE PUEDE poner en marcha un programa de desarrollo y reconstrucción del país con sentido nacional, basado en una nueva democracia, desde el protagonismo social y asambleístico, que impulse una revolución industrial y agrícola productiva, soberana e independiente, que ponga todos los esfuerzos del estado y las instituciones al servicio de la producción nacional, un programa de carácter popular, que beneficie a las mayorías, desposeídas, empobrecidas y depauperadas, que se avance en el marco de una nueva ética ciudadana que valore el trabajo y el esfuerzo, la honestidad y el cuidado de los recursos públicos?

¿Se puede o no se puede? ¡Claro que se puede!

Todo el poder para las Asambleas Populares, embrión de la nueva democracia.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »