Inicio > Regional > Caracas retrocedió 40 años en materia de transporte público

Caracas retrocedió 40 años en materia de transporte público

 

Horas de espera y pocos autobuses.Caracas sin transporte público. En una cola de 20 personas, en la avenida Francisco Solano, en Sabana Grande, esperaba Eliezer Rodríguez. Eran las 3:40 pm y llevaba más de 25 minutos aguardando por la camioneta que lo trasladara a La Florida, el sector donde vive en el municipio Libertador.“En los últimos dos años el transporte público ha desmejorado mucho. Las camionetas pasan cada media hora”, dijo. La situación es más crítica en horarios nocturnos, fines de semana y días feriados, asegura. “La espera puede ser el doble, porque hay menos unidades”, comentó mientras se ubicaba, junto a los otros usuarios, bajo la sombra de un árbol.Rodríguez, quien trabaja en Catia, invierte más de dos horas al día para poder trasladarse de su casa al trabajo y viceversa, en las dos rutas que debe tomar (La Florida – Sabana Grande y de ahí a Catia). Desde el año pasado ha optado por caminar desde Sabana Grande a La Florida, cuando el transporte “desaparece”.

“En Catia el problema es aún peor. Uno puede pasar entre 40 minutos y una hora esperando”, manifiesta.

Para los caraqueños, aguardar por transporte público implica un lapso cada vez más largo y el servicio ya no ofrece calidad. El problema es consecuencia del deterioro de las unidades y la falta de acceso a insumos para el mantenimiento.

“La situación es la más severa que se ha vivido en los últimos tiempos. La cantidad de unidades que hay están en muy malas condiciones: entre 75% y 90% de las unidades están paralizadasporque no tienen acceso a los repuestos”, expresó Celia Herrera, presidente de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad (Sotravial).

El quiebre del servicio de transporte inició en 2014, cuando para los dueños de las unidades comenzaron a quejarse porque los insumos eran innaccesibles. La degradación llevó a que el sistema de transporte público retrocediera hasta finales de la década de 1970, según calculó Herrera.

“Hemos retrocedido al menos 40 años, a la época de la creación del Metro de Caracas, que en un momento era modelo a nivel latinoamericano en sistemas de transporte masivo”.

Traslado limitado

Esta falla genera repercusiones en la calidad de vida de los caraqueños. Según Herrera, alrededor de 70% de la población en el país se traslada en transporte público, porcentaje que cada vez incrementa por el deterioro de los vehículos particulares.

En la misma cola, junto a Rodríguez, estaba Gabriela González con unos minutos más de espera. Asegura que el deterioro del sistema de transporte ha afectado en su rutina, porque debe salir temprano de su trabajo para poder tomar el bus.

“Uno debe apresurarse, porque además de la espera en la cola, las camionetas están trabajando menos tiempo”, expresa González, quien trabaja en Chacaíto y vive en La Florida.

Anteriormente usaba el Metrobús que cubre esta ruta. Sin embargo, desde hace un año este servicio es “casi inexistente”.

Entre una y dos horas de espera

El tiempo de espera en las paradas de autobuses se mantiene en incremento, mientras la flota sufre las consecuencias de la desatención: restan pocos buses. En el municipio Libertadorquedan en funcionamiento alrededor de 600 unidades de transporte, según calculó Luis Alberto Salazar, director del Comité de Usuarios del Transporte Público.

“La hora de espera del caraqueño por transporte es entre una y dos horas en promedio. El déficit de unidades imposibilita el poder movilizarse”, expresó Salazar.

Según las cifras que lleva esta organización hasta enero de 2019, en las líneas de Chacaítofuncionan 60 unidades de 300; en la de Los Frailes en Catia apenas 10 autobuses de 60 y en la de Valle-Coche operan solo  100 de 400. Todas paralizadas por falta de repuestos y mantenimiento.

Salazar señala que, en la capital, las parroquias que han resultado más afectadas por la falta de transporte son SucreAntímanoMacarao y Caricuao. Con mayor énfasis en las zonas troncales.

En el caso de la parroquia Sucre, el vicepresidente del Bloque de Conductores del Oeste, Braulio Cedeño, indica que en las rutas de este sector quedan trabajando alrededor de 400 unidades de las 2 mil 300 que contabilizaban en el año 2010.

“Al sistema de transporte lo está devorando la hiperinflación. Sostener un vehículo se ha hecho muy cuesta arriba, por lo costoso de insumos y repuestos. Esa es la razón de la crisis que atravesamos”, expresa Cedeño.

Nelson Vivas, presidente del Bloque de Transportistas del Suroeste, informó que esta zona la operatividad es de alrededor de 25%.

En la ruta que cubre Antímano-Capitolio están laborando menos de 20 unidades. Mientras que en las rutas de La India, en El Paraíso, las unidades disminuyeron de 225 a 70 en tres años.

En las rutas internas en Caricuao de 40 camionetas resta menos de la mitad, según Vivas. En esta parroquia, compuesta por pequeñas líneas, se ha reducido las unidades que prestan servicio, además de la falta de repuestos, porque han migrado a “rutas exprés”, en las cuales sacan mayor provecho económico.

Desde la estaciones Zoológico y Ruiz Pineda parten buses que llegan hasta Zona Rental y Chacao, en un viaje directo que atraviesa la autopista Francisco Fajardo. En estos tramos el cobro es muy superior al del pasaje convencional.

“Esta migración a los viajes exprés ha afectado las rutas internas. Además, se pone en peligro laseguridad de los pasajeros y del tránsito. Estas son camionetas viejas, de los años setenta, que no están aptas para estos recorridos”, señaló Vivas.

“A pesar de la espera, las camionetas son más rápidas que el Metro. Allí puedo tardar hora y media, mientras aquí el viaje es de 30 minutos si no hay cola en la autopista”, señala Alejandrina Navarro.

Eran las 4:00 pm y Navarro, próxima a embarcar llevaba 20 minutos esperando en una cola que pasaba de 25 personas. No obstante, a partir de las 5:00 de la tarde el panorama es más complicado; en las horas pico la cola se agranda, al igual que el tiempo de espera que puede pasar de una hora.

En las horas pico, las personas en cola en Zona Rental para Caricuao pueden tardar más de una hora en abordar

Mantenimiento y costo

4:45 pm. Más de 20 personas esperaban en la acera frente a la plaza La Candelaria. Las camionetas pasaban llenas. Algunas se detenían y unos pocos pasajeros lograban colarse dentro de automóvil sin espacio. Mientras quien se daba labores de pregonero gritaba por encima de la bulla la dirección del autobús: avenida Andrés Bello.

Así llevaba Nancy González media hora esperando. Ya había dejado pasar cuatro camionetas hacia la Andrés Bello, donde se dirigía, todas llenas. “Pasan pocas y es imposible montarse. Fui a comprar pan y aquí aún está la misma gente”, dice.

Los usuarios en La Candelaria suelen esperar al menos media hora para abordar un autobús

“Lo principal del problema es que las unidades son muy viejas, más de 30 años y no ha habido sustitución de la flota. En Venezuela no hay ensambladoras que estén funcionando”, refiere Hugo Ocando, presidente del Bloque de conductores del Oeste.

El gasto básico mensual que requiere una de estas camionetas, para enero de 2019, es alrededor de BsS. 558 mil. Este monto cubre los 18 litros de aceite que demanda, los filtros de aceite, de aire, de gasoil, más el lavado y engrase.

Además, un caucho, cuesta al menos BsS 329 mil para este 7 de febrero, según la tasa oficial del dólar (BsS 3 mil 297), y las unidades necesitan cambio de neumáticos cada seis meses.

Al aceite se le suma el precio de los cauchos y baterías que tampoco pueden costear. En este déficit influye la tarifa del pasaje urbano fijada en BsS 70 hasta 7 de febrero, la cual -aseguró Ocando- es insuficiente.

El conductor indica que debería establecerse el valor de un pasaje entre 1 dólar y dólar y medio, como sucede internacionalmente. Representaría entre BsS 3 mil 297 y BsS 4 mil 945, calculados a tasa oficial de este 7 de febrero. Argumentó que este costo sería equivalente a las tarifas de transporte en otros países.

Efecto Cocuyo

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »