Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Pasqualina Curcio: El bufón sentado en el trono

Pasqualina Curcio: El bufón sentado en el trono

 

¡Vayan pasando, señoras y señores! ¡Para ilustración del público presente y buen ejemplo de las generaciones venideras! ¡Vengan a ver el mundo patas arriba!

Vengan a ver a quien autoproclamándose presidente de la República, sin siquiera haber sido candidato, mucho menos haber obtenido un solo voto, dice ser demócrata y llama usurpador y dictador a quien en contienda electoral en la que participaron más de 9 millones de votantes ganó con el 67%.

Pasen y miren al Parlamento Europeo reconociendo al bufón y desconociendo al Presidente electo de Venezuela. Afirman que no tiene legitimidad.

En actitud injerencista le da un ultimátum para que convoque elecciones presidenciales en 8 días. Lo tildan de dictador pero le exigen que viole la Carta Magna: en Venezuela, el Ejecutivo Nacional no tiene competencias para llamar a elecciones presidenciales.

Entren y vean a Trump tratando de convencer al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y al mundo de que en Venezuela hay una crisis humanitaria. Clama: ¡Hay que intervenir y salvar al pueblo! ¡Venezolanos, estamos con ustedes! Mientras tanto, en un acto de piratería y pillaje bloquea 20 mil millones de dólares propiedad de todos los venezolanos. Equivalen a la importación de medicamentos y alimentos para 10 años.

Pasen y vean a aquellos venezolanos que dicen ser demócratas pero que hacen un llamado abierto a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para que apoye un golpe de Estado.

Vean cómo irrespetuosamente reparten panfletos de amnistía en los cuarteles y chantajean a soldados para que rompan su juramento bolivariano de defender la Constitución, la soberanía y la Patria.

Vengan a ver a los que con pasaporte venezolano vergonzosamente recorren el mundo y visitan a los halcones para implorar más bloqueos y embargos contra el pueblo bolivariano. Se arrodillan y ruegan por una intervención militar, por una guerra en tierras venezolanas.

Pasen a ver a nuestros países vecinos que, cual colonias sometidas al imperio norteamericano, prestan sus territorios para la eventual intervención militar en Venezuela poniendo en riesgo la paz de todo el Continente.

De las guerras se sabe cuándo empiezan, no cuándo terminan.

Basado en “La escuela del mundo al revés” de Eduardo Galeano.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »