Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Noticias > Cátedra Pío Tamayo: Presidencia de Guaidó ¿vamos hacia una transición?

Cátedra Pío Tamayo: Presidencia de Guaidó ¿vamos hacia una transición?

 

Centro De Estudios De Historiactual

IIES / FACES  UCV

Ponentes

Pablo Hernández Parra

Cecilia Sosa Gómez

Moderador

Agustín Blanco Muñoz

Lunes 04 de febrero del 2019

Sala E de la UCV Hora: 3:00 pm

Agustín Blanco Muñoz

En la pasada sesión de la Cátedra Pío Tamayo nos preguntamos si la presidencia de Juan Guaidó tiene la base real que le permita alcanzar los objetivos que le otorga la CRBV y de esa manera contribuir a enrumbar -como se ha dicho- este ex país hacia una transición política que deje atrás esta compleja y difícil situación.

Y agregábamos una segunda preocupación referida al planteamiento táctico-estratégico para arrancar el mando-poder a los militares y a Maduro-PSUV. En este sentido consideramos que el llamado rescate, recuperación y transformación de Venezuela pasa por la  aclaratoria de lo que es un proyecto de transición, especificando a qué se refiere y al cómo ponerlo en práctica.

¿Hay un proyecto de transición con algún plan del qué es y cómo puede funcionar?

Hoy nos corresponde reflexionar sobre las posibilidades reales de Juan Guaidó como presidente (e) para cumplir con el llamado a elecciones y echar las primeras bases para una transición política que signifique el verdadero inicio del camino hacia la conformación de una nueva realidad. Porque, en teoría, todo proceso transicional tiene como norte el paso o cambio de un sistema a otro. De un orden, régimen o modelo a otro.

Hasta ahora en la llamada historia republicana sólo hemos dado paso a “hombres y procedimientos nuevos”

Hasta el presente en la historia de esta Venezuela calificada de republicana, soberana e independiente, sólo se conoce la continuidad, el consabido cambio para darle paso a los “hombres y procedimientos nuevos” con las mismas ideas, propósitos y retos: disfrutar el poder en todas sus formas bajo la prédica del cambio en beneficio de toda la sociedad en el marco de la constitución y leyes de la república”.

Y en cada ocasión, el señalamiento en el discurso político de la parte triunfante expresa que el más favorecido es el pueblo, las grandes mayorías sociales. Según  este decir, las clases adineradas permanentemente se sacrifican por el pobre y no es verdad que lo manipulan y utilizan para ponerlo a su servicio o explotarlo.

¿Qué se entiende hoy aquí por ¨transición”?

¿Pero qué  se entiende hoy aquí por transición? ¿Cuáles son las ideas, la plataforma ideológica y política sobre las cuales se organiza un movimiento para construir una nueva realidad social, política, económica, militar que se traduzca  en el mejor vivir de la gente y en la conformación de instituciones que aseguren la permanencia y desarrollo de esos logros?

La revolución es un viejo término utilizado para dejar las cosas igual o peor

Ya los caudillos-héroes-patriotas-libertadores del siglo XIX y el XX aludieron permanentemente a esto de la revolución para hacer ver que ahora  si se producirían los cambios, capaces de contribuir al surgimiento de la tan esperada Nueva Venezuela. Pero este es un término utilizado por todos los bandos, indistintamente, para dejar las cosas iguales o peores. Lo que ha persistido es la penuria y miseria de las mayorías. Se trata, en definitiva, de recordar quiénes ponen los muertos cada vez que se requiere ajuste en la sociedad que permita alcanzar las metas fijadas por sus propietarios.

¿Dónde y cuándo se ha hecho presente una verdadera transición?

¿Cómo señalar un momento de este proceso republicano sin presencia de pobres- hambrientos? ¿Acaso no está la estadística correspondiente en la Venezuela agropecuaria y en la industrial-petrolero-minera? ¿Cómo negar que “la fiebre del oro” adelantada por el naciente capital comenzó un ciclo de muerte  que tiene plena continuación en este siglo XXI? ¿Dónde está entonces la transición?

Y esto obliga a ir más lejos: desde la esclavitud al capitalismo monopolista o la global-explotación ¿ha habido una transición que signifique libertad, igualdad y fraternidad para todos? ¿Todo se reduce a la disminución de la opresión, un supuesto mejoramiento de las condiciones de vida y la aparición de un código que impone el “respeto a los derechos humanos”?

La transición se remite pasar de un sistema de explotación a otro

Y  en medio de un mundo en guerra permanente y con plena vigencia de los mecanismos que garantizan la muerte, se dice que hay garantía de la vida. ¿Hay que entender, en definitiva y conclusión, que la transición es  el paso de un sistema de explotación a otro y que la inmensa mayoría de lo que se ha  tenido como humanidad está hoy  condenada a  todas las formas de muerte?

Y el proclamado socialismo-comunismo no se ha apartado de esa línea

Y conste que los llamados a liberación social que se conocen, apoyados  en tesis como las de Marx y Engels, consideradas como revolucionarias,  en la práctica han llegado al mismo punto: a aumentar el engaño y garantizar por las vías  igualmente perversas y clasistas la continuación del orden explotador. De modo que el proclamado socialismo-comunismo que se entendió doctrinariamente como la contraposición al capitalismo de la más denigrante explotación, ha sido plenamente reivindicado por la llamada práctica revolucionaria que se inicia en Rusia 1917.

¿Qué quiere decir entonces transición para rescatar la democracia?

¿Cómo es entonces esto que aquí se plantea hoy una transición para rescatar la democracia?  ¿Y qué es eso de la democracia a reivindicar? ¿La democracia esclavista de los griegos  que tan buena vida ha tenido? ¿La democracia del voto  que se llega a calificar como el mayor legado de Rómulo Betancourt en el trienio adeco 1945-48? ¿Una democracia-voto que nace de un golpe de Estado a un gobierno considerado como democrático?

¿Se buscaba la transición y todos los medios se justificaban? ¿Los 10 años de influencia y gobierno perezjimenista detuvieron la transición que finalmente se implanta en 1958 al producirse la huida del dictador y su séquito?

¿Cómo se explica que los “creadores” de la democracia hayan sido los mismos que contribuyeron a derrumbarla?

Y los 40 años, considerados por muchos como de esplendor democrático y los mejores de nuestra vida republicana, ¿son el producto de una transición, a pesar de registrar unos 5000 muertos por razones políticas? ¿Por qué y cómo se derrumba esa supuesta transición para dar paso a otra de igual naturaleza que se propone dar  muerte a la vieja república para crear una “nueva y revolucionaria”?

¿Cómo explicar que buena parte de los actores de la llamada cuarta república haya contribuido a matar  su creación? ¿Y  qué sigue? Una nueva y supuesta transición que en la voz de Hugo Chávez, su máximo  héroe-caudillo-libertador proclama su objetivo: “Vengo a destruirlo todo”.

¿Y cómo ocurrió el paso de la democracia republicana a VeneCuba socialista y revolucionaria?

Y tal y como lo anunció llegó a cumplirlo. Echó las bases  para el establecimiento de una realidad  llena de más violencia y con el agotamiento y muerte de lo que quedaba de instituciones. Es la puesta en práctica de una revolución socialista-comunista del siglo XXI. Y Venezuela, bajo la guía y orientación de Fidel Castro, el PCC y el G2 cubano conforma desde el 2003 una alianza que la convierte en parte de Venecuba.

A lo largo de 20 años la revolución ha tenido en las oposiciones un valioso aliado

A lo largo de 20 años esta revolución ha tenido en las oposiciones, consciente o inconscientemente, un valioso aliado. Ya en un inicio de ese “proceso” se vio inhibición y un dejar hacer libremente por buena parte de quienes asumieron la condición de opositores y que a la hora de las elecciones presidenciales del 2000 no hicieron nada por enfrentar al binomio militar Chávez-Arias, mientras al candidato civil Claudio Fermín no llegaron a  tomarlo en cuenta.

Sobre estos partidos y desde el Caracazo de 1989 recae un gran vacío. Entonces fueron puestos de lado por un pueblo desesperado y hambriento que pronto vería en Chávez un salvador, que aplicará una política de reivindicación social.

La base principal de esta llamada revolución es la entrega de tarifas a cambio de lealtad

Es la puesta en práctica del otorgamiento de la tarifa a cambio de apoyo y lealtad a la revolución. Está en la base principal de una revolución que se ve firmemente agredida por la baja de los precios petroleros y luego por las medidas económicas del EEUU-Trump que actúan con miras a desestabilizar un gobierno que cada vez se pliega más a chinos y rusos, violando las leyes que rigen “los patios traseros”.

En tales circunstancias este ex país pasa a formar parte de los objetivos que deben ser controlados y obligados a continuar en la posición de favorecimiento preferencial a los EEUU y más ahora cuando hay total seguridad de las inmensas reservas petroleras y mineras.

Y en medio de este cuadro ¿qué significa hoy un presidente encargado?

¿Y en medio de este cuadro que significa aquí hoy un presidente encargado, un aspaviento popular haciendo gala de mucha capacidad para una lucha espontánea, regida básicamente por lo emocional, sin visión ni planes organizativos y con el pensamiento fijo en la salida milagrosa y rápida de esta dictadura que no se alcanza a ver en su justa dimensión como dictadura militar-civil?

¿Está planteada en esta Venezuela, tomada por la angustia-desesperación, una transición o simplemente salir de este régimen-revolución de la destrucción para colocar “nuevos hombres”? ¿Cómo es esto de que lo calificado como usurpación sería derrotada por un gobierno de transición que procedería a llamar a elecciones libres? ¿Qué es entonces una transición?

¿No nos basta acaso 520 años de invasión? ¿o sólo estamos escogiendo entre cuál es peor o mejor?

¿Se piensa acaso que en el punto de partida de esta tal transición puede -y debe- estar una invasión extraordinaria de EEUU? ¿No nos basta con 520 años de invasión? ¿No es suficiente con la invasión que recae sobre este ex país y que hoy le abre campo a chinos, rusos, árabes y otros frentes?

De ser superada esta compleja y difícil coyuntura: ¿saldrá fortalecida entonces la dictadura militar-civil y derrotada la tesis o aspiración de transición-usurpación-elecciones libres? ¿Podrá abrirse en algún momento una nueva puerta de negociación que limite las posibilidades de una confrontación que haga de las armas su principal fundamento?

Estas son parte de las cuestiones que consideramos como objetivos de discusión ante este complejo panorama.

Coordinadores

Agustín Blanco Muñoz / Mery Sananes / Danielita Barrolleta

Telefónos 605 2536 / 605 2563 / 0416 638 7320 / 0414 333 6515

abm333@gmail.com / merysananes@gmail.com

dbarrolleta@hotmail.com

http://historiactual.blogspot.com

http://catedrapiotamayoucv.blogspot.com

Te puede interesar

Cargando...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »