Inicio > Economía > Trinidad y Tobago evalúa cómo las sanciones de EEUU a Pdvsa afectan el acuerdo de gas con Venezuela

Trinidad y Tobago evalúa cómo las sanciones de EEUU a Pdvsa afectan el acuerdo de gas con Venezuela

Trinidad y Tobago está evaluando cómo las nuevas sanciones petroleras de los EE. UU. a Venezuela afectarán su plan de importar gas natural de su vecino.

Por Argus Media | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Las empresas de gas Trinidad y Venezuela firmaron una hoja de términos a fines de agosto de 2018 para que Trinidad comprara 150 millones de pc / d de gas desde el campo Dragón en alta mar a partir de 2020, y que luego aumentaría hasta 300 millones de pc / d.

Trinidad necesita el gas para ayudar a terminar con los recortes que comenzaron cuando la producción nacional comenzó a disminuir en 2011. La escasez ha reducido la producción de GNL, amoníaco y metanol.

Trinidad está “buscando consejos” para determinar el efecto de las sanciones en el proyecto del Dragón, dijo esta semana el ministro de comunicaciones, Stuart Young.

“Los departamentos legales del gobierno están examinando hasta qué punto las sanciones podrían afectar la capacidad de Pdvsa para llevar a cabo el acuerdo”, dijo a Argus el ministerio de energía de Trinidad .

Las sanciones de Estados Unidos a la petrolera estatal venezolana Pdvsa son parte de los esfuerzos dirigidos por Estados Unidos para apoyar la restitución de la democracia en Venezuela. Las sanciones incluyen la retención de pagos por compras de petróleo venezolano a favor del gobierno interino de Juan Guaidó. Las sanciones se aplican a los productos crudos y derivados del petróleo, y no mencionan el gas natural.

EE. UU., Canadá y la mayor parte de América Latina reconocen al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino. Trinidad aún considera a Maduro como el presidente de Venezuela, como dijo el 26 de enero el primer ministro Keith Rowley.

La hoja de términos para el proyecto Dragón fue firmada por la compañía de gas estatal de Trinidad NGC, Pdvsa y Shell, cuya plataforma offshore Hibiscus en Trinidad recibiría el gas venezolano.

El acuerdo de compra de gas de Dragón “no es legalmente vinculante, aunque los jefes de acuerdo y otros documentos fueron firmados”, dijo el 25 de enero el ministro de energía de Trinidad, Franklin Khan.

El colapso del plan del Dragón sería “un grave revés” para Trinidad, dijo ayer el Ministerio de Energía.

La producción de gas de Trinidad en enero-noviembre de 2018 promedió 3.59 Bcf / d, un incremento anual de 8.2pc, según datos del Ministerio de Energía.

El apoyo de Rowley a Maduro ha provocado una disputa diplomática con Washington. El embajador de Estados Unidos en Trinidad, Joseph Mondello, dijo que estaba “profundamente preocupado” por el hecho de que Trinidad reconociera “el gobierno antidemocrático e ilegítimo” de Maduro.

Rowley dijo que “se ofendió” ante los comentarios de Mondello. “Hemos preservado la posición soberana del pueblo de Trinidad”, dijo.

Trinidad no apoyará una invasión de Venezuela para derrocar a Maduro, dijo Rowley, y agregó que Trinidad y los Estados Unidos no estaban “en guerra” por Venezuela.

“Lo que tenemos es una diferencia de opinión. Y mantenemos que Trinidad tiene derecho a tener una diferencia de opinión con cualquier país en cualquier asunto en interés de la gente de Trinidad”.

Trinidad se ofreció como mediadora para resolver la disputa política en Venezuela, pero Maduro no se ha comunicado con el gobierno de la isla, dijo Rowley.

Trinidad y Tobago está evaluando cómo las nuevas sanciones petroleras de los EE. UU. a Venezuela afectarán su plan de importar gas natural de su vecino.

Por Argus Media | Traducción libre del inglés por lapatilla.com

Las empresas de gas Trinidad y Venezuela firmaron una hoja de términos a fines de agosto de 2018 para que Trinidad comprara 150 millones de pc / d de gas desde el campo Dragón en alta mar a partir de 2020, y que luego aumentaría hasta 300 millones de pc / d.

Trinidad necesita el gas para ayudar a terminar con los recortes que comenzaron cuando la producción nacional comenzó a disminuir en 2011. La escasez ha reducido la producción de GNL, amoníaco y metanol.

Trinidad está “buscando consejos” para determinar el efecto de las sanciones en el proyecto del Dragón, dijo esta semana el ministro de comunicaciones, Stuart Young.

“Los departamentos legales del gobierno están examinando hasta qué punto las sanciones podrían afectar la capacidad de Pdvsa para llevar a cabo el acuerdo”, dijo a Argus el ministerio de energía de Trinidad .

Las sanciones de Estados Unidos a la petrolera estatal venezolana Pdvsa son parte de los esfuerzos dirigidos por Estados Unidos para apoyar la restitución de la democracia en Venezuela. Las sanciones incluyen la retención de pagos por compras de petróleo venezolano a favor del gobierno interino de Juan Guaidó. Las sanciones se aplican a los productos crudos y derivados del petróleo, y no mencionan el gas natural.

EE. UU., Canadá y la mayor parte de América Latina reconocen al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino. Trinidad aún considera a Maduro como el presidente de Venezuela, como dijo el 26 de enero el primer ministro Keith Rowley.

La hoja de términos para el proyecto Dragón fue firmada por la compañía de gas estatal de Trinidad NGC, Pdvsa y Shell, cuya plataforma offshore Hibiscus en Trinidad recibiría el gas venezolano.

El acuerdo de compra de gas de Dragón “no es legalmente vinculante, aunque los jefes de acuerdo y otros documentos fueron firmados”, dijo el 25 de enero el ministro de energía de Trinidad, Franklin Khan.

El colapso del plan del Dragón sería “un grave revés” para Trinidad, dijo ayer el Ministerio de Energía.

La producción de gas de Trinidad en enero-noviembre de 2018 promedió 3.59 Bcf / d, un incremento anual de 8.2pc, según datos del Ministerio de Energía.

El apoyo de Rowley a Maduro ha provocado una disputa diplomática con Washington. El embajador de Estados Unidos en Trinidad, Joseph Mondello, dijo que estaba “profundamente preocupado” por el hecho de que Trinidad reconociera “el gobierno antidemocrático e ilegítimo” de Maduro.

Rowley dijo que “se ofendió” ante los comentarios de Mondello. “Hemos preservado la posición soberana del pueblo de Trinidad”, dijo.

Trinidad no apoyará una invasión de Venezuela para derrocar a Maduro, dijo Rowley, y agregó que Trinidad y los Estados Unidos no estaban “en guerra” por Venezuela.

“Lo que tenemos es una diferencia de opinión. Y mantenemos que Trinidad tiene derecho a tener una diferencia de opinión con cualquier país en cualquier asunto en interés de la gente de Trinidad”.

Trinidad se ofreció como mediadora para resolver la disputa política en Venezuela, pero Maduro no se ha comunicado con el gobierno de la isla, dijo Rowley.

 

Te puede interesar
Cargando...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »