Inicio > El pizarrón de Fran > El pizarrón Opinión > Alfredo Salgado: ¿El chacal de PDVSA candidato?

Alfredo Salgado: ¿El chacal de PDVSA candidato?

 

Junto con esta entrevista de El Pitazo, en la que el ladrón Rafael Ramírez ofrece su candidatura para salvar al chavismo, hay otra que le hacen a Heinz Dieterich, la BBC de Londres, ex asesor de Chávez, en la cual menciona que Ramírez debería dirigir PDVSA en un nuevo gobierno.

Dentro de la oposición hay gente que gustosamente aceptaría tener a Ramírez como candidato presidencial del chavismo, o dirigiendo PDVSA, e incluso como presidente de la república.

Hay dentro de la oposición quienes pugnan por colocarle una bombona de oxígeno al chavismo. Lo preferirían antes que tener a María Corina Machado de presidente de Venezuela. ¿Quiénes son estos? Pues bien, todos aquellos próceres históricos de la oposición que recibieron su tajada de Odebrecht y de la PDVSA de Ramírez. Quieren un cambio gatopardiano. Que todo cambie para que no cambie nada.

Los ciudadanos comunes y corrientes, que no tenemos nada que ver ni con Odebrecht ni con Ramírez ni con ninguno de sus socios, debemos oponernos fieramente a cualquier operación subterránea, oculta, fraguada en la oscuridad, que busque sabotear la tarea del presidente Juan Guaidó por un lado, con la intención de salvar al chavismo maquillado, renovado, con el objeto final de continuar y aumentar sus negocios del pasado.

En este momento nada pasa por casualidad. Ramírez, el Chacal de PDVSA, se presenta como el campeón del chavismo democrático y del lado de la “oposición”, aparecerán voces impulsando un diálogo “democrático que traiga la paz y nos una de nuevo a los venezolanos”. ¡Agárrense de las manos!, parecerían cantar. No debemos ni podemos caer en esta trampa. Estamos a punto de entrar en un nuevo ciclo histórico, que sepulte las mañas malandras y militaristas heredadas del gomecismo y potenciadas por el chavismo hasta niveles de perversión, y que nos introduciría por fin, en el siglo XXI. Esa oportunidad no puede ser saboteada.

El único diálogo con los próceres históricos del chavismo, es cuadrar su plan de fuga, establecer cuándo, dónde y cómo saldrá la Banda Escarlata, de Venezuela.

Impulsar un diálogo apaciguador, es traición a nuestros muertos, heridos, torturados, detenidos, pero también a quienes estamos con vida.

La única consigna debe ser ¡Pa’lante y pa’l fondo!* No queremos menos.

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »