Inicio > Economía > Esta es la asfixia económica que sufrirá el régimen de Maduro

Esta es la asfixia económica que sufrirá el régimen de Maduro

 

Nicolás Maduro ha optado por ignorar y disimular los impactos políticos y económicos que derivan de la acción mancomunada de los 26 países (hasta ahora) que no lo reconocen como presidente y que en cambio apoyan a Juan Guaidó.

Orlando Zamora/KonZapata

Maduro se apoya en las posiciones del ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, el Alto Mando Militar, y en el extralimitado pronunciamiento político-partidista del presidente del TSJ, Maikel Moreno.

Subestiman Maduro, Padrino López, el Alto Mando y Moreno la profunda debilidad política y económica en la que se hunde irremediablemente el poder hasta ahora constituido, muy agotado y aislado internacionalmente.

No atienden aún el impacto del cerco externo, las sanciones anteriores y las que están por venir, que podrán aniquilar a la cúpula gobernante. Serán acciones inéditas de países de relevancia mundial. Examinémoslas en detalle.

El Secretario de Estado, Mike Pompeo ha insistido en la degradación moral del régimen de Maduro, lo que podría precipitar más las investigaciones penales dirigidas a establecer responsabilidades en turbios manejos de capitales atribuibles a funcionarios del Estado venezolano. En esta línea se ubicarían países como Alemania, Suiza, Gran Bretaña, Dinamarca.

Relaciones económicas con EE.UU. Las relaciones de producción y comerciales de los Estados Unidos están atadas a las decisiones legales y diplomáticas de su Gobierno, por lo tanto, las empresas que le venden a Venezuela pueden optar a una especie de bloqueo no declarado, que suprima o reduzca la negociación de derivados petroleros e insumos requeridos por PDVSA.

Incluso en forma extrema, EE.UU. pudiera en última instancia no demandar más hidrocarburos por el orden de los 13.000 millones de dólares, casi todo cancelado y recibido de contado, a diferencia de los negocios con Rusia. China compra a futuro.

Por otra parte, en el estricto manejo de los principios de propiedad sobre bienes, el gobierno estadounidense pudiese ordenar qué beneficios y derechos antes detentados en la representación presidencial de Nicolás Maduro, le sean transferidos al presidente provisional Juan Guaidó.

Esto involucra a la empresa Citgo, a otros intereses corporativos del Ejecutivo, refinerías ubicadas en el entorno norteamericano, buques tanqueros, también a las transacciones financieras y de oro que Venezuela realiza en ese país.

El Secretario de Estado, Mike Pompeo ha insistido en la degradación moral del régimen de Maduro, lo que podría precipitar más las investigaciones penales dirigidas a establecer responsabilidades en turbios manejos de capitales atribuibles a funcionarios del Estado venezolano. En esta línea se ubicarían países como Alemania, Suiza, Gran Bretaña, Dinamarca.

Con Maduro se abre la posible exclusión de los sistemas de pagos internacionales como el sistema mundial Swift y otros mecanismos de liquidación de transacciones financieras. Se reduciría la cooperación entre bancos centrales y la integración con los bloques económicos regionales disminuiría mucho más que en el presente. ¿A través de cuáles bancos cobrará el país el limitado volumen de petróleo que coloque?

Distanciamiento comercial con países cercanos. La mayoría de las naciones próximas desconocen al gobierno de Nicolás Maduro, lo cual es una gran ventaja para la transición democrática planteada. Pero, un inconveniente serio para Nicolás Maduro.

Potenciales reclamos de los acreedores de deuda venezolana. Hasta el presente el país ha tenido un relativo alivio de sus acreedores, pese a los más de 8.000 millones de dólares en acreencias vencidas. Las demandas presentadas en tribunales de arbitrajes internacionales pudiesen ser adelantadas vista la incertidumbre política reinante.

Las limitadas exportaciones locales podrían retroceder aún más. Estimuladas por la profunda devaluación del bolívar, las potenciales negociaciones de exportaciones no tradicionales agrícolas, de maderas, minerales y etc. se verían seriamente afectadas.

Anuncios previos del BID y el FMI. Estos organismos multilaterales que en el pasado reciente se han alejado de Venezuela por iniciativa del chavismo, han manifestado su voluntad de cooperar en la recuperación económica y se muestran receptivos con las ideas de Juan Guaidó. Estos nexos pueden ser vitales para el rescate democrático en camino.

Al régimen le aguardan más sorpresas de las que calcula. Estas potenciales medidas junto a la dramática crisis interna de Venezuela constituyen una combinación fatal para Maduro y su gente.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »