Inicio > Cultura > Haruki Murakami, biografía del escritor japonés que conquistó el mundo

Haruki Murakami, biografía del escritor japonés que conquistó el mundo

 

Haruki Murakami es uno de los pocos autores japoneses que ha logrado cautivar al mundo con su singular fórmula literaria. En sus libros, aspectos tan básicos como la soledad, el miedo o el desamor se transfiguran con lo surrealista, a través de un amplio surtido de simbologías y maravillosas epifanías oníricas. Murakami es un autor superventas y, a su vez, el eterno candidato al Premio Nobel.

Cuando uno se sumerge por primera vez en cualquiera de sus libros, sucede algo fascinante. Se tiene la clara sensación de que cada una de esas líneas están escritas para uno mismo. Y lo consigue porque tiene la facultad de evocar la nostalgia de esas cosas que, en algún momento, quisimos vivir y no logramos. Pocos autores logran de manera tan sencilla, tocar nuestro universo inconsciente para emocionarnos.

Murakami sitúa siempre como protagonista a un observador. Es ese alguien que atiende intrigado aquello que le rodea: una extraña llamada telefónica, un gato que se pierde, un portal a otra dimensión en el que desaparece un amor… Lo fantástico interactúa con lo cotidiano, pero sin llegar a rozar el realismo mágico de García Márquez. Porque en sus obras, lo apreciamos todo como si estuviéramos viviendo un sueño lúcido.

Tal y como el propio Haruki Murakami suele decir, escribir para él es un modo de soñar. De soñar despierto. En sus páginas se nos abren numerosos portales para descender a otro tipo de conciencia, a un mundo de pozos subterráneos, de animales que se convierten en profetas, de una sexualidad que actúa casi siempre como un acto exorcizante.

Murakami es el David Lynch de las letras y esto hace que su arte, sea demasiado singular para algunos y sencillamente sublime para otros…

“No quiero que entiendan mis metáforas ni el simbolismo de la obra, quiero que se sientan como en los buenos conciertos de jazz, cuando los pies no pueden parar de moverse bajo las butacas marcando el ritmo”.

-H. Murakami-

Haruki Murakami sobre un barco

Biografía de Haruki Murakami, el soñador amante del jazz

Haruki Murakami nació en Kioto en 1949. Una de las ventajas que tuvo en su infancia fue, sin duda, la apertura cultural que sus padres le facilitaron. Ambos eran profesores de literatura, y desde bien niño disfrutó del acceso a libros y música estadounidense. Creció con las novelas más clásicas de la Norteamérica de los años 50 y 60 y quedó cautivado desde bien temprano con el jazz.

Estudió literatura en la Universidad de Waseda (Soudai), pero en esos años como estudiante apenas pisaba las aulas. Su vida, despegada casi siempre de los cánones nipones más tradicionales, se orientó hacia la música y a ese universo nocturno del interior de bares en las grandes ciudades. Trabajó en una tienda de discos y, más tarde, abrió el bar de jazz Peter Cat en Kokubunji, Tokio.

Fue en la universidad donde conoció a la que sería su esposa, Yoko,con quién comparte su afición por la música y con quien regentó también ese bar hasta principios de los 80. Fue en esta década cuando aparecen en el mercado editorial las primeras publicaciones de Murakami. No obstante, su gran éxito llega en 1986 con Norwegian Wood (Tokio blues). En ese momento, inicia una nueva etapa: deja Japón para vivir en Europa y en Estados Unidos.

Universos distópicos, traducciones y un Premio Nobel que nunca llega

Fue en 1995 cuando Haruki Murakami decide regresar a Japón de forma temporal. Lo hace a raíz de dos acontecimientos de gran gravedad: el terremoto de Kobe y el ataque con gas sarín del grupo religioso AUM Shinrikyo. Ambos desastres le sirven más tarde de inspiración para obras tan conocidas como Underground  (1997) y Después del terremoto (2000).

Más tarde, llegarían obras como Sputnik, mi amor, en la que investiga la naturaleza del afecto mientras cuenta la historia de la desaparición de Sumire, un joven novelista. Asimismo novelas como Kafka en la orilla (2002), After Dark (2004) o  1Q84 (2009) son ejemplos de una inventiva que navega en esos universos distópicos donde el lector nunca sale indemne.

Haruki Murakami al lado estantería de discos

Sus simbolismos, reflexiones y ese surrealismo atrapan y desconciertan a la vez. Pocos autores han sabido crear un estilo tan particular capaz de encandilar a tantos millones de lectores. Es más, Haruki Murakami es uno de los mayores autores superventas, alguien a quien año tras año se le sigue resistiendo el Nobel.

Asimismo, cabe señalar su labor como traductor. Suyas son las traducciones del japonés al inglés de los que él considera sus maestros: Raymond Carver, F. Scott Fitzgerald o John Irving. Es además un gran amante de los gatos y el deporte. Participa en maratones y triatlón.

El estilo de Haruki Murakami

Murakami ha vuelto recientemente al terreno de la ficción con La muerte del comendador. Esta novela inmensa, titánica casi y publicada en dos volúmenes, nos devuelve a esos temas que están presentes en sus obras: amor, soledad, trabajo… Una vez más, nos encontramos con su estilo habitual, con universos alternativos, figuras enigmáticas y un terreno abonado para las más intensas emociones.

Los libreros lo adoran. Nadie es como Murakami, señalan. Sin embargo, en su país lo ven como ese outlander que se inclina en exceso por la cultura estadounidense; hasta el punto de verlo como un escritor “pop”. Sin embargo en occidente nos sigue cautivando. Lo hace porque inspira devoción, porque leerlo, es como diría Churchill, un enigma dentro de un misterio. Nos produce extrañeza y nos fascina a la vez.

Haruki Murakami

A día de hoy, sus libros han sido traducidos a 42 idiomas. Ha sido bestseller incluso en Corea del Sur y China. Esa habilidad para entremezclar lo empírico con lo onírico, esa originalidad para trufar las historias con elementos sobrenaturales es algo que parece atrapar a millones de lectores. Porque, a pesar de la extrañeza de sus simbolismos, todos nos identificamos con muchas de esas imágenes, con esas realidades nutridas de afectos, miedos y soledades.

Desconocemos si finalmente será agraciado algún día con el Premio Nobel. Sin embargo, Haruki Murakami ha sabido conquistar el mundo con su estilo, con su impronta singular y única. Con ello, ya ha ganado sobradamente aquello que todo escritor ansía: la admiración de sus lectores.

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »