Inicio > El pizarrón Opinión > Carlota Salazar Calderón: Sentido Común para el 23E

Carlota Salazar Calderón: Sentido Común para el 23E

 

Se ha dicho mucho con respecto a la posición que asumió la Asamblea Nacional el 5 de Enero, cuando declaró usurpador a Nicolás Maduro en la Presidencia de la República y el inicio de un proceso de transición que termine en elecciones libes, competitivas, sin ventajismo alguno. Muchos fueron los intentos de sacar a Maduro como si fuera un corcho, declaratoria del abandono del cargo, de que no es venezolano… todos fallidos por ausencia de apoyo popular. Mientras, todas las fuerzas del gobierno le cayeron en cayapa vaciándola de competencias, lo cual generó el rechazo de la comunidad internacional y de todos los venezolanos que votamos por esos Diputados. La víctima se reivindica, resurge de sus cenizas, cobra fuerza y por supuesto genera una esperanza de cambio que despertó a la sociedad.

Han surgido diferentes apreciaciones legales en cuanto a esta actuación: unas que apoyan que Juan Guaidó asuma la Presidencia de la República, otras que no, unas que no hay usurpación si no vacío de poder. Pero, como hemos dicho en diferentes oportunidades, este no es un tema legal sino político, depende del apoyo de la sociedad venezolana. Para lo cual es indispensable.

Sentido de unidad en torno a un objetivo común: apoyar a la Asamblea Nacional.  Retomar el trabajo político en los barrios, urbanizaciones, calles, en el convencimiento a la gente, que se sienta que sí hay fuerza, respaldo, que no se van a queda solos. Entender el hecho social, que la gente pobre, grandes mayorías, no son flojas, ni sinvergüenzas, sino que sienten que nada puede cambiar esta realidad por las mafias de alimentos, las armas no las tienen los militares si no los colectivos, que no ven otra forma de llevar comida a su casa que no sea con el bachaqueo, hurtando medicinas y revendiéndolas, en el asalto, secuestro, tráfico de drogas… que los que más tienen recursos económicos, minorías,  necesitan cuidar sus empresas, fuentes de trabajo… pero que como todos estamos mal, hay un caldo de cultivo para el trabajo político.

Que no se piense en el día después “D”, que llaman, que coloquen toda su energía en que este proceso pueda reunir la mayor cantidad de voluntades sean adecos, copeyanos, chavistas, independientes… ; sin protagonismos personales, dejando a un lado el fortalecimiento de sus organizaciones políticas; dejar el revanchismo al entender que el chavismo existe, tiene fuerza y que después de esto seguirá teniéndola, y más aún dependerá de la actuación de los que vengan que disminuyan o fortalezcan, recordemos porqué volvió Daniel Ortega en Nicaragua. Que este proceso puede significar la salida de Maduro del poder o no, puede darse una negociación para una transición y elecciones como las queremos o no; el 23E debemos dar todo por el todo pero allí no termina todo… Que todo dependerá de nuestro apoyo con convicción, constancia, amor por el país y deseo de cambio, para lo cual elevo mis oraciones: que Dios nos ilumine y nos abra el entendimiento con sentido común.

Carlotasc@gmail.com

@carlotasalazar

 

Te puede interesar

Loading...
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »