Inicio > El pizarrón Opinión > Arturo Molina: Asamblea nacional y los cabildos

Arturo Molina: Asamblea nacional y los cabildos

 

La Asamblea Nacional ha asumido rol protagónico para despertar la confianza en los ciudadanos e involucrarlos en el marco constitucional para organizar protesta cívica que permita alcanzar el cambio del actual régimen en el poder. La ruta establecida tiene canales diversos para lograr el éxito en la acción emprendida, y la convocatoria a Cabildos abiertos en la extensión de la geografía nacional ha contado con la participación y entusiasmo de los ciudadanos, quienes asisten para recibir información sobre Usurpación, Gobierno de Transición y Elecciones Libres.

Diversas opiniones se han dejado sentir en el seno de la oposición para destacar la fecha del 23 de enero 2019 como emblemática y mostrar al mundo el rechazo de los ciudadanos al actual sistema de gobierno, representado por los llamados socialistas siglo XXI. Aspectos de importancia para quienes abrazan las banderas de la democracia se analizan permanentemente, entre ellas las que tienen referencia en el marco de la legalidad y la legitimidad.

El gobierno de Nicolás Maduro no goza de legalidad al valerse de órgano electoral controlado por el régimen, negando el equilibrio requerido de factores de oposición, gobierno y neutrales, estimulando la violación de la normativa electoral a través de convocatorias a procesos electorales plagados de vicios y sacar de la contienda a partidos políticos y dirigentes con chance de disputar y ganar la elección presidencial. Tampoco goza de legitimidad pues ha contado con un pírrico apoyo popular que no excede los 15 puntos, y el mismo se ha obtenido en buena parte por la presión que han ejercido sobre los funcionarios públicos y beneficiarios de ayudas sociales, quienes han sido obligados a sufragar por su propuesta

El reagrupamiento de los sectores de oposición en torno a la ruta planteada desde la Asamblea Nacional tiene el carácter de lucha activa, consciente, responsable y de compromiso con los venezolanos. El 23 de enero 2019 es una fecha para mostrar el rechazo al actual sistema de gobierno. No es el llamado a la inmolación, ni a la confrontación estéril. Es la vía para convocar a la reflexión a los habitantes de Venezuela a que se involucren en la protesta cívica, pacifica, establecida en la constitución nacional, para alcanzar el restablecimiento del sistema de libertades y salir de la crisis política, económica  social y cultural que el socialismo siglo XXI ha impuesto a los ciudadanos.

La Asamblea Nacional ha dado pasos importantes en sus debates internos, aprobando lo referente a la ayuda humanitaria y la amnistía, además de dejar claro que se actúa sin odio al suscribir mecanismo para el perdón. Quienes juegan posición adelantada es importante revisen las reglas del fútbol, allí se le sanciona con la pérdida de la pelota, y los que corren a pura velocidad indicarles que se den un respiro, porque en oportunidades la carrera es de resistencia. Sin prisa, pero sin pausa.

jarturomolina@gmail.com

@jarturoms1

www.jarturomolina.blogspot.com

 

Te puede interesar
Loading...

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Traducción »